Print Friendly
  • Por instrucciones del presidente Salvador Sánchez Cerén se ha activado la red consular para asistir a los compatriotas en Estados Unidos en situación migratoria irregular.

El gobierno salvadoreño sigue de cerca la situación de los compatriotas en Estados Unidos en situación migratoria irregular, ante las deportaciones que las autoridades estadounidenses han puesto en marcha, aseguró hoy el secretario de Comunicaciones de la Presidencia, Eugenio Chicas.

El funcionario afirmó que la Cancillería ha emitido comunicados con información importante para los compatriotas en Estados Unidos,  mientras que la viceministra para salvadoreños en el exterior, Liduvina Magarín, se ha trasladado a ese país para hacer contactos, visitar los consulados y orientar a la comunidad salvadoreña.

Remarcó que el gobierno salvadoreño es respetuoso de la soberanía de Estados Unidos y su derecho a establecer su política migratoria, al tiempo que destacó los esfuerzos conjuntos para crear oportunidades en El Salvador, y otros países como Guatemala y Honduras, que frenen la migración hacia la nación norteamericana.

El portavoz gubernamental, durante la entrevista El Salvador Ahora, de Canal 10 y Radio Nacional, hizo un llamado a la calma a los compatriotas con status migratorio irregular en Estados Unidos, exhortándoles además a ponerse en contacto con los consulados salvadoreños para recibir orientación.

 

“Hasta hoy las señales no son de mayor alarma, vamos a seguir acompañando el tema, tenemos una mesa de diálogo, estamos orientando a nuestra comunidad, y a la gente también siempre le decimos que tenga prudencia”, expresó.

 

“Estados Unidos seguirá deportando a las personas que hayan cometido delitos, que cometan faltas graves de tránsito, que se emborrachen, que hagan maltrato intrafamiliar, eso es muy penado allá; por lo tanto si se comporta como ciudadano ejemplar, difícilmente va a tener problemas”, subrayó.

 

Reiteró las recomendaciones emitidas por la cancillería salvadoreña a los compatriotas en Estados Unidos, dentro de las que destacó exigir una orden judicial antes de abrir la puerta de sus casas a alguna autoridad migratoria que les requiera y no firmar o imprimir sus huellas digitales en ningún documento sin previa asistencia de un abogado o del consulado salvadoreño.

 

“Nosotros somos respetuosos, son asuntos internos de ese país, por lo tanto lo que tenemos son recomendaciones para nuestros migrantes, un activismo muy fuerte de nuestros consulados, nuestras autoridades están orientando y un diálogo permanente con el gobierno de Estados Unidos”, dijo el vocero presidencial.

 

San Salvador, 5 de enero de 2016.