Print Friendly

El ministro de Justicia y Seguridad Pública, Benito Lara, aseguró hoy que el gobierno se mantiene firme combatiendo a los grupos delincuenciales para llevar paz y tranquilidad a las familias salvadoreñas.

“Hay una decisión firme de este gobierno de combatir la delincuencia haciendo el uso legítimo y proporcional de la fuerza”, expresó el funcionario durante el programa Gobierno Informa.

Explicó que los últimos hechos de violencia, entre los que se encuentran varios ataques a policías, podrían ser parte del rechazo de los grupos delincuenciales a varias acciones contundentes que el gobierno sigue realizando para llevar seguridad al país.

“Hay una situación bastante difícil, compleja, pero que está siendo controlada por la institución que está en la primera fila del combate a la delincuencia que es la Policía Nacional Civil”, expresó.

Añadió que “hay distintas causas: una puede ser la reacción por los movimientos que el Gobierno ha realizado de algunos cabecillas de pandillas al centro penal de máxima seguridad en Zacatecoluca”.

Asimismo, las acciones que forman parte de la Política de Justicia, Seguridad y Convivencia sigue avanzando de tal forma que “chocan con la presencia de grupos de pandilleros que se encuentran en algunas de las zonas”.

“Hay una reacción” a la eficacia en el cumplimiento y ejecución de las acciones de combate al delito, enfatizó Lara.

El funcionario hizo un reconocimiento a los agentes de la PNC “por el esfuerzo de mantener la paz y seguridad de la familia salvadoreña”, al tiempo que descartó que la institución tenga su moral baja.

“Las preocupaciones son normales”, pero si se tuviera una moral baja no habría la operatividad que actualmente tiene la PNC, afirmó.

En Gobierno Informa el director de la PNC, el comisionado Mauricio Ramírez Landaverde, dijo que “es una tarea difícil ser policía, pero es más digna que antes. Es un honor realmente”.
“En una buena proporción depende de lo que hagamos hoy para que país supero esto y por eso lo estamos enfrentaron con valentía y decisión, con firmeza”, dijo el jefe policial.

Explicó que la institución mantiene una gran “operatividad y estamos dando golpes duros”.

“Los grupos criminales se sienten afectados, quieren que ya no lo hagamos y por eso nos atacan. Eso una nuestra de debilidad de ellos, eso indica que están débiles”, aseguró.

San Salvador, 11 de abril de 2015