Print Friendly

  El presidente Salvador Sánchez Cerén anunció hoy que el gobierno solicitará esta semana a la Asamblea Legislativa una modificación al Presupuesto General de la Nación 2015 para reasignar $28 millones a las instituciones que trabajan por la seguridad del país.

“Vamos a asignar $15 millones para la Policía Nacional Civil (PNC) y $13 millones para la Fuerza Armada”, aseguró el mandatario durante el programa Gobernando con la Gente, realizado en el municipio de Zacatecoluca.

La iniciativa, que realizará en los próximos días el ministro de Hacienda, Carlos Cáceres, busca mejorar las condiciones en las que realizan su trabajo los agentes policiales y mantener la operatividad de los soldados que están apoyando las tareas de seguridad.

El jefe de Estado especificó que los $15 millones destinados a la PNC servirán para brindar una gratificación de $600 para los agentes, cabos y sargentos de la corporación policial; $400 para los oficiales y $250 para el personal administrativo.

“Ese sacrificio que hacen estos hombres y mujeres no solo debe de llevarnos al reconocimiento de su labor noble que hacen, de defender a nuestros hijos, a nuestras familias, nuestras propiedades; sino que también tenemos que ver cómo recompensar también esa labor”, subrayó el presidente.

Aseguró también que con estos fondos se reequipará a los agentes con uniformes, con una inversión de $3 millones, y se comprarán más vehículos y armas.

Respecto a los $13 millones que se asignarán a la Fuerza Armada, afirmó que servirán para mantener el apoyo a la PNC de los 6 mil efectivos militares en tareas de seguridad y para mejorar el transporte de estos.

El mandatario añadió que el Consejo Nacional de Seguridad Ciudadana y Convivencia está por llegar a un acuerdo para la formulación de un tributo destinado al financiamiento de la seguridad, el cual, aseguró, sería administrado, verificado y controlado por el Consejo mismo.

El jefe de Estado también se solidarizó con las familias de los agentes policiales y elementos del ejército que han perdido la vida en cumplimiento de su deber, asegurando que “ningún caso va a quedar en la impunidad”.

“Vamos a capturar a todos los hechores que han asesinado a policías y elementos de la Fuerza Armada”, dijo.

“Ahora en este país no hay misión más noble, no hay misión más comprometida con los salvadoreños que la de los policías y los elementos de la Fuerza Armada. Son nuestros héroes, son hombres y mujeres dedicados a defender la vida”, afirmó.

Zacatecoluca (La Paz),  4 de julio de 2015.