Print Friendly
  • El portavoz de la Presidencia destacó las inversiones que se han puesto en marcha para descongestionar los centros de reclusión y brindar rehabilitación; confirmó el plan para mover el penal de Cojutepeque.

 

 

La estrategia que el gobierno del presidente Salvador Sánchez Cerén sigue para fortalecer el sistema penal del país incluye la intervención en cinco centros penitenciarios, tres centros penitenciarios provisionales, libertad condicional para reos de baja peligrosidad y la implementación de brazaletes electrónicos, aseguró el secretario de comunicaciones de la Presidencia, Eugenio Chicas.

 

“Durante decenios el país, con gobiernos anteriores, no invirtió lo suficiente y con el suficiente criterio en mejorar el sistema penitenciario; este gobierno del presidente Sánchez Cerén hoy sí tiene planes muy claros, una ruta muy clara, para fortalecer el sistema penitenciario del país”, dijo el funcionario en la entrevista El Salvador Ahora, transmitida por Televisión de El Salvador y Radio Nacional.

 

Señaló que actualmente de los 20 centros penitenciarios con que cuenta el sistema, sola mente 3 han sido construidos bajo los estándares que deben llenar los centros de reclusión.

 

En ese sentido, detalló que la intervención prevista en cinco centros penales, incluidas granjas penitenciarias, van encaminadas a mejorar las capacidades, las condiciones de seguridad de los mismos, enfocados a garantizar que estos sean centros de reeducación para los privados de libertad.

 

Aseguró también que la construcción de tres centros penitenciarios provisionales en Zacatecoluca, Mariona e Izalco, permitirán albergar a poco más de 10 mil privados de libertad condenados por delitos que no son graves.

 

“Se han aprobado normativas en la Asamblea Legislativa que hoy nos van a permitir también que personas que ya no representen un grado de riesgo de peligrosidad para la sociedad, y que además padecen enfermedades terminales, puedan también ir con su familia”, añadió.

 

“Ese conjunto de cosas estamos seguros que van a aliviar en un proceso la situación penal del país, a esto hay que agregar todos los programas que se están ejecutando con la estrategia de Yo Cambio, que busca efectivamente, reincorporar a la sociedad a quienes han cometido errores”, sostuvo.

 

“Esa segunda oportunidad, esos programas de reinserción parten del criterio de que estas personas se ganen su propia tortilla, trabajen por su familia, porque el trabajo educa”, dijo.

 

El vocero de gobierno también confirmó que se trabaja en un plan para mover el centro penal de Cojutepeque del lugar en que funciona actualmente –está ubicado en plena zona comercial de la ciudad– a otro en donde haya menos riesgos de que se filtren ilícitos al  lugar.

 

Señaló que se está considerando una oferta de la alcaldesa del municipio, Guadalupe Serrano, de un terreno que llena las condiciones para la reubicación, lo cual está siendo estudiado por el Ministerio de Justicia y Seguridad Pública.

 

 

San Salvador, 14 de junio de 2016.