Print Friendly

Superado de manera exitosa el conflicto entre CEL y Enel por el control accionario de LaGeo, el gobierno del presidente Salvador Sánchez Cerén se ha propuesto elevar el porcentaje de producción de la energía geotérmica para procurar un futuro en el que el país cuente con este recurso de forma más barata y se proteja el medio ambiente.

En este marco, el secretario Técnico y de Planificación, Roberto Lorenzana, informó en conferencia de prensa que el país contará pronto con dos nuevos pozos de vapor en la ciudad de Chinameca, en San Miguel, y en las faldas del volcán de San Vicente.

“Son dos pozos que miden 2 mil metros de profundidad y ya salieron positivos (para la generación de energía), eso implica que crece la geotermia. Empezamos con 20 megas adicionales de lo que ahora tenemos”, explicó el funcionario.

Afirmó que el Ejecutivo pretende a través de inversiones estratégicas llevar la generación de energía geotérmica del 25% al 40%, para procurar beneficios a las familias salvadoreñas, a la industria y el comercio en términos de reducción de las tarifas.

El funcionario destacó que el gobierno del presidente Sánchez Cerén logró “en el primer semestre” resolver “exitosamente” el conflicto entre CEL y Enel Green Power, “una decisión que favorece la imagen internacional del país y atrae inversiones”.

El secretario Técnico dijo que el gobierno impulsa y acompaña una cantidad de proyectos estratégicos, los cuales están orientados a las prioridades del Plan Quinquenal de Desarrollo 2014-2019.

Destacó, también en materia de electricidad, la licitación de 100 megas en energía solar con una inversión privada de $200 millones.

Además, “la empresa Energías del Pacifico tiene una licitación ganada de 355 megas,  una inversión que ronda los 800 y 900 millones de dólares, en base a gas natural”, explicó el secretario, a la vez que destacó el apoyo que está brindando el gobierno a estas empresas para garantizar el éxito de sus inversiones.

San Salvador, 9 de junio de 2015.