Print Friendly

 

El presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, está convencido de que una obligación fundamental del gobierno es procurar que todos los salvadoreños sepan leer y escribir, por lo que reiteró su compromiso con lograr que a nivel nacional se erradique el analfabetismo.

 

En su intervención durante el programa Gobernando con la Gente, realizado este sábado en Jiquilisco, dijo que desde la administración pasada, cuando era ministro de Educación ad honoren, se comenzó esta tarea de alfabetizar a la población adulta que por distintos motivos no pudo aprender en su niñez y juventud.

 

“Vamos a terminar esta tarea, vamos a declarar a El Salvador libre de analfabetismo y estamos cerca de lograrlo”, expresó el jefe de Estado.

 

Solo en el primer año de esta administración se han declarado 6 municipios libres del analfabetismo, enseñando a leer y escribir más de 30 mil personas. Estos datos se suman a los 23 municipios en los que se erradicó el analfabetismo en el quinquenio anterior.

 

El esfuerzo en los círculos de educación, que es apoyado por más de 5.000 jóvenes voluntarios, se realiza este año con el doble de recursos que el año anterior, y se espera que a final de 2015 sean muchos más los municipios que alcancen la condición de libres de analfabetismo.

 

“No puede existir en nuestro país personas, hombre y mujeres, que no sepan leer y escribir, es como no ver, es como no conocer el mundo. Por ello es nuestra obligación como gobierno que todos los salvadoreños sepan leer y escribir”, expresó el mandatario entre los aplausos de los asistentes a Gobernando con la Gente.

 

Jiquilisco (Usulután), 15 de agosto de 2015.