Print Friendly
  • El presidente Sánchez Cerén llamó a los alcaldes a evitar medidas de protesta, como el cierre de la autopista a Comalapa ocurrido este martes. Señaló además, que el gobierno ha tomado acciones para solventar sus compromisos con el desarrollo territorial.

 

El presidente Salvador Sánchez Cerén anunció que el gobierno transferirá mañana, 19 de octubre, a las alcaldías los recursos para solventar el pago del Fondo para el Desarrollo Económico y Social de los Municipios de El Salvador (FODES), correspondiente al mes de agosto.

 

El anuncio fue realizado en una conferencia de prensa en Casa Presidencial, en la cual el gobierno también rechazó medidas de protesta como las protagonizadas por algunos alcaldes y empleados de alcaldías este martes, quienes cerraron la autopista a Comalapa exigiendo el pago del FODES.

 

“Ese es un signo gravísimo para el país, y es un signo, hacia afuera del país, negativo”, aseguró el presidente, quien además subrayó que el gobierno ha tomado acciones para cancelar los meses que se adeudan a las alcaldías, situación que, aclaró, ha sido generada por la situación de falta de liquidez que atraviesan las arcas públicas.

 

“No hay razón para que se proceda a actividades de protesta, que el propósito fundamental, lo denunciamos desde el año pasado, es generar desestabilización en el país y yo como presidente no puede permitir que se desestabilice el país”, dijo.

 

Por su parte, el ministro de hacienda, Carlos Cáceres, señaló que el gobierno no ha desestimado la situación que este impago ha generado en las alcaldías.

 

Muestra de ello, aseguró, es que la cartera que dirige ha transferido a las municipalidades la parte del FODES de agosto y septiembre que sirve a las comunas para pagar sus compromisos con la banca, evitando así que caigan en  mora con las entidades financieras.

 

“El día de mañana se va a cancelar el complemento del mes de agosto, que son alrededor de 22 millones de dólares, y continuaremos haciendo los esfuerzo para conseguir la forma de pagar el mes de septiembre”, afirmó.

 

El ministro también explicó que la situación de impago del FODES a las alcaldías (en la cual se deben los meses de agosto y septiembre, puesto que las transferencias se realizan para cubrir el mes vencido) se debe a que este año se han recolectado cerca de 300 millones de dólares menos que los esperados.

 

Pese a esta dificultad, el funcionario hizo énfasis en que el gobierno mantiene su compromiso de cancelar el total de la asignación del FODES presupuestada para este año, que asciende a cerca de 350 millones de dólares.

 

“Si otra fueran las circunstancias, bien pudimos haber ajustado eso, lo que implicaría un sacrificio para los alcaldes más allá [del actual]”, dijo el ministro.

 

 

San Salvador, 18 de octubre de 2016.