Print Friendly
  • Para el gobierno del presidente Salvador Sánchez Cerén el dialogo es la solución a los problemas del país, tal como lo han dicho organismos financieros internacionales, los cuales sostienen que el problema fiscal de El Salvador no es estructural, sino de polarizaciónpolítica y falta de acuerdos.

La urgente necesidad de arribar a un gran acuerdo nacional en materia fiscal, fue uno de los puntos tratados en la fructífera reunión que sostuvo hoy el presidente Salvador Sánchez Cerén con dirigentes de las diferentes fuerzas políticas del país.

Durante el encuentro, que tuvo lugar en Casa Presidencial, los partidos expusieron su voluntad de atender al llamado del mandatario para construir consensos en aquellos temas prioritarios, como las reformas a la Ley Previsional, la Ley de Responsabilidad Fiscal, la aprobación de los $1200 millones en bonos y la aprobación del Presupuesto General de la Nación 2017.
Al encuentro asistieron René Portillo Cuadra (ARENA), en ausencia del presidente del COENA, Mauricio Interiano; Manuel Rodríguez y Mario Ponce (PCN), Rodolfo Parker (PDC), Medardo González (FMLN) y Andrés Rovira (GANA).
Por el lado del gobierno acompañan al mandatario el vicepresidente Oscar Ortiz, el ministro de hacienda Carlos Cáceres, y los secretarios de gobernabilidad, Hato Hasbún, Técnico, Roberto Lorenzana, Privado, Manuel Melgar, y de comunicaciones, Eugenio Chicas.
El jefe de gobierno hizo la invitación abierta a las fracciones políticas durante el programa Gobernando con la Gente, realizado el sábado en Santiago Nonualco, para continuar con el proceso de diálogo impulsado por su gobierno para la consecución de un país productivo.

Y es que en una reciente reunión, representantes del Fondo Monetario Internacional (FMI) expusieron que el país cuenta con un ambiente macroeconómico estable, sin embargo es urgente la necesidad de que hayan acuerdos políticos que permitan dar soluciones a los problemas de caja que enfrenta el Ejecutivo.

“Para el presidente, la idea de este encuentro era ratificar que hay voluntad de continuar en el diálogo de todas las fuerzas políticas, también bilateralmente continúa expresando su voluntad de dialogar con el partido ARENA”, aseguró el secretario técnico y de planificación, Roberto Lorenzana.

Precisó que durante el encuentro, “el presidente hizo un repaso, una mirada global sobre los temas específicos que deben contener un acuerdo fiscal en la que se expresó mayoritariamente coincidencia”, de los partidos políticos.

Para el secretario de comunicaciones, Eugenio Chicas, los mecanismos de diálogo del gobierno siempre han estado habilitados, y si las negociaciones en temas prioritarios como la aprobación de los $1200 millones y la ley de responsabilidad fiscal se suspendieron temporalmente, fue para esperar que el nuevo COENA tomara posesión.

“La mesa de negociación, la mesa de diálogo, siempre ha estado abierta es ARENA quien tiene que darle señales a la sociedad salvadoreña a partir de sus nuevas autoridades, de la disposición, del convencimiento que tiene de hacer del diálogola herramienta para resolver los problemas de país”, dijo el vocero de Casa Presidencial.

Informó que se ha establecido un periodo desde octubre a diciembre del presente año para poder arribar a acuerdos con todas las fuerzas políticas en los temas antes expuestos y construir una sólida propuesta que permita dar solución a los problemas financieros que enfrenta actualmente el país.

“El presidente ha sido claro que estos temas no solo se ventilarán en bilateral con un partido político sino que los más diversos mecanismos se van a desplegar y en ese caso está abierta la posibilidad de bilaterales pero también todos los partidos políticos merecen nuestro respeto y el diálogo también se sostendrá con todos ellos”, dijo.
San Salvador, 3 de octubre de 2016.