Print Friendly, PDF & Email
  • Durante esta semana, también iniciaron los círculos de alfabetización en los departamentos de Ahuachapán, San Miguel y La Paz.

 

El ministro de Educación, Carlos Canjura, y el viceministro Francisco Castaneda, verificaron hoy el inicio del Programa Nacional de Alfabetización (PNA) en el departamento de San Salvador, en donde cerca de 900 voluntarios, en su mayoría estudiantes, acompañarán los esfuerzos para cumplir la meta de erradicar el analfabetismo.

 

Con estos círculos de estudio se espera que alrededor de 20 mil personas, entre jóvenes y adultos mayores, aprendan a leer, escribir y realizar cálculos matemáticos básicos certificándoles con estudios en primero y segundo grado de educación básica.

 

Los círculos de estudio estarán en los municipios de San Salvador, Nejapa, Guazapa, Aguilares, Panchimalco, Santo Tomás, Apopa, Soyapango y Ayutuxtepeque.

 

Además, estarán en Cuscatancingo, Mejicanos, Ciudad Delgado y El Paisnal, donde se dará continuidad educativa en los niveles de dos y tres, equivalentes a estudios de tercero a sexto grado, esfuerzo con el que se prevé, en los próximos meses, declarar libre de analfabetismo al departamento.

 

Solo en San Salvador, el MINED ha alfabetizado a 28,274 personas, lo que ha permitido la reducción del analfabetismo pasando del 8.71% al 5.96%.

 

Los municipios donde se ha superado este flagelo social son  San Marcos, El Paisnal, Rosario de Mora, Ciudad Delgado y Mejicanos.

 

Para lograr declarar libre de analfabetismo a este departamento, se juramentó además a los miembros de la Comisión Departamental de Alfabetización de San Salvador, con el objetivo de convocar a la población en general a participar en la implementación del PNA.

 

El MINED movilizará a 100 mil alfabetizadores voluntarios para que enseñen a leer, escribir y hacer cálculos matemáticos básicos a 360,278 jóvenes y adultos y así declarar a El Salvador libre de analfabetismo.

 

Según estimaciones de la institución, a la fecha se ha reducido en cerca de 8 puntos porcentuales el índice de analfabetismo en el país (pasando del 17.97% al 10.14%) producto de la alfabetización de 330 mil salvadoreños en el periodo de 2009 al 2017.

 

Solo en este primer trimestre del año se han declarado libres de esta condición a los municipios de Ciudad Delgado, Cuscatancingo y Mejicanos (en San Salvador), Candelaria y Oratorio de Concepción (en Cuscatlán), Tecapán y Alegría (en Usulután).

 

Para el ministro de educación, Carlos Canjura, erradicar el analfabetismo requiere un compromiso ético de todo el pueblo salvadoreño que sabe leer y escribir para que, de forma voluntaria, enseñe a los que aún no pueden.

 

“Más allá de estadísticas hay que tomar en cuenta que hay que comprometerse porque no quede salvadoreño sin desarrollar este tipo de capacidades”, dijo el ministro.

 

“No hay ninguna oportunidad de ejercer los derechos ciudadanos si no se tienen estas competencias, y debemos, como aspiradores de una sociedad democrática, asegurar que todos nuestros compatriotas tengan estas capacidades”, agregó.

 

Rosalina Hernández, de 24 años, es una de las personas que está siendo alfabetizada, y aseguró que aprender a  leer y escribir es uno de sus máximos deseos, ya que el analfabetismo ha afectado su desarrollo personal y laboral.

 

“A mí me ha hecho falta, veo estudiantes, los envidio, quisiera volver el tiempo atrás. Quiero motivar a las personas, si yo puedo aprender, ustedes también”, dijo.

 

Por su parte, William Lemus Barahona, alfabetizador voluntario, aseguró que al enseñar a leer y a escribir se está ayudando además a “crear y desarrollar capacidades analíticas y críticas en las personas”, cualidades esenciales para la construcción de una sociedad democrática.

 

 

San Salvador, 15 de febrero de 2018

 

 
Juramentación de Voluntarios Alfabetizadores y Comisión Departamental San Salvador 01