Print Friendly

El secretario técnico y de planificación, Roberto Lorenzana, reiteró el llamado a todas las fracciones políticas de la Asamblea Legislativa para que aprueben la iniciativa de ley para la reforma al Fovial y cumplan su palabra con el convenio de Fomilenio II.

Se refirió particularmente a que el principal partido de oposición no respeta su palabra y que de manera reiterada se encuentran aspectos en los que se comprometen con cosas concretas y no cumplen.

Explicó que cuando se firmó Fomilenio II, la Asamblea Legislativa ratificó el acuerdo y fue aprobado por unanimidad, “en ese acuerdo de Fomilenio estaba establecido que iba a ver el reforzamiento al Fovial en base a un estudio que hiciera Fomilenio, ahora que llegó el momento de aprobar ese refuerzo al Fovial, como una condición precedente para que se hagan las inversiones en carreteras y que el gobierno de los Estados Unidos haga los desembolsos respectivos”, sostuvo.

“ARENA no quiere apoyar el Fovial, cuando se comprometió en aquel momento”, agregó. “ARENA comprometió su palabra y hoy no honra su palabra”, reiteró.

Según el secretario de planificación, Fomilenio II es la principal pieza de cooperación del gobierno de los Estados Unidos con el gobierno de El Salvador. Este convenio incluye como las principales obras de infraestructura vial la construcción de un tramo de la carretera del litoral entre el aeropuerto y Zacatecoluca, un tramo moderno de cuatro carriles; otro tramo entre el desvío de Sirama y el desvío de Santa Rosa de Lima, en La Unión; y un paso moderno en El Amatillo.

La construcción de esas carreteras tiene como condición en el convenio que se hayan aprobado las reformas correspondientes en la Ley del Fovial para tener los ingresos que demandará su posterior mantenimiento.

Por otro lado, el plazo establecido para hacer la licitación de las carreteras es enero 2017, sin embargo, en el caso del tramo de la carretera del litoral, para licitar el trabajo hay una condición previa que estén los desembolsos de Fomilenio II. “Si no hay desembolsos no puede haber licitación, y no podrán haber desembolsos si no está aprobada esta reforma por parte de la Asamblea Legislativa, a la que todos nos comprometimos unánimemente, porque votamos por Fomilenio (II), que tenía ya incluida esa condición”, subrayó.

Con respecto al planteamiento que hace ARENA, de pasar la contribución que se paga en el FEFE al Fovial, Roberto Lorenzana explicó que FEFE es una contribución que se estableció hace muchos años y que hoy tiene un destino concreto para pagar el subsidio al gas. “Pasar ese recurso para el Fovial es un sinónimo de desvestir un santo para vestir otro santo, o sea no se puede hacer eso (…); de lo que se trata es de asumir y mantener todas las responsabilidades con la sociedad o, al menos, frente a los más pobres del país que tienen subsidio al gas y honrar nuestros compromisos”, recalcó.

Según el jefe del Gabinete Económico, el problema de fondo es que no se honran los compromisos, “en política una de las cosas más importante es tener palabra (…), ellos empeñaron su palabra en votar por esta reforma al Fovial cuando votaron por el convenio, ahora se les olvida; quedó establecido en el convenio buscar esta alternativa, quedó establecido en el convenio que se iba a hacer un estudio”, puntualizó.

Fomilenio II hizo el estudio y la medida que se recomendó fue el incremento de $0.17 centavos al galón de gasolina. En este sentido, señaló que existen también otras salidas complementarias, como el de pago de peaje para el tráfico internacional de carga. El Salvador es una especie de canal seco donde pasa el 80% de la carga internacional de México a Panamá y viceversa, y esos furgones que pasan por nuestro país, que son los que más destruyen nuestras carreteras no pagan ni gasolina y usan nuestro territorio y las carreteras. “Por eso, pensamos, que hay que establecer para ellos un peaje para que pueda servir como una contribución adicional”, agregó. “Es una medida complementaria para tener la capacidad de mantener las carreteras del país en buenas condiciones”, manifestó.

Por otra parte, mencionó que El Salvador tiene los precios de combustible más baratos de Centroamérica, el único equivalente es Panamá. “Tenemos precios competitivos y las condiciones para hacer este ajuste que le va a dar un servicio a la comunidad, porque si las calles están bien los carros se deterioran menos, los costos para las familias salvadoreñas son menores”, señaló. En este sentido, también dijo que El Gobierno necesita diputados suficientes para apoyar estas medidas.