Print Friendly

Solo quisiera primeramente pedir disculpas si mi tono de voz me falla  en  un momento dado, pero también las actividades últimas de esos cambios de  clima han afectado mi garganta, así es que, disculpen si el tono de voz no me acompaña.

Pero yo solo después de estas palabras del graduado, pues son tantas cosa que él ha expresado, lo que significa este centro para el país, para mantener la paz en El Salvador y las libertades, y lo que ahora ustedes son y cientos de muchas personas han pasado por estas aulas.

Para mí es muy importante reafirmar que con la firma de los Acuerdos de Paz, en 1992, el pueblo salvadoreño comenzó a recorrer un nuevo camino. Un camino sobre la base de la libertad, la justicia y el bienestar.

Hemos avanzado mucho desde entonces, quizá no como quisiéramos o como esperábamos: la tarea no ha sido fácil. Pero nos distingue la perseverancia y la voluntad de nuestra gente por construir un mejor país.

Ha sido vital la suma de esfuerzos del Estado y todos los actores de la vida política nacional civil para mantener viva la paz y la libertad.

A estos esfuerzos pertenece la puesta en marcha del Colegio de Altos Estudios Estratégicos (CAEE), organismo integrante del Sistema de Educación de la Fuerza Armada, que desde 1993 forma líderes estratégicos que profundizan en los retos, amenazas, fortalezas y oportunidades en materia de seguridad, defensa y desarrollo nacional.

La Ley de Defensa Nacional en su art. 4, inciso 1, establece que la Seguridad Nacional consiste en el “Conjunto de acciones permanentes que el Estado propicia para crear las condiciones que superan situaciones de conflictos internacionales, perturbaciones a la tranquilidad pública, catástrofes naturales y aquellas vulnerabilidades que limiten el desarrollo nacional y pongan en peligro el logro de los objetivos nacionales”.

Entendemos que la Seguridad Nacional es obligación del Estado, pero también es necesaria la confluencia de todos los esfuerzos que provienen de la ciudadanía.

Eso es precisamente lo que hace el Colegio de Altos Estudios Estratégicos a través de este curso: involucrar a la población civil en el abordaje de las nuevas temáticas, tendencias y actores que inciden significativamente en la protección de los más altos intereses del país.

Reconocemos la labor de este centro de estudios que está favoreciendo el encuentro entre profesionales civiles y militares. El CAEE es un referente en la educación superior y estratégica en El Salvador y siempre recibirá todo mi respaldo.

Mis más sinceras felicitaciones y mis mejores deseos para el Vigésimo Tercer Curso de Seguridad y Desarrollo Nacional que hoy se gradúa. Este es un día muy importante no sólo para ustedes, sino para el país.

Para transformar el crítico estado de violencia e inseguridad que vivimos se requiere de personas altamente capacitadas y dispuestas contribuir en el combate contra todas las manifestaciones de la violencia.

En nombre del Gobierno de El Salvador y en representación del pueblo salvadoreño, agradezco y valoro el interés de cada uno de ustedes en el estudio, análisis e interpretación de la realidad nacional enfocada en la Seguridad. Estos seis meses de estudio aportarán mucho al liderazgo que poseen todos ustedes. Pero también deben estar conscientes que el país demandará el provecho de los conocimientos adquiridos.

No es coincidencia que el lema del Gobierno de la República, que venimos enfatizando desde el primer día del mes de junio: “Unámonos para crecer”, sea similar al del Colegio de Altos Estudios Estratégicos: “Unidos por El Salvador”. Unidad es la palabra clave, es el modelo a seguir, es el deseo de la gente, es la orden de nuestra patria.

El poeta, filósofo y político cubano, José Martí, decía: “Juntarse: ésta es la palabra del mundo”. Nosotros en El Salvador decimos: Unidos somos más fuertes, unidos avanzamos todos, UNIDOS VAMOS A SACAR ADELANTE A EL SALVADOR.

Este es un buen día para comprometernos a seguir trabajando por la seguridad y el bienestar de las familias salvadoreñas. Este es un buen día para llamar a todos los actores de la ciudadanía a actuar.

Desde el primer día de mi Gobierno me comprometí a estar al frente del combate contra todas las manifestaciones de la violencia. Mi empeño es alcanzar el más grande acuerdo de unidad por la seguridad del pueblo salvadoreño.

Ya emprendimos algunas medidas de urgencia que nos permitirán llevar cierto alivio a la población en el caso de las extorsiones y de los asesinatos. Son acciones que nos darán las bases para implementar un plan de seguridad que sea efectivo para alcanzar un país donde vivamos en paz.

Crearemos el Sistema Nacional de Seguridad Ciudadana, que incluye una reingeniería de la PNC y el fortalecimiento de su operatividad.

Entre las acciones concretas que la Policía Nacional Civil está realizando y que están dando muy buenos resultados podemos mencionar:

·        El Plan de Seguridad Escolar, que se está realizando en centros educativos de mayor incidencia de violencia, donde se da tratamiento, en coordinación con otras instituciones del Estado para la prevención, atención e intervención de la violencia desde y hacia los estudiantes.

·        El mejoramiento en tecnología informática, científica y de logística para la recuperación y control de espacios en las comunidades acechadas por la delincuencia.

·        La optima ejecución de los patrullajes de policía comunitaria en los sectores y comunidades focalizadas, el cual se basa en el diagnóstico realizado de los municipios más violentos.

·        El despliegue  de la  fuerza de tarea del ejército nacional.

Ya nos reunimos con los directores de medios de comunicación, empresarios, partidos políticos, iglesias, para impulsar este gran esfuerzo por la tranquilidad y la seguridad desde la relevante plataforma de la difusión que constituye la radio, la televisión y los medios impresos y digitales y los actores nacionales.

Vamos a trabajar por el fortalecimiento Control Penitenciario de Centros Intermedios, adoptando estrictas medidas de control para impedir delitos desde los centros.

Sé que a todos los presentes nos preocupa la situación de seguridad del país. Un mal que nos viene afectando desde hace más de 25 años. Todos anhelamos derribar las barreras que impiden el desarrollo económico y social.

Pero para que nuestra sociedad alcance su horizonte de paz y desarrollo, es necesario que todos actuemos.

La Seguridad Nacional es un tema que nos debe interesar a todos. Por eso considero este día como muy relevante para nuestro país. Confío en el liderazgo de cada uno de ustedes.

Nuevamente felicidades y adelante.