Print Friendly

El secretario de Gobernabilidad y Comunicaciones, Hato Hasbún, aseguró hoy que el proceso de diálogo para resolver el diferendo entre el Estado salvadoreño y la empresa italiana Enel Green Power se desarrolla sobre la base del respeto de los intereses de la población salvadoreña.

“Este es un proceso que inició y mandató el Presidente de la República para que, primero, no salgan lesionados los intereses del país, ese es un aspecto fundamental, digamos el eje fundamental de esa negociación, que son, por supuesto, los intereses del país y de la población salvadoreña”, dijo el Secretario, entrevistado en el programa El Salvador Ahora, transmitido por Canal 10.

Añadió también que se busca “que no salgan perjudicados los intereses de la empresa, de tal manera que logremos un equilibrio, pero siempre con base al hecho de que primero se respeten los intereses y las proyecciones de la población salvadoreña”.

El funcionario detalló que este proceso de diálogo partió de instrucciones giradas por el presidente Salvador Sánchez Cerén, quien durante su reciente visita a Washington, Estados Unidos, participó en una reunión con representantes de la empresa italiana, y el presidente de la Comisión Ejecutiva Hidroeléctrica del Río Lempa (CEL), David López.

“Ahí se acordó iniciar este proceso que ya está en ejecución”, aseguró el secretario Hasbún, quien confirmó que el día de ayer se celebró la primera de estas reuniones en la sede del Centro Internacional de Arreglo de Diferencias relativas a Inversiones (CIADI), en Washington.

La mesa de diálogo instalada ayer está conformada el Fiscal General de la República, Luis Martinez, el presidente de CEL  y el Secretario para Asuntos Legislativos y Jurídicos de la Presidencia, Rubén Alvarado, por parte de El Salvador; así como con los más altos ejecutivos de la empresa italiana ENEL Green Power, junto a sus respectivos asesores.

El presidente de CEL –entrevistado vía telefónica en el mismo programa– indicó que un primer acuerdo alcanzado con la empresa italiana, en el ánimo de crear un buen ambiente para las negociaciones, fue suspender por 30 días el arbitraje solicitado por Enel en el CIADI.

“Estamos haciendo una calendarización y además haciendo una columna vertebral de punto estratégicos y que van a definir una salida” al diferendo, detalló el presidente de CEL acerca de la reunión sostenida ayer.

Por su parte, el secretario Hasbún destacó la importancia de resolver el diferendo con Enel Green Power sobre la composición accionaria de la empresa LaGeo, en la cual el Estado salvadoreño y la empresa italiana son socios en la explotación de los recursos geotérmicos para la generación de energía.

“Se trata de solventar un problema que estamos pagando como consecuencia de ciertas actitudes irresponsables que se tomaron en el pasado”, indicó el funcionario.

“Nosotros tenemos que trabajar con mucha responsabilidad (…) porque estamos hablando de casi la cuarta parte de la energía generada (en el país) y esto supone un tremendo impacto para el planteamiento de transformación productiva que ha hecho el Presidente de la República”, acotó.

Además, aclaró que la búsqueda por solucionar este diferendo no afecta el clima de inversiones en el país ni pone en riesgo otras inversiones que ya se han realizado por parte de empresas privadas.

“Aquí hay condiciones claras en términos jurídicos y en términos competitivos (…) que garantizan a los inversionistas extranjeros las condiciones para poder llevar a cabo sus negocios sin sobresaltos, pero en el marco estricto de la ley”, dijo.

San Salvador, 21 de noviembre de 2014.