Print Friendly
  • Durante su intervención en la celebración del 36° aniversario del FMLN el jefe de Estado instó a la población a seguir la ruta por la constitución de una sociedad justa, inclusiva y con desarrollo.

Consolidar la justicia y el desarrollo social del pueblo salvadoreño constituye una de las principales luchas del gobierno del presidente Salvador Sánchez Cerén, así lo manifestó el gobernante durante su discurso en la celebración del 36 aniversario del Frente Farabundo Martí para La Liberación Nacional (FMLN).

 

En su mensaje en la Plaza Cívica, manifestó que el FMLN es la unificación de los esfuerzos de todo un pueblo, que históricamente se ha lanzado a la lucha en contra del despotismo y la represión de aquellos que amenazan con atentar su justo desarrollo y crecimiento.

 

Explicó que con la llegada del primer gobierno de izquierda en 2009, se inició una etapa de transformación para el pueblo, ya que se echaron a andar programas e iniciativas que ponían al centro a aquellos sectores históricamente excluidos.

 

“En estos últimos años, a partir que hemos gobernado El Salvador hemos fortalecido una tendencia transformadora de la sociedad, atrás quedaron los gobiernos que ignoraban a la mayoría del pueblo y que estaban en función de los intereses de los grupos minoritarios”, dijo.

 

“En estos siete años se ha caracterizado nuestro gobierno por ser un gobierno que le apuesta a la transformación social, a llevar bienestar social a la población, también hemos trabajado por un gobierno que incluya a todos los sectores”, agregó.

 

En este sentido, destacó los programas impulsados como la reforma de salud, Ciudad Mujer, Paquete Escolar, Una Niña, un Niño una computadora, el paquete agrícola entre otros, que están beneficiando a familias de todo el territorio nacional.

 

En su discurso, el estadista denunció además a las fuerzas que tratan de obstruir los programas y políticas del gobierno con la finalidad de ahogar las finanzas del Estado y hacer quebrar al Ejecutivo.

 

“En esta coyuntura que se quiere atentar, ahogar al gobierno económicamente, es también momento de que tomemos conciencia de que hay que defender lo logrado en estos siete años, no podemos quedarnos cruzados de brazos, tenemos que garantizar que la institucionalidad funcione al servicio del pueblo y no al servicio de los poderosos”, precisó.

 

Asimismo, hizo un llamado para que el pueblo salvadoreño asuma un serio compromiso por defender las políticas sociales del gobierno y promueva mecanismos que fortalezcan los procesos democráticos del país.

 

“En estos siete años hemos trabajado por formar una nueva conciencia democrática, que trascienda el momento del voto, sino construir una conciencia social en el pueblo, porque para que este país avance y la democracia funcione tiene que haber niveles de participación del pueblo salvadoreño”, indicó.

 

Manifestó también que “a través de nuestro programa Gobernando con la Gente buscamos motivar a que el pueblo se organice, participe y a que el pueblo sea verdaderamente el mandante de este país, porque los gobiernos nos debemos al pueblo”, expresó

 

“Pedirles que se mantengan alertas, firmes, si hay necesidad de estar permanentemente en la calle los vamos a convocar pero tenemos que defender este proceso, no se pueden entregar las conquistas, las conquistas se defienden con la lucha continua”, acotó el gobernante.

 

San Salvador, 8 de octubre de 2016