Print Friendly
  • El mandatario señaló que las medidas extraordinarias que su gobierno impulsa para combatir a los criminales están dando resultados y cuentan con el apoyo del pueblo salvadoreño.

 Las medidas extraordinarias implementadas por el gobierno con el apoyo de las demás instituciones del Estado para aplacar la escalada de violencia han permitido cortar la articulación de los principales cabecillas de pandillas en encierro con sus estructuras en el territorio, aseguró el presidente de la república, Salvador Sánchez Cerén.

 

“Hemos desarmado el comando de coordinación que tenían los grupos de pandilla en los centros penales”, subrayó el mandatario desde el municipio de Chalchuapa, lugar donde este sábado se realizó su programa de radio y televisión, Gobernando con la Gente.

 

Indicó que tras el aval en la Asamblea Legislativa a su propuesta de decretar disposiciones extraordinarias en los centros de reclusión, que incluyen el aislamiento y traslado de reos, y el corte de las telecomunicaciones desde y hacia estos; se han aislado a cabecillas de pandillas y decomisado dispositivos de telecomunicación.

 

“Hemos hecho requisas en los centros penales y en esas requisas hemos encontrado más de 580 celulares que hemos decomisado”, sostuvo el jefe de gobierno, añadiendo que se ha garantizado el cumplimiento legal por parte de las empresas telefónicas de cortar la comunicación por esta vía de los privados de libertad.

 

“Además hemos comenzado a tener un control en el territorio: desplegamos una fuerza especializada de seguridad, mil hombres  que están en la disposición de actuar de inmediato para garantizar el control del territorio, pero más que todo para garantizar la seguridad de las personas”, detalló el gobernante.

 

Recordó que, en el marco de estas medidas extraordinarias, también se contratará a mil reservistas de la Fuerza Armada para apoyar en las tareas de seguridad; asimismo, se construirán tres nuevos centros penitenciarios para descongestionar el sistema y se construirán celdas especiales de aislamiento para reos peligrosos.

 

“Todas estas medidas tienen el respaldo de la población, todo el pueblo está de acuerdo con estas medidas, todo el pueblo se siente tranquilo con esas medidas, y hemos logrado que la Asamblea Legislativa, el poder judicial y el Ejecutivo nos unamos para aplicar esas medidas”, dijo el presidente.

 

 

Chalchuapa (Santa Ana), 30 de abril de 2016.