Print Friendly
  • El gobierno del presidente Salvador Sánchez Cerén se alista para la ejecución de la segunda fase de las medidas extraordinarias, que contempla acciones claves en los centros penitenciarios para erradicar la comunicación y financiamiento de los grupos criminales.

 

La ejecución de las medidas extraordinarias, que entraron en vigor el pasado mes de abril, ha permitido la reducción en un 50% de los homicidios, según informó hoy el presidente de la república, Salvador Sánchez Cerén, durante una conferencia de prensa realizada en Casa Presidencial.

 

“Hasta ahora hemos alcanzado la disminución de homicidios en un 50% y además estamos recuperando muchas comunidades a través de las medidas de prevención”, dijo el mandatario en la conferencia, convocada para rendir un informe al país sobre la distribución de los fondos de la contribución especial para la seguridad ciudadana y convivencia.

 

El jefe de Estado reafirmó que su gobierno seguirá reprimiendo el crimen y realizando un estratégico trabajo de prevención para rescatar aquellos territorios asediados por estas estructuras criminales, así como para debilitar los mecanismos financieros que permiten su operatividad.

 

“Necesitamos hacer un mayor esfuerzo, tener mayor eficiencia y eficacia en las acciones que nos permita disminuir al máximo los niveles de inseguridad, golpear las finanzas de las pandillas y también disminuir los niveles de extorsión que son los que más agobian a la población”, precisó el gobernante.

 

Asimismo, el vicepresidente, Oscar Ortiz, aseguró que en sus primeros 128 días de ejecución las medidas han arrojado resultados alentadores en el combate a la criminalidad, gracias al trabajo coordinado entre el Ejecutivo, el Legislativo y la Fiscalía General de la República.

 

“Este año la meta es cerrar con una tendencia a la baja de manera sustantiva en materia de homicidios que es la variante que más preocupa y que más impacta en todos las cifras que tenemos de la violencia en nuestro país”, expresó.

 

En su intervención, reiteró que estas medidas extraordinarias han permitido una disminución positiva en los indicadores de homicidios, en relación a los primeros meses del presente año.

 

“Comenzamos con un promedio de un poco más de 22 homicidios diarios, y ahora estamos cerrando con un promedio de 11.7, eso quiere decir que se mantiene una tendencia sostenida a esa baja del 50%, los primeros tres meses del año 2016 fueron de los meses más violentos  y eso nos llevó a tomar la decisión de poner en marcha estas medidas”, explicó el vicemandatario, quien también coordina al equipo de gobierno que diseñó en implementa las medidas extraordinarias.

 

Para Ortiz, la ruta trazada en materia de seguridad marcha por la senda correcta, y para obtener resultados más expeditos será necesaria la coordinación efectiva entre las instituciones del Estado que velan por la seguridad y la organización comunitaria en los territorios.

 

“Vamos por el camino correcto, es una cruzada compleja, pero podemos estar seguros que esta batalla al final la va a ganar el país, y esta cruzada la tiene que ganar el Estado en función de la gente honesta y trabajadora”, expresó el vicepresidente.

 

 

San Salvador, 10 de agosto de 2016.