Print Friendly

 

Amigas y amigos:

La inauguración de la Unidad Médica de Apopa del Instituto Salvadoreño del Seguro Social es otra muestra clara de los grandes avances en materia de salud que estamos realizando como Gobierno de la República.

Obras como esta continúan convirtiendo a El Salvador en un país más próspero, humano, solidario  y con una mejor proyección de vida para todas y todos.

Esta magnífica obra que vemos hoy concluida es otro avance en las metas en beneficio del pueblo en las que trabaja nuestro Gobierno desde el primer día de su gestión.

El Seguro Social reafirma este día su visión de “ser una institución modelo en atención en salud, moderna, eficiente y orientada hacia la protección social universal.

Estamos trabajando para que las y los trabajadores y sus familias tengan un mejor acceso a la salud y una mejor calidad de vida. Precisamente, esta nueva Unidad Médica nos aproxima a alcanzar y superar nuestros objetivos.

La nueva Unidad Médica de Apopa que entregamos este día, con sus amplias y modernas instalaciones, y bien equipada, ofrece una mayor cobertura de servicios médicos de calidad a  más de 146 mil derechohabientes del corredor norte y de la zona central del país, beneficiando a 91 comunidades de los municipios de Apopa, Quezaltepeque, Nejapa y Aguilares.

Esta obra fue finalizada con una inversión de 12.4 millones de dólares, es una evidencia del manejo eficiente y transparente de la inversión pública, un sello indiscutible de nuestro Gobierno.

Este nuevo centro asistencial ofrece a los usuarios del Seguro Social  todas las condiciones necesarias.

Una de las principales cualidades de esta Unidad Médica es la ampliación de los servicios ofrecidos, que permitirá atender a pacientes con medicina general, cirugía, pediatría, oftalmología y obstetricia.

Nos satisface informar que los usuarios de este centro serán atendidos con un equipo moderno y con tecnología médica de la más avanzada.

Este equipamiento nos permitirá otorgar mayor calidad en servicios especializados de salud a las y los derechohabientes.

La nueva Unidad Médica de Apopa se convertirá en cabeza de red, será un punto estratégico que atenderá las referencias de las Unidades Médicas de la Zona Norte del país.

Esta Unidad Médica tiene importancia clave en el fortalecimiento del sistema de salud y en la visión de descentralización de los servicios médicos.

Las y los derechohabientes de esta zona norte ya no tendrán que trasladarse distancias tan largas en busca de atención especializada.

En nombre de las miles de familias, que se benefician como usuarios y usuarias de este centro, agradezco a todas las personas que han hecho posible que la nueva Unidad Médica de Apopa sea una realidad, a todo el equipo que diseñó y ejecutó la obra.

De igual manera, felicito al director del Instituto Salvadoreño del Seguro Social, doctor Ricardo Cea, y a todo su gran equipo por entregar sus mejores esfuerzos día con día.

Mi reconocimiento a las y los médicos, enfermeras y demás personal que trabajan con excelencia por los derechohabientes. Y sobre todo por creer que unidos como pueblo podemos cambiar la historia en materia de salud en El Salvador.

No hay mayor satisfacción que ver a miles de familias disfrutando del acceso a un servicio de salud de primera calidad.

Está claro nuestro compromiso como Gobierno de la República con el fortalecimiento y modernización del Instituto Salvadoreño del Seguro Social.

Esta nueva Unidad Médica que entregamos es sólo un eslabón en la cadena de inversiones sin precedentes que estamos llevando a cabo en diversas zonas del país para beneficiar a todas y todos los derechohabientes del Seguro Social.

Está en marcha la construcción y equipamiento del Hospital Regional de San Miguel, una mega obra esperada por mucho tiempo que beneficiará a alrededor de 200 mil afiliados.

Es una inversión de 76 millones de dólares que asegura un servicio de alta calidad para los derechohabientes de la zona oriental del país.

Hace exactamente un mes, nos encontrábamos en la Unidad Médica de Soyapango entregando 43 ambulancias nuevas y completamente equipadas a hospitales y centros de atención del Seguro Social de todo el país.

Una característica de nuestra gestión es trabajar por el desarrollo en todo el territorio nacional y durante 2016 invertimos más de 30.8 millones de dólares en modernización del equipamiento médico de 84 centros de atención del país.

Es importante manifestar que estamos mejorando los servicios de salud hacia los más altos estándares.

Estamos implementando una nueva cultura de atención a los pacientes en hospitales y unidades médicas, con calidad, calidez y humanismo.

Estos y otros logros son signos inequívocos de que El Salvador en materia de salud tiene ahora un nuevo rostro, una nueva concepción, con mayor calidad, sensibilidad, respeto y atención eficiente.

Amigas y amigos:

Esos son los cambios que iniciamos a partir del 2009 y que hoy nuestro gobierno profundiza.

Los que están interesados en quitarnos los programas sociales y volver a hacer de la salud pública y el cuidado médico de las familias un negocio y otra mercancía, tratan que olvidemos que antes de 2009 la salud pública había que pagarla.

Hoy el sistema público es gratuito para todas y todos, y con la Reforma de Salud se incrementaron las consultas, familias que no podían ir porque no tenían dinero para pagar la cuota ahora van, y ahora hay necesidad de más medicinas y de más clínicas, ha crecido la demanda.

A esas necesidades de la población estamos respondiendo positivamente.

A manera de ejemplo, veamos algunos datos. El abastecimiento con medicinas de los hospitales antes del 2009 era del 50 por ciento, y ahora, supera el 86 por ciento.

Antes del 2009 existían 377 unidades de salud, ahora tenemos 750, se han duplicado.

La vacunación protege a la población infantil y gracias al potenciamiento de la atención de salud primaria, que antes no existía, se han creado más de 500 ECOS familiares, equipos de salud que trabajan en la comunidad y dan cobertura médica hasta los lugares más apartados.

Las grandes transformaciones que suman al progreso de El Salvador tienen la propiedad irrefutable de apegarse totalmente a las necesidades de la población.

El Salvador profundiza hoy un proceso de cambios que no pueden ser arrebatados.

Como presidente de la República seguiré trabajando por el desarrollo inclusivo del pueblo salvadoreño.

A pesar de las dificultades encontradas en el camino, como el bloqueo por parte de un sector de derecha a los fondos para llevar adelante una agenda de desarrollo social, continuamos emprendiendo grandes obras para el bienestar de nuestro pueblo.

Nos sentimos orgullosos de esta nueva obra finalizada, única en el país por sus características.

A partir de hoy estas nuevas y modernas instalaciones quedan a disposición de las y los usuarios del ISSS.

Desde ya, manifestamos nuestra alegría por los beneficios que este centro traerá a la población.

Muchas gracias.