Print Friendly

 

JIQUILISCO, 19 DE MAYO DE 2017

Quisiera decirles que Danilo, el joven que habló, me hizo soñar, porque ustedes saben que las personas tienen sueños, ideales y propósitos. Y esos sueños se pueden volver realidad, pero para alcanzar esos sueños hay que luchar, hay que pelear, hay que resistir y no darse nunca por vencido.

Ahora estoy viendo realidad algo que soñamos cuando en el 2009 llegamos al Ministerio de Educación y nos propusimos un cambio en la educación del país, lograr la calidad, pero también una nueva forma de organización del quehacer educativo, no es posible que nuestros jóvenes, nuestras niñas, nuestros niños tengan medias jornadas educativas, todavía existe en el país, hay escuelas que trabajan hasta la una y de la una y media trabajan hasta las seis.

 

Eso hay que superarlo, el joven debe ocupar todo su tiempo en construir habilidades, construir conocimientos, construir destrezas, porque se prepara mejor para la vida, y cuando no puede emplear todo su tiempo, viene el ocio y el ocio es mala compañía de nuestros niños, de nuestras niñas y de nuestros jóvenes.

 

Pero además de cómo garantizar una presencia plena de los jóvenes, también pensamos en que la escuela es un centro de la comunidad, la escuela no puede estar cerrada a la comunidad, y este modelo también integra no solo los alumnos, no solo al maestro, sino integra a la comunidad, integra a la familia, integra a las autoridades.

 

Por eso me alegra también escuchar a mi amigo David, alcalde de Jiquilisco, él también ha trabajado para hacer realidad este esfuerzo, que tiene que ser un proceso integrado, pero además la escuela no debe excluir, porque uno de los grandes problemas que ha tenido nuestra sociedad es que excluye a los más pobres, esos son los históricamente excluidos en una sociedad, los más humildes, los más sencillos, los más pobres, son excluidos de la educación, son excluidos de la salud.

 

Entonces había que cambiar ese concepto de exclusión por un concepto que se adecuara a una visión más humana, que es la inclusión, incluir, estos centros tienen que incluir a todos los alumnos, a todos los niños y niñas de esta comunidad.

 

Tienen que incluirlos, no importa si son jóvenes que tienen dificultades para aprender, para eso está la escuela para adecuar sus metodologías a aquellos jóvenes que tienen dificultad para aprender, pero tienen que abrirse a todos, no excluir a nadie.

 

Y especialmente les digo que no se puede excluir a aquellas personas con discapacidad, que son las que han sido discriminadas y excluidas en nuestra sociedad.

 

El día de ayer nos comprometimos con el país a lanzar la Política Nacional de Atención Integral a los Discapacitados, de abrir todos los esfuerzos para que la educación, para que la salud, para que el transporte, para que todo incluyan, entonces también esa visión.

 

Y cuando venía en el recorrido me encontré con una madre con su hija no vidente y estudiante en esta escuela, un fuerte aplauso para ella, y un fuerte aplauso para todos los profesores de esta escuela que le han abierto oportunidades, no necesita una escuela especial, sino que acá hay que adecuar el modelo pedagógico a esa situación.

 

Entonces todo eso a partir del 2009 comenzamos a diseñarlo, comenzamos a buscar los recursos y ahora después de casi 8 años lo estamos viendo que es una realidad y además decir a Danilo, que agradece todo el apoyo  que le dan para que él pueda venir desde su lugar en transporte hasta la escuela donde estudia, porque también  uno de los grandes problemas que tenían los centros educativos era que no tenían acceso, estaban lejos y había que crear un diseño territorial que permitiera que las escuelas se complementaran. Por eso esto se llama una Escuela Inclusiva de Tiempo Pleno, es un nuevo modelo que estamos tratando de implementar en el país.

 

Me dice el ministro de educación que actualmente hay 150 sistemas integrados, son alrededor de más de mil escuelas las que están en ese sistema que tienen este modelo, este modelo educativo, un modelo de visión inclusiva, este modelo tiene tres componentes importantes.

 

El componente pedagógico, es todo lo que tiene que ver con los programas, todo lo que tiene que ver con la formación, por eso el ministro Carlos Canjura, él también analizó que había algo que le faltaba a esta escuela y era la formación del maestro, es decir este sistema necesita que los maestros lo conozcan y no solo lo conozcan, sino que lo perfeccionen, que sean los maestros los que vayan, a partir de su experiencia y sus buenas prácticas, innovando este modelo.

 

Por eso también yo pido un fuerte aplauso también para todos los maestros y maestras que están acá, porque sin ellos este modelo no funcionara, porque nosotros tomamos experiencias de otros países, pero eso se ha ido adecuando a partir de las buenas prácticas de los maestros, se ha ido adecuando a esta nueva realidad, a esta realidad salvadoreña.

 

Y también quiero felicitar a todos los padres y a las madres de familia y a la comunidad, gracias por hacer que este modelo funcione. Un fuerte aplauso para todas las madres y los padres que están acá, porque son garantía también de este modelo. Eso es lo que no van a poder cambiar los que sueñan transformar este país, este país va seguir siendo inclusivo. Ya no va haber exclusión.

 

Los modelos educativos que excluían, que estaban adaptados a los modelos de gobierno que excluyen, ya no van a continuar. No pueden romper algo que ahora está inserto en la vida educativa del país.

 

La infraestructura es parte de ese componente territorial, de hacer los espacios educativos más accesibles a este modelo educativo. Por eso tienen que ser escuelas abiertas, escuelas con espacios, escuelas donde se pueda practicar las diferentes asignaturas. Una escuela más completa, no solo las aulas, sino su biblioteca, su laboratorio, su centro tecnológico. Es decir, hay que adecuar la infraestructura a este modelo.

 

Pero lo que ha movido todo, es el modelo de Escuela Inclusiva de Tiempo Pleno, que lo que busca es, mejorar la calidad de la educación, que sus hijos, sus hijas sean los mejores jóvenes, con mayores habilidades, con mayores destrezas, con mayores conocimientos, porque eso hace de El Salvador, un futuro seguro y hace del país un país educado, y en la medida que un país es educado y que sus jóvenes, sus niños son formados con una educación de calidad, este país tiene la posibilidad de ser más próspero y tener mejor desarrollo.

 

 

Pero este sueño que iniciamos en el 2009 ahora es una realidad y no solo una realidad, sino que está transformando al país, es parte de las grandes transformaciones que hemos iniciado en El Salvador.

 

Un saludo especial y un fuerte abrazo a todos los alumnos de los diferentes centros educativos y padres y madres de familias que nos acompaña.

Yo quiero decirles muchas gracias queridos alumnos y alumnas, docentes, padres de familia, madres de familia por este recibimiento y participar en este evento con tanta alegría y entusiasmo.

 

Nos llena de mucha satisfacción entregar a ustedes y a todas las familias de esta zona del país estas modernas obras de infraestructura para el funcionamiento del exitoso Modelo de Escuela Inclusiva de Tiempo Pleno.

 

La educación es prioridad para mi gobierno. El trabajo que estamos realizando para construir un mejor país y con oportunidades para todos y todas se fundamenta en una educación inclusiva y de calidad. Así lo expresamos en nuestro Plan Quinquenal de Desarrollo El Salvador Productivo, Educado y Seguro.

 

Con la inauguración de estas obras estamos cumpliendo nuestro compromiso con el pueblo y dando respuesta a un déficit histórico que han tenido los servicios educativos en el país, especialmente en el área rural.

 

Por largos años nuestro sistema educativo sufrió serias carencias y dificultades que limitaron el acceso y acercamiento de la oferta educativa a toda la población.

 

Es por ello que desde el 2009 asumimos la educación como eje estratégico para avanzar el desarrollo y el bienestar en El Salvador.

 

Nuestro gobierno está desarrollando verdaderas transformaciones a la infraestructura educativa pública, impulsando un adecuado mantenimiento de las edificaciones, construyendo nuevos centros escolares con altos estándares de calidad para innovar y optimizar el proceso de enseñanza – aprendizaje.

 

Para nosotros es un compromiso y una obligación con el pueblo invertir en el desarrollo de nuestros estudiantes, invertir para que todos ustedes tengan un excelente desarrollo educativo durante estos años de sus vidas que van a compartir en los centros escolares.

 

Esta obra que entregamos y las otras que entregamos este día pertenecen a la implementación del modelo de Escuela Inclusiva de Tiempo Pleno y de Sistema Integrado.

 

Estas obras del Centro Escolar Miguel Dueñas forman parte del proyecto de “Mejoramiento de la Calidad de la Educación”, financiada con el Convenio de Préstamo firmado entre el Gobierno de El Salvador y el Banco Mundial por 60 millones de dólares destinados a apoyar la implementación del modelo de Escuela Inclusiva.

 

Sólo en este centro se invirtieron más de 860 mil dólares, y me dice el alcalde que en los tres centros se han invertido más de dos millones de dólares.

 

Con estas inversiones que hemos hecho en el Centro Escolar Miguel Dueñas y los demás centros intervenidos ahora tienen las condiciones para seguir desarrollando la Escuela Inclusiva de Tiempo Pleno.

 

Hemos realizado obras similares en 22 centros escolares, todas con la misma visión de ofrecer a los estudiantes escuelas dignas, inclusivas, seguras, confortables y con diseños funcionales.

 

De esos 22 centros, 16 fueron ejecutados con fondos del Banco Mundial, de los cuales cuatro pertenecen al departamento de Usulután. La inversión asciende a 10 millones 122 mil dólares.

 

Los otros seis centros fueron intervenidos con fondos de AID, por un monto de 6 millones 306 mil dólares.

 

En la segunda fase construiremos 18 nuevos centros escolares los cuales estarán listos a finales de este año y principios del 2018.

 

Y es una noticia muy importante para ustedes que estos centros en su mayoría están en Usulután y en Sonsonate donde estamos haciendo la mayor inversión.

 

Como les decía La Escuela Inclusiva de Tiempo Pleno es un modelo integral que busca mejorar la calidad educativa asegurando el acceso y continuidad escolar de niñas, niños y jóvenes mediante el asocio de escuelas cercanas que se conforman en un Sistema Integrado.

 

La Escuela Inclusiva tiene tres elementos fundamentales:

 

El primer componente es el pedagógico, que incluye la formación docente y las propuestas pedagógicas.

 

El segundo elemento es el de la organización, que tiene que ver con una gestión escolar participativa, con involucramiento de la comunidad y una articulación de las escuelas que conforman el sistema.

 

Y el tercer componente es el territorial, que garantiza la mejora de la infraestructura y la generación de ambientes que faciliten el proceso de enseñanza-aprendizaje.

 

Hemos venido implementando este modelo paulatinamente gracias al apoyo de diversos actores, tanto de la cooperación internacional, como de los mismos actores locales.

 

La Escuela Inclusiva no podría avanzar sin el respaldo de directores, docentes, alcaldes y de toda la comunidad, muchas gracias por su dedicación y apoyo.

 

A la fecha alrededor de mil escuelas están siendo asistidas en la implementación de los diferentes componentes la Escuela Inclusiva, constituyendo alrededor de 150 sistemas integrados a nivel nacional.

 

Quiero destacar y agradecer a las principales fuentes de financiamiento que están apoyando esta profunda transformación educativa: a la Cooperación Italiana, al Banco Mundial y al FOMILENIO, ellos son los que nos están ayudando en la cooperación para este esfuerzo.

 

También quiero decirles que estamos por cerrar el tercer año de gobierno, y es bueno que ustedes recuerden todo lo que nosotros hemos hecho en estos tres años en educación.

 

Y quisiera decirles que solo aquí en el oriente del país invertimos más de 14 millones de dólares en 387 centros escolares para el mejoramiento de infraestructura y mobiliario.

 

A nivel nacional, el 32 por ciento de los centros escolares han sido rehabilitados y se les ha suministrado nuevo equipamiento para mejorar la calidad educativa.

 

Continuamos beneficiando con los Paquetes Escolares a más de 1.3 millones de estudiantes desde la parvularia hasta el bachillerato.

 

Ahora los estudiantes en nuestros centros escolares son parte de un moderno proceso de aprendizaje que incorpora las herramientas tecnológicas, la información y la comunicación.

 

Nos llena también de mucha satisfacción y orgullo haber entregado a los centros escolares más de 38 mil computadoras con nuestro exitoso Programa Una niña, Un niño, Una Computadora.

 

También hemos mejorado la nutrición de nuestros estudiantes con los programas de Alimentación y Salud Escolar, y Vaso de Leche, con estas acciones también mejoramos las condiciones de aprendizaje.

 

Ahora el tema en los niños de primer grado es el tema de la obesidad, ya no es la desnutrición, ahora es la obesidad, que también tenemos que evitar que nuestras niñas y niños sean obesos. Pero se tiene que ver con que la desnutrición, en el primer grado ha desaparecido debido a este programa de Alimentación y Salud Escolar y Vaso de Leche.

 

¡Este es el nuevo El Salvador que estamos juntos construyendo!

 

Una educación inclusiva comienza desde los primeros años y debe mantenerse al alcance de la población. Por eso hemos ampliado, hemos aumentado la cobertura en educación inicial.

 

Quiero también recordar que todos aquellos jóvenes y adultos que por alguna razón no pudieron continuar sus estudios, ahora tienen la oportunidad de superarse y alcanzar sus metas.

 

Más de 158 mil personas, aquí no hay edad, en Ciudad Delgado escuchamos el testimonio de una señora de 52 años que estaba en la escuela de Educación Flexible, y tenía la meta de ser bachiller y seguir estudiando, no hay límite para la educación.

 

Por eso este modelo de Educación Flexible abre las oportunidades para todos aquellos que no han podido completar sus estudios.

 

En este gran esfuerzo por llevar la educación a la población que en el pasado no tuvo oportunidades como los jóvenes, creamos la primera Universidad en Línea, que ofrece ahora siete carreras profesionales, beneficiando actualmente a cerca de mil 500 estudiantes.

 

Desde el 2009 iniciamos una lucha sin descanso para erradicar el analfabetismo en El Salvador.

 

Los resultados son verdaderamente extraordinarios, a la fecha hemos declarado 70 municipios libres de analfabetismo.

 

Una mejor calidad educativa pasa inevitablemente por la actualización y formación constante de las y los maestros.

 

Decirles que para mí es algo novedoso, es algo que me demuestra que nuestros maestros se merecen lo mejor, su dignificación es parte de nuestro compromiso, quisiéramos tener los recursos necesarios para responder sus demandas, sabemos que sus salarios son bajos y que tenemos que mejorarlos, que sus prestaciones son bajas y tenemos que mejorarlas, y que por eso trabajamos por garantizar un mayor ingreso al país cobrando a aquellos que no pagan los impuestos.

 

Pero hay que reconocer el esfuerzo de 33 mil maestros a nivel nacional que han participado en el Programa de Formación Docente que impulsa el Ministerio de Educación, felicitaciones, es un buen camino ese que ustedes han decidido.

 

Por ello, la inversión en el desarrollo social es clave para el desarrollo del país y es fundamental para terminar con la desigualdad, la pobreza y la exclusión.

 

Es por ello que mi gobierno hace una inversión en el desarrollo social del 48 por ciento del Presupuesto General.

 

Ese es nuestro compromiso por elevar la calidad de vida de la población, superar la pobreza y hacer de El Salvador un país próspero y equitativo.

 

Las mejoras en infraestructura que hoy entregamos en el Centro Escolar Miguel Dueñas de Jiquilisco son soluciones, son hechos no palabras.

 

No nos vamos a detener, seguiremos trabajando para que la Escuela Inclusiva de Tiempo Pleno lleguen a todo el país.

 

¡Unido Mi País Avanza!

 

Muy buenos días y muchas Gracias.