Print Friendly

Buenos días a todos y todas, funcionarios y representantes de las distintas entidades gubernamentales que me acompañan, señora Secretaria de Inclusión Social, Dra. Vanda Pignato, señor Ministro de Educación, Ing. Carlos Canjura, señor Ministro de Agricultura, Lic. Orestes Ortez, excelentísimo señor Embajador de la República de China (Taiwán), Andrea Lee.  Agradezco a todas y a todos por su presencia esta mañana.

Yo quisiera iniciar comentándoles que este día he recibido dos impresiones  al leer los medios de comunicación. Me encontré que dice que de cada 3 salvadoreños 2 están descontentos con la situación económica, y ahora me encuentro acá en esta empresa, y yo veo todas las sonrisas de las madres y de las mujeres, porque van  a tener oportunidad con esta planta.

La realidad la vemos desde dos perspectivas, la que nos dan los medios y lo que nos da la realidad. Y ahora estamos en un día feliz, porque además de ser una empresa, la empresa que no solamente se dedica a la cuestión ganadera, de tener unas vacas y obtener la leche, sino que están trabajando en la agroindustria del país.

Este es el camino que estamos planteando. Nosotros estamos hablando de la necesidad, de la transformación productiva en el país, tenemos que elaborar productos que tienen valor agregado y aquí ustedes ven la leche, se ha convertido en una pasteurizada, que va a servir para el alimento de nuestros niños y niñas, y además esos y otros productos se va a poner a disposición de todo el país.

Ese es el cambio que queremos transformar, esa es la transformación que está en marcha y además lo especial de este proyecto, es que por fin el país le está dando oportunidades a las mujeres, eso es lo excelente de este proyecto, las mujeres se van a poner al frente de esta empresa y esperamos nosotros continuar dándoles oportunidades para que ustedes también puedan convertirse no solamente en productoras, sino en empresarias y puedan acceder a las tecnologías.

Ustedes se preguntarán ¿bueno y cómo operarán esa plantas que tienen alta tecnologías?, son tecnologías que nos ha transferido China, Taiwán, de lo más avanzado, han sido formadas, han sido capacitadas, tienen toda la capacidad y los conocimientos y las destrezas para poderlos hacer producir el país.

Y además lo importante de este proyecto es que va a generar trabajo en el territorio y tenemos que llevar la producción al territorio para que se produzca en el territorio y se generen empleos en el territorio.

Eso es lo que estamos viendo ahora acá, esa es la percepción real de la economía de nuestro país, un país que está pujante, saliendo, construyendo unas nuevas oportunidades económicas para poderle dar sostenibilidad a todos los programas sociales que estamos desarrollando.

Todos conocemos el éxito nacional y el éxito mundial a nivel internacional que tiene Ciudad Mujer, dirigida por la doctora Vanda Pignato, que ha dignificado a la mujer, no solo le ha fomentado sus derechos, sino también que la está haciendo partícipe de las grandes transformaciones y los grandes cambios que están en marcha en El Salvador.

Eso es lo que yo quisiera, que también no se puede medir, la percepción de los medios no miden esto, miden otra realidad que se crea con otra percepción, pero la realidad es esta, es esta la realidad que vive El Salvador … una realidad de oportunidades, … que todos podemos ser partícipes de este nuevo país que queremos construir, un país donde no tengamos aspiraciones de buscar otro mundo, sino las aspiraciones las tengamos en nuestras tierras, de quedarnos aquí, de vivir aquí, de producir aquí y tener oportunidades para desarrollarnos y tener felicidad.

Eso es lo que este gobierno le ha dado continuidad a un gobierno iniciado en el 2009 por el Presidente Mauricio Funes que inicio las grandes transformaciones puestas en marcha, nosotros estamos dándole continuidad, queremos profundizar estas transformaciones en lo social, en lo económico y garantizar una seguridad plena a todos ustedes.

Ese es el esfuerzo que hemos estado haciendo en estos 100 días.

Por eso es que yo quiero saludar de forma muy especial a la Cooperativa de mujeres BIOLACT de R.L, que se encuentran aquí para cumplir el sueño de la Pasteurizadora de leche fluida. Felicidades, un fuerte aplauso para ellas, han hecho realidad su sueño.

Felicidades a ustedes, dignas representantes de la mujer salvadoreña. Todas y todos los presentes, amigas y amigos de la prensa, un saludo y gracias por presenciar este nuevo logro.

Por ello, es importante conocer cómo el desarrollo económico  se logra a partir de diferentes  instituciones que actúan, que aprovechan lo más noble  de la cooperación internacional, para poner en función  del desarrollo en el país.

Por eso es para mí un honor encontrarme  aquí este día para inaugurar  un proyecto que integra  el esfuerzo y trabajo  de diferentes instituciones y que favorecen la autonomía económica  de las mujeres, al mismo tiempo un proyecto que permite la continuidad y mejoría del programa social “Vaso de Leche”, en beneficio de las y los estudiantes de las escuelas públicas.

Inicialmente, allá por año 2011, cuando pusimos en marcha el programa “Vaso de Leche” era necesario la importación de leche en polvo. Al poco tiempo logramos sustituir la leche en polvo por leche fluida pasteurizada. Con ello, obtuvimos un doble beneficio para la población: mejorar la calidad nutricional de las niñas y los niños e impulsar un programa gubernamental de incentivos al sector ganadero.

El beneficio para los niños y niñas de las escuelas públicas a partir del programa del “Vaso de Leche” ha sido grande. Y es a partir de estos resultados que la Secretaría de Inclusión Social, ha trabajado también por brindar el mayor apoyo a la participación de las mujeres en la actividad productiva del país.

La Secretaría tomó a bien promover, se puso al frente de  generar nuevos emprendimientos productivos, locales vinculados a las mujeres, en este caso, la producción y distribución de leche fluida para las escuelas públicas.

Por ello vuelvo a insistir, esto que estamos viendo acá es parte del desarrollo económico del país y además también  esa transformación  de que también le estamos  apostando al desarrollo agroindustrial del país.

Por ello en este marco este proyecto se han constituido además 3 cooperativas de mujeres para la operación y administración de 3 plantas lácteas, 2 de ellas que están listas para iniciar operaciones. Este día, estamos inaugurando la Primera Planta de la Cooperativa de Mujeres BIOLACT de R.L., aquí en Tecoluca.

La segunda está ubicada en El Divisadero, Morazán y está pendiente la planta que será ubicada en San Matías, La Libertad, en donde aún se encuentran realizando trabajos en la infraestructura.

Con estas plantas lecheras operadas por las cooperativas de mujeres, me decía la Doctor  Vanda, que vamos a cubrir casi el 11 por ciento  del programa del  “Vaso de Leche”. El programa del “Vaso de Leche” tiene más de un millón 300 niños y niñas y de esas, las mujeres  van a producir el 11 por ciento  de todo este programa.

Por eso continuamos materializando nuestro gran compromiso con el mejoramiento de las condiciones y calidad de vida de la población salvadoreña, especialmente de las niñas, niños y mujeres. Por lo pronto, en esta planta de Tecoluca, se beneficiará directamente a 45 mujeres integrantes de la cooperativa y por supuesto a sus grupos familiares.

Me alegra muchísimo poder reafirmar que continuaremos brindando el vaso de leche a más de 22 mil 400 niños y niñas de los centros escolares públicos de San Vicente y Usulután, ahora a través de la creación de empresas de mujeres para procesar y comercializar leche fluida.

El Ministerio de Educación, como ustedes saben, equipará a las escuelas seleccionadas con cámaras refrigerantes para garantizar la conservación del producto. Por otra parte el Ministerio de Agricultura y Ganadería ha capacitado a los potenciales proveedores de la planta para asegurar la calidad de la leche.

Este es un proyecto interinstitucional, donde trabajamos todos por el beneficio de la población, principalmente de estos tres importantes sectores: La niñez, las mujeres y los ganaderos.

Hemos realizado un trabajo conjunto entre diferentes entidades gubernamentales bajo el liderazgo de la Secretaría de Inclusión Social, con lo cual una vez más comprobamos la efectividad del trabajo bajo un enfoque de complementariedad.

Hemos contado con el apoyo del Ministerio de Agricultura y Ganadería, que ha mejorado la infraestructura, también ha sido importante la colaboración de la Secretaría de Inclusión junto al Ministerio de Agricultura y Ganadería en la formación, la asistencia técnica especializada y también agradecer  infinitamente al Gobierno de la República de China (Taiwán), por su apoyo a la inversión con maquinaria y equipo.

Aprovecho la oportunidad para dirigirme al señor Andrea Lee, en representación de El Salvador entero: Muchas gracias, muchas gracias  por la cooperación y el apoyo de su gobierno al desarrollo económico y social de nuestro país.

Quiero agradecer igualmente a la Unión Europea por el apoyo que nos han brindado, que su aporte ha ayudado  mucho a la  cooperativa de mujeres con capital de trabajo para iniciar con el funcionamiento de la planta.

Nuestro interés es que con estas plantas lácteas no solo se produzca leche para los centros escolares, sino además poder ampliar el mercado con la comercialización de queso, crema y otros productos que permitan en el corto plazo su rentabilidad y sostenibilidad.

Queremos que nuestras mujeres desarrollen este tipo de emprendimientos para su autonomía económica. Con este programa lograremos una amplia participación comunitaria y territorial. Significará además la generación de nuevas fuentes de empleo y encadenamientos productivos que progresivamente mejorarán las condiciones de vida de las familias en los territorios beneficiados.

Queridas mujeres: Ustedes son un sector vital de nuestra sociedad, constituyen más de la mitad de la población en nuestro país y el mundo. Ciertamente nuestros procesos políticos han ido generando más espacios de participación para ustedes, pero no es suficiente. También es necesario empoderarlas y brindarles el apoyo legal y financiero para que puedan crecer como emprendedoras y empresarias.

Es para mí es una satisfacción poder avanzar en uno de los programas más exitosos y que contribuya al desarrollo económico y social de los territorios. En este sentido, este proyecto es parte de nuestra propuesta por una economía solidaria, con un enfoque en la igualdad de género.

La igualdad de género es un derecho constitucional que establece que todos somos iguales. Sin embargo, de parte de los gobiernos del pasado nunca hubo un verdadero compromiso por combatir toda clase de discriminación y atropellos contra las mujeres. Es increíble que este servicio y este  problema llegara tan lejos sin obtener respuesta del Estado.
Gracias a Dios, eso quedó en el pasado. Desde el año 2009 el Gobierno de la República encabeza el esfuerzo más grande de nuestra historia por la reivindicación de los derechos de las mujeres.

Las mujeres han reclamado el lugar que siempre les perteneció. Hoy vemos a la mujer apoderada de su importante papel en la sociedad, en la toma de decisiones, en la construcción del desarrollo social y económico.

Desde el Gobierno pasado se viene trabajando muy en serio en el tema de la autonomía económica de las mujeres. Nosotros hemos creído en el talento de la mujer salvadoreña para impulsar el crecimiento económico del país.

En ese sentido Ciudad Mujer ha venido a iluminar el camino de las mujeres emprendedoras. Más de un millón y medio de servicios brindados nos hablan del alcance que ha tenido este visionario programa. Con sus novedosos proyectos ha despertado el entusiasmo de mujeres valientes. Gracias a la capacitación técnica, asesoría en emprendedurismo y acceso a créditos a miles de mujeres que están viendo florecer sus proyectos.

He tenido el privilegio de conocer las oportunidades productivas que se están brindando en las diferentes sedes de Ciudad Mujer a nivel nacional. Hoy vemos los resultados en los negocios que se están levantando: panaderías, restaurantes, talleres de costura, cooperativas agropecuarias, entre otras.

Cada mujer atendida por Ciudad Mujer cuenta una historia de esperanza y desarrollo. Nuestro compromiso es llevar una seda de Ciudad Mujer a cada departamento del país. Queremos acercar las oportunidades a todas las salvadoreñas. Que nadie se quede fuera.

No podríamos hablar del éxito de Ciudad Mujer sin mencionar el visionario trabajo de la Dra. Vanda Pignato, una salvadoreña de corazón. Vino a El Salvador a servir, a trabajar con los que más lo necesitan.

Muchas gracias, Vanda. Gracias por unirte a la causa de las mujeres salvadoreñas. Con tu trabajo estás garantizando los derechos de la mujer.

Este día vemos la inauguración de un gran proyecto. Las mujeres emprendedoras de esta planta pasteurizadora les están demostrando a todas las mujeres salvadoreñas que cuando de verdad se desea algo, nada nos  puede impedir alcanzarlo.

Felicidades a todas las mujeres que integran esta cooperativa. Así es como se construye país, emprendiendo, echando a andar nuestros sueños. No hay duda que las mujeres son fuerza productiva. Las mujeres son impulsoras del desarrollo.

Somos un mejor país cuando presenciamos momentos como este, en que la mujer toma su lugar en el desarrollo de nuestro pueblo. Estamos cambiando esos antiguos paradigmas que impidieron a la mujer procurar su propia superación.

Hoy la historia es otra. Hoy hablamos y trabajamos por el derecho al trabajo en igualdad de oportunidades. Hoy trabajamos por una vida libre de violencia para las mujeres. Hoy hablamos del derecho a la educación y la salud.

Mujeres salvadoreñas:
Esta es una lucha que han ganado ustedes con su esfuerzo y capacidad. Nuestro Gobierno tiene el compromiso de seguir generando políticas públicas que se traduzcan en oportunidades reales para ustedes.

Nuestro Gobierno está impulsando las iniciativas que provengan de la ciudadanía, sean hombres y mujeres. Ustedes están viendo un empoderamiento de la sociedad salvadoreña como nunca. Más participación. Más democracia. Más desarrollo.

Les invito a continuar avanzando. Grandes logros vienen para ustedes. Adelante.

Que Dios nos bendiga a todas y a todos.