Print Friendly

Gracias, inmensamente gracias, por abrir ese enorme corazón rojo del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional.

Compañeras delegadas, compañeros delegados, hoy es un día histórico para nuestro glorioso partido el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), es un día de historia

.

Por eso me es grato compartir un abrazo fraterno y saludar a toda la militancia y dirección del partido; especialmente a ese hombre, Medardo González, que ha conducido las últimas luchas victoriosas del FMLN.

Con el mismo cariño saludo a las delegaciones internacionales que asisten a este Primer Congreso, nos unen lazos históricos de solidaridad y sueños comunes de una humanidad con justicia y libertad.
Rendimos homenajes a nuestros héroes y mártires, hombres y mujeres que lucharon y ofrendaron su vida por ver florecer un país libre, próspero y con igualdad.

Nuestro tributo también a las y los compañeros internacionalistas que han acompañado la lucha revolucionaria salvadoreña, siempre tendrán un lugar en el corazón de nuestro pueblo.

Igualmente honramos a nuestros veteranos de guerra y a las familias de nuestros compañeros y compañeras caídas en la lucha, ellos sembraron la semilla, como dijo Medardo, de este proceso transformador que iluminan esperanza de nuestro pueblo.

Compañeros y compañeras:
Hemos recorrido un largo y victorioso camino hasta llegar a este momento que celebramos nuestro Primer Congreso.

En estos 35 años de lucha al FMLN le ha correspondido ver momentos complejos de la historia de nuestro país, han sido enorme los retos, pero cada etapa que hemos atravesado con el respaldo y la sabiduría del pueblo, el FMLN ha sabido interpretar. (…) han significado importantes aportes al proceso revolucionario salvadoreño; así lo hicimos desde nuestra etapa de surgimiento y durante el conflicto armado.

El FMLN tuvo la capacidad de definir una estrategia política militar exitosa que condujo hasta la firma de los Acuerdos de Paz en 1992, de abrir las puertas de la democracia en El Salvador.

Fue esa correcta interpretación del momento y la implementación de una estrategia acertada en nuestro partido, la que permitió sentar las bases para construir un país en democracia.

Esta nueva etapa implicó definir una política y una estrategia, manteniendo siempre sus principios revolucionarios.
A partir de los Acuerdos de Paz se inicia la etapa de la Revolución Democrática que se profundiza con la llegada del FMLN al gobierno en el 2009 y que da continuidad en el 2014.

En esta nueva fase, pasamos de los Acuerdos de Paz, a concretar un proceso de transformación social, que le ha permitido a la población mejorar sus condiciones de vida en lo político económico y social.

El FMLN como instrumento partidario incrementó la lucha política electoral y aseguró obtener incidencia y conquistar espacios en el Estado a nivel municipal, en la Asamblea Legislativa y en el Gobierno. En cada espacio conquistado desarrollamos transformaciones revolucionarias en el marco del fortalecimiento democrático del país.

Durante este proceso de transformación política, económica y social, los grupos de poder hegemónicos perdieron su incidencia en el Gobierno, ya que el FMLN y los sectores democráticos pusimos al Estado en función de los intereses de la población.

A partir del 2014 esta lucha es profundizar el proceso de transformación económica y productiva del país, nuestro compromiso es lograr un desarrollo económico que genere empleo, oportunidades y bienestar para todo el pueblo salvadoreño.

Así llegamos a ese primer congreso, resultado de todas esas grandes jornadas de lucha de nuestro pueblo y a la acertada conducción colectiva del FMLN, nuestra democracia interna es lo que nos ha permitido a lo largo de decenas de convenciones definir las grandes estrategias y tácticas para enfrentar cada nueva etapa y esa es una característica histórica de este primer congreso, que ha involucrado a todo el partido, a sus bases, al pueblo, para ratificar la continuidad de nuestra revolución democrática a partir de tener un partido fuerte y unido.

Las ideas transformadoras son las que han guiado al FMLN a lo largo de la historia. Las ideas revolucionarias son las que han garantizado que el FMLN sea una fuerza determinante en el desarrollo de la democracia en el país.

Es por ello, que en este primer congreso, con este amplio debate y discusión que se ha tenido, se establecerá los lineamientos para continuar avanzando hacia nuevas victorias electorales.

El debate de ideas al interior del partido siempre le ha dado al FMLN la capacidad de ser una fuerza determinante en los procesos de transformación que vive el país.

La historia del FMLN está íntimamente ligada a los intereses del pueblo salvadoreño, especialmente de los más desposeídos, trabajemos siempre por eso, con un partido fuerte y con ideas transformadoras.

Otra fortaleza del FMLN es una correcta vinculación entre la dirección y la base, con capacidad de debate interno, que nos habla del nivel de participación de nuestro partido ha mantenido siempre.

En el FMLN hemos tenido y tenemos grandes líderes y lideresas, entregados a revolución, que han jugado un papel importante en todo este proceso de liderazgo y conducción del partido. Están con nosotros las ideas y los recuerdos de nuestro compañero Schafik Jorge Handal, de nuestra inolvidable Mélida Anaya Montes y tantos compañeros y compañeras que supieron aportar a las ideas de transformación y cambio y cuyo pensamiento sigue estando vigente en esta nueva etapa de la revolución democrática en El salvador.

La lucha revolucionaria es permanente y constante, la fortaleza del FMLN son sus políticas basadas en principios y valores revolucionarios, por ello nuestro partido se fortalece, porque siempre está a la altura de las nuevas demandas que plantea la sociedad, esos valores y principios son la razón y el rol transformador del partido en todas las áreas política, social y económica.

Ningún instituto político ha alcanzado los logros del FMLN, nuestro partido constituye un verdadero ejemplo de organización y compromiso, es un instrumento político que aglutina el movimiento social, las organizaciones populares y las mayorías de nuestro país.

El FMLN es y seguirá siendo el principal abanderado en las demandas de intereses de nuestro pueblo salvadoreño.

Hoy tenemos la oportunidad de servir a nuestro pueblo, de este Gobierno, desde el Gobierno de la República, y eso además de ser un enorme privilegio es un compromiso que demanda de nosotros trabajar con más fuerzas por los cambios que queremos para nuestro país, esos cambios necesitan el respaldo y el compromiso de todos nosotros unidos en un solo propósito, mejorar la vida de los salvadoreños y salvadoreñas.

En los documentos de este primer congreso está el camino para profundizar y transformar en función de los intereses del pueblo y la nación, el amplio debate hacia este primer congreso, también nos permitió detectar nuestras debilidades y como muy bien lo decía el compañero secretario, Medardo, debemos corregirlas para poner a tono con las exigencias de esta nueva etapa, tenemos que seguir corrigiendo la unidad del partido, los aportes de miles de compañeros y compañeras que participaron en la Asamblea y debates de este primer congreso, que refleja la fortaleza de las ideas revolucionarias en el FMLN y el pueblo salvadoreño.

Quiero expresar mi alegría con la participación de miles de jóvenes en este primer congreso, ellos están dando una batalla importante en esta etapa, me refiero al debate de las ideas que está librando en las redes sociales, los invito a seguir defendiendo y avanzando en las ideas de cambio, derrotando la mentira y la desinformación.

Con este primer congreso el FMLN reafirma su compromiso de continuar en la batalla diaria del pueblo salvadoreño, avanzando bajo nuestro principio valores como la justicia social, la igualdad, la libertad, la participación la entidad de género, la transparencia y la solidaridad.

Nuevos retos se avecinan, trabajemos en unidad y sin descanso hacia la victoria que nos espera en el 2019. Sé que lo haremos con optimismo y la esperanza que caracteriza nuestras luchas. Hasta la victoria siempre.

Saludos compañeros.