Print Friendly
  • Quiero iniciar saludando a ese hombre que por años ha estado al frente de este partido, este partido que tiene raíces en el pueblo y que ha sabido conducir al FMLN en las batallas más difíciles.
  • Permítanme saludar al secretario general del FMLN, compañero Medardo González.

También quiero saludar a esa mujer luchadora de un pueblo hermano, del pueblo de Lula, del pueblo de Dilma, quiero saludar a la compañera Mónica Valente, secretaria ejecutiva del Foro de Sao Paulo.

También quiero saludar a ese representante del Partido Comunista de Cuba, Ramón Balaguer, un hombre luchador, un hombre hecho historia.
Y también permítanme saludar al hermano de nuestro querido Hugo Chávez, Adán Chávez.
Saludar a Nidia, una luchadora, una firmante de los Acuerdos de Paz.

Y saludar a Gerson Martínez, ustedes conocen y reconocen la trayectoria, no solo política de Gerson, sino como un hombre que está impulsando transformaciones y cambios en El Salvador, gracias Gerson por estar acá.

Para mi gobierno y la República de El Salvador es un honor ser sede del Vigésimo Segundo Foro de Sao Paulo y recibirles con los brazos abiertos y con el corazón en la mano, como somos los salvadoreños, que nos entregamos con corazón y alma por las luchas libertarias de nuestros pueblos.

También quiero felicitar al foro porque dentro de sus ejes de discusión ha retomado un tema que es fundamental y que aquí en El Salvador a lo largo de las largas luchas revolucionarias de los movimientos sociales, políticos, siempre ha sido la clave del éxito del FMLN, su vinculación con el pueblo y ahora más que nunca, tenemos que construir ese poder del pueblo, ese poder popular.

Ese es el tema central ahora de este debate.

También comparto la valoración del compañero Medardo, que este foro sucede en un momento especial para nuestro continente. Hace dos días fuimos testigos en La Habana de la histórica firma del cese de fuego que pone fin al conflicto armado en la hermana república de Colombia.
Este acontecimiento reafirma y consolida a América Latina y al Caribe como una zona de paz, sabemos que la paz es el bien más preciado que puede tener un pueblo.

Por ello aprovecho para felicitar al pueblo colombiano a las FARC-EP por hacer realidades las aspiraciones más sentidas de nuestros hermanos colombianos.

Seguiremos poniendo a disposición de Colombia nuestra experiencia lograda con los Acuerdos de Paz en El Salvador, especialmente ahora que estamos próximos a celebrar el 25 aniversario.

Este acontecimiento es un ejemplo de la nueva realidad que vive américa Latina y el Caribe y fruto de las luchas de nuestros pueblos.

Sabemos y lo vivimos aquí en nuestro país, como las oligarquías se aferran a sus pretensiones de volver a las épocas oscuras del pasado, para poner el Estado en función de sus propios beneficios, desunir a nuestras naciones y someter a nuestros pueblos.

Nosotros somos solidarios con la Presidenta Dilma de Brasil, sabemos que el pueblo la va a restablecer en el poder.
Y estamos también en pie de lucha en defensa de la revolución bolivariana, en defensa del legado del Presidente Hugo Chávez, y que le ha dado continuidad el Presidente Nicolás Maduro.

Todos sabemos los métodos que ahora utilizan para tratar de golpear a nuestros pueblos.

El día de ayer aquí en El Salvador, como ya sabemos, la Sala de lo Constitucional que sea … el derecho de quitar y poner funcionarios anuló la elección de funcionarios de la Corte de Cuentas, y todo con un propósito tratar de enfilar sus ataques contra nuestro gobierno y contra el FMLN.

Pero como lo decíamos en la concentración del Primero de Mayo, los golpistas no detendrán el avance y las conquistas logradas a favor de la mayoría de los pueblos, los golpistas no pasarán, los golpistas no pasarán; porque nadie puede tener a un pueblo que ha decidido avanzar en libertad.

Y nuestra izquierda que estamos comprometidos con el desarrollo, no nos vamos a doblegar de seguir trabajando por la eliminación del hambre y no detendrán las aspiraciones de nuestro pueblo a tener educación, salud, vivienda, seguridad y una economía incluyente.

Lo que la derecha no tolera es que los gobiernos de izquierda trabajemos por reducir la brecha de la desigualdad y lograr justicia social, no soportan constatar el desarrollo que los pueblos de América Latina han alcanzado.

Por ello, compañeros y compañeras, es importante dimensionar las históricas conquistas alcanzadas en las luchas de nuestro pueblo, que ha permitido ahora, América Latina y El Caribe y a todo el mundo a ser una región más integrada, zona de paz, fraterna y con voz propia.

También no puedo dejar de mencionar el hecho histórico del restablecimiento de las relaciones entre Estados Unidos y Cuba, es parte también del nuevo momento que vive nuestra región, ha sido una causa común de todos nosotros y una victoria del hermano pueblo cubano; pero no debemos olvidar que aún les queda pendiente algo que no puede esperar más, poner fin al injusto bloqueo contra Cuba.

Ustedes, algunos habrán podido constatar el proceso de cambio que se inició en El Salvador a partir del 2009 y que a partir del nuevo gobierno hemos continuado avanzando. Nadie puede desconocer la profunda reforma de salud que estamos llevando adelante, nadie puede desconocer la transformación educativa que está en marcha en el país.

Y también es importante destacar que esta semana los medios de comunicación han querido minimizar y han querido estigmatizar una decisión de mi gobierno, una decisión de este gobierno que no vamos a echar marcha atrás, los jóvenes es nuestra prioridad, vamos a seguir con el Programa Jóvenes con Todo, dándoles oportunidades a los jóvenes, de empleo, de formación, de capacitación técnica, porque la juventud no es solo el futuro, sino el presente y con ustedes jóvenes, estamos construyendo el futuro de este país, esperamos que nos acompañen en esta lucha y que no se dejen doblegar ante la campaña mediática de los medios de comunicación que están al servicio de la oligarquía salvadoreña.

Sabemos que además de grandes avances tenemos retos importantes, sabemos la ofensiva del imperio y las burguesías locales por tratar de contener el avance de la izquierda en América Latina y el Caribe y que debemos de tomar conciencia de que este momento, esta etapa, es una lucha que tiene oportunidades, pero que también tiene grandes retos y que esos retos solo podemos resolverlos en la medida que hagamos realidad que somos un gobierno, un partido enraizado en el pueblo salvadoreño, es la única cómo salir adelante, construir ese poder popular, que haga indetenible nuestras luchas.

Pero para ello debemos unirnos, debemos estar unidos siempre, la unión no significa coartar el pensamiento, coartar las ideas, las ideas son el motor de los procesos de los cambios y la unidad es una unidad que significa construir ideas, debatir ideas, pero para debatir ideas deben haber ideas diferentes y en ese debate es que surge el crisol de la conducta para construir procesos y construir soluciones.

Yo les animo a que continuemos siempre con el optimismo que siempre ha caracterizado los pueblos de América Latina. Hoy más que nunca tenemos condiciones, le hemos demostrado al mundo y a los pueblos lo que pueden construir los gobiernos de izquierda, lo que pueden llevar adelante por el bienestar, por la justicia social y la lucha de nuestros pueblos.

Yo quiero finalizar haciendo un llamado. Este foro debe de ser un foro de unidad y de construcción del poder popular.

Y los invito a todos, los invito también a nuestro partido a ser un baluarte como lo hemos sido siempre, tenemos una larga trayectoria de lucha, atravesamos la lucha revolucionaria, la lucha social, la lucha política y siempre estuvimos adelante; hubieron dificultades, pero siempre estuvimos adelante, porque supimos unirnos y vincularnos al pueblo. Ese es mi mensaje para este foro.

Construir la unidad de la izquierda mundial, para derrotar las pretensiones del imperio y de las oligarquías criollas.

Muchas gracias.