Print Friendly
  • El Presidente Sánchez Cerén informó sobre los resultados de la investigación de la FGR sobre el siniestro. Recalcó que ningún documento de valor se perdió durante el suceso, y detalló que ha girado instrucciones para que sean evaluadas las medidas de seguridad en todos los edificios públicos.

El Presidente Salvador Sánchez Cerén informó hoy que el origen del incendio ocurrido el pasado 7 de julio en el Ministerio de Hacienda fue una falla en el sistema de aire acondicionado, descartando mano criminal en la ocurrencia del siniestro.

 

“El proceso de investigación realizado por la Fiscalía General de la República (FGR) concluyó que el incendio se originó en el sistema de aire acondicionado de una oficina del cuarto nivel del edificio de Hacienda, y no fue producto de un atentado”, detalló el jefe de Gobierno durante un acto en el que brindó condecoraciones y reconocimientos a las instituciones que participaron en sofocar el fuego y rescatar la vida de las personas que quedaron atrapadas.

 

El Presidente también envió un mensaje de tranquilidad ante las especulaciones de la pérdida de documentos valiosos durante el incendio, concentrado en el nivel donde opera la Dirección General de Impuestos Internos.

 

“No desapareció ninguna documentación, gracias a que todo está debidamente digitalizado y resguardado”, dijo.

 

Asimismo, anunció que ha girado instrucciones al Ministerio de Trabajo para que continúe haciendo evaluaciones del cumplimiento de las normas de seguridad en todos los edificios públicos.

 

“De igual forma, el Ministerio de Obras Públicas y la Cámara Salvadoreña de la Industria de la Construcción, CASALCO, deben velar por el respeto de los parámetros y requisitos de seguridad en las edificaciones, incluidas las privadas, de acuerdo con los reglamentos internacionales vigentes”, añadió el estadista.

 

San Salvador, 14 de julio de 2017.