Print Friendly

 

  • El Gobierno presentó al Consejo Nacional del Salario Mínimo una propuesta justa y oportuna que contempla incrementar a $250 y $300 el salario para el sector agrícola y la zona urbana, respectivamente.

 

La propuesta de incremento al salario presentada por el Gobierno del presidente Sánchez Cerén al Consejo Nacional del Salario Mínimo obedece a la visión de generar mecanismos redistributivos que permitan mejorar las condiciones de vida de las familias salvadoreñas.

 

Así lo manifestó hoy el secretario de comunicaciones, Eugenio Chicas, al señalar que “incrementar el salario mínimo está íntimamente vinculado a un aspecto de justicia”, ya que es necesario reconocer “la labor de aquellos hombres y mujeres que trabajan, no solo para su familias, sino también para engrandecer el país”.

 

Al ser consultado sobre el tema en la entrevista El Salvador Ahora, de Canal 10 y Radio Nacional, el vocero del gobierno explicó que la propuesta del Ejecutivo contempla establecer únicamente dos salarios mínimos, ya que actualmente el referido Consejo tiene bajo su jurisdicción una tabla compuesta por nueve montos, distribuidos en los diferentes sectores.

 

“El Ministerio de Trabajo propone establecer solo dos parámetros y no nueve parámetros salariales. Un parámetro en el caso rural con un salario de 250 dólares mensuales y un parámetro urbano de 300 dólares”, aseguró el funcionario.

 

Agregó que “la realidad es que la canasta básica es una, e independientemente donde gane su sustento un trabajador o trabajadora, si puede ser en la industria o en el comercio o en la maquila, al final va comprar al mismo mercado”.

 

Para el funcionario, esta iniciativa del Gobierno constituye una propuesta justa, técnicamente bien fundamentada y oportuna, ya que se da en un momento en el que el país está viviendo una expansión de su economía.

 

“Estamos viendo una economía con buena salud, que modestamente crece, pero crece de manera sistemática. Por lo tanto, es un elemento de justicia, es un elemento práctico reconocer la necesidad de incrementar el salario para trabajadores y trabajadoras”, dijo.

 

Sostuvo que el aumento al salario mínimo fomentará el mercado interno, ya que las familias tendrán mayor poder adquisitivo.

 

“Los trabajadores no terminan guardando ese dinero, un trabajador se le aumenta de 200 a 300 dólares y lo que va a resolver es otras necesidades que no venía cubriendo, no es que va meter los 100 dólares adicionales debajo del  colchón, va a invertir en otros bienes y servicios que no tenía cubiertos para su familia”, expresó.

 

Actualmente el Consejo Nacional del Salario Mínimo analiza 11 propuestas, siete del sector sindical, dos de las empresas privadas, una del Gobierno central  y una de la sociedad civil.

 

San Salvador, 22 de diciembre de 2015.