Viernes 22 de junio de 2012 11:27

La Reforma de Salud ha roto barreras que impedían el acceso de los más pobres a los servicios de salud: Viceministra Violeta Menjívar

La apuesta del gobierno del Presidente Mauricio Funes por la transformación del sistema de salud se refleja en los resultados concretos de la Reforma de Salud, que ha logrado en tres años romper barreras económicas y geográficas que impedían a la población más pobre gozar de este derecho humano.

La viceministra de Salud, Violeta Menjívar, hace un balance en el que destaca la instalación de los 450 Equipos Comunitarios de Salud (ECOS) en 153 municipios para cubrir un millón 600 mil personas, la subida histórica al 80 por ciento del cuadro de medicamentos en los hospitales, así como la puesta a disposición -por primera vez- de pediatras, ginecólogos e internistas, en el primer nivel de atención.

Los logros de la Reforma de Salud han tenido un reconocimiento irrefutable con el cumplimiento del Objetivo de Desarrollo del Milenio (ODM) referido a la salud materna, y el aumento en el cuadro básico de vacunas para inmunizar de 16 enfermedades a los recién nacidos.

El gobierno del Presidente Funes ha impulsado una reforma integral de salud ¿cuáles son los logros más importantes que usted destacaría en estos tres años de gestión?
 
La Reforma de Salud en su primera fase estaba con ocho ejes, de esos ocho ejes en estos tres años les puedo resumir los avances sustantivos indiscutibles que hemos tenido en tan poco tiempo, avances en salud que ya están repercutiendo en indicadores de salud en nuestro país.
 
Rompimos, por decir así, o eliminamos la barrera económica que antes se tenía en el sistema público de salud al eliminar las cuotas voluntarias.
 
Eso ha permitido que por lo menos un millón y medio de personas que no iban al sistema público de salud, al Ministerio de Salud, a consultar porque tenían que pagar una cuota, esa gente tiene una barrera rota, por decir así y eso va con el enfoque de derecho que tenemos en la salud.
 
Logro importantísimo es que estamos, también, rompiendo la barrera geográfica de la accesibilidad a la salud. Cuando hemos instalado 450 Equipos Comunitarios de Salud en 153 municipios que cubre un millón 600 mil personas que de alguna manera estaban descubiertas, no tenían cobertura de salud gratuita como la tienen ahora, ese es un éxito que hemos logrado en estos 153 municipios, de los 262, porque la reforma ha comenzado en los lugares más lejanos, en la población con más escasos recursos económicos y de todo tipo.
 
Y yo diría que eso es un logro importante, por primera vez en la historia nosotros colocamos especialistas, pediatras, ginecólogos e internistas, en el primer nivel de atención. Tradicionalmente los especialistas solo estaban en los hospitales, ahora estamos acercando de los 450 equipos comunitarios, hay 28 que tienen especialistas, que son los ECOS especializados.
 
Por lo tanto, esto nos está mejorando lo que queremos en la reforma, disminuir la presión hacia los hospitales, porque los hospitales se saturan demasiado, viendo gripes, viendo enfermedades que no deberían de ver y si le mejoramos la capacidad resolutiva a las unidades de salud, entonces en más de un 80% deben de resolverse allá en el primer nivel.
 
Y ponemos los hospitales bien equipados, estamos equipándolos, estamos mejorándole su infraestructura, estamos aumentando su recurso humano, para que los hospitales puedan hacer lo que les corresponde y no estar atendiendo patologías que deben de ser atendidas desde las comunidades y desde las unidades de salud.
 
Eso es un logro importante de estos tres años. Y algo importantísimo es que a iniciativa del Ministerio de Salud se aprobó la Ley de Medicamentos, que nos va permitir una mejor accesibilidad de los medicamentos.
 
Y por supuesto, ya lo mencionaba, la red hospitalaria está siendo transformada definitivamente, ya no es lo mismo como encontramos los 30 hospitales en una situación muy difícil, en una situación muy precaria, que si bien es cierto todavía no logramos todo lo que quisiéramos, porque no es posible, no hay ningún sistema de salud que en tan poco tiempo pueda tener los logros de una atención a un 100% de la población.
 
Tenemos varios avances. Si la Ley de Medicamentos ya comienza a funcionar y a ejecutarse, va a disminuir una brecha que hemos tenido en el país de abastecimiento de medicamento, que ya con este gobierno hemos subido del 50% del abastecimiento en los hospitales a más del 80%.
 
O sea, que 30% más se ha logrado de abastecimiento en nuestra red pública de salud, que quisiéramos que fuese el 100%, pero no hay país que lo logre; de todas maneras es indudable que se ha invertido más en fondos en compra de medicamentos, se ha mejorado la cobertura de vacunación, indiscutiblemente estamos previniendo 16 enfermedades auto inmune y eso ha disminuido en buena medida a lo largo del tiempo la mortalidad infantil o la morbilidad infantil, porque hay un sistema de vacunación que es bastante bueno.
 
Esos son los logros que tenemos hasta ahorita.
 
¿Qué innovaciones tienen en marcha en el Sistema de Salud Pública?

Ya estamos en procesos de licitación para montar el nuevo sistema de emergencias médicas que va a funcionar en el Área Metropolitana (de San Salvador). En la primera fase significa dotar de ambulancias bien equipadas para poder atender a las personas accidentadas, ya sea por un motivo, por un accidente o por un motivo médico, un infarto o un accidente en la carretera, de cómo podemos a través de un sistema de ambulancias que van a estar ubicadas en unas partes del territorio con personal entrenado, con ambulancias equipadas y con unidades de emergencias en los hospitales, que puedan recibir esas emergencias.
 
Ese va a ser uno de los legados más importantes que vamos a dejar en este Ministerio de Salud.
 
El sistema de emergencias médicas va a comenzar a funcionar, lo hemos logrado a través de dos proyectos, uno el del BID, del Banco Interamericano de Desarrollo, que ya está comprando las ambulancias, ahorita empieza ya el proceso de la compra de las ambulancias, ya vamos a entrar en el proceso de contratación de personal, para que funcionen en el Área Metropolitana. Y también en el préstamo del Banco Mundial, viene un aporte para montar el sistema de emergencias médicas.
 
Podemos decir que sí tiene un financiamiento inicial nuestros sistemas de emergencias médicas. En principio pasa de 20 millones de dólares, entre los dos esfuerzos pasa de 20 millones de dólares.
 
¿Cuál es el balance de cómo están contribuyendo los ECOS  a la salud de la población?
 
Definitivamente ya hay indicadores. Se ha incrementado de manera impresionante el número de mujeres embarazadas adscritas a nuestro sistema, a la ficha familiar, al ECO respectivo, a la unidad de salud, a la unidad comunitaria de salud respectiva, eso quiere decir que hemos aumentado la cobertura de los controles prenatales, de los controles post natales, para evitar la mortalidad materna, del cual ya tenemos el indicador del que vamos a hablar de disminución de la mortalidad materna.
 
Tenemos incrementado de manera impresionante lo que llamamos el parto institucional, ha aumentado más de 20 puntos, de cuando entramos a como estamos ahora, donde un mayor porcentaje de partos ya no son en la comunidad, sino que son atendidos por personas entrenadas para tal fin, que por lo regular en los hospitales, ahí es donde se atienden. El Ministerio de Salud cuenta con 28 maternidades, de los 30 hospitales, 28 tienen maternidades.
 
Entonces, ha aumentado el parto institucional, ha aumentado la cobertura de vacunación, tenemos aumentados los índices de acceso a la planificación familiar, entre otras cosas. O sea que sí hay indicadores de incremento de cobertura y de mejor calidad en la atención.
 
No solo hemos aumentado el número de consultas curativas, porque entre más se descubren enfermedades, más aumenta la consulta ya por morbilidad, por enfermedad, pero no solo ha aumentado la consulta por morbilidad, por enfermedad; sino que hemos disparado, en el buen sentido de la palabra, lo que se llaman las atenciones preventivas, de prevención de la enfermedad y de promoción de la salud.
Antes había muchísimas más atenciones por enfermedad y por debajo estaban las atenciones preventivas y las de promoción de la salud. Ahora se está acercando o superando el número de atenciones preventivas y eso va con una de las características de nuestro nuevo modelo de salud de virar de una salud curativa a una salud de prevención de la enfermedad y promoción de la salud.
 
Porque no es lo mismo prevenir la enfermedad, como poner una vacuna, que promover estilos de vida saludables.
 
Esos son indicadores que hablan por sí solos de que el nuevo modelo va a impactando poco a poco en los indicadores de cobertura de calidad de la atención a nuestra población.
 
Para lograr las metas de los Objetivos de Desarrollo del Milenio, hay indicadores relacionados con salud, ¿qué avances ha habido en estos indicadores?
 
Bueno en el ODM 5, que es el Objetivo del Desarrollo del Milenio 5, en realidad hay dos grandes metas; una de ellas es la reducción de la mortalidad materna. Ha sido una vergüenza para la humanidad el que tantas mujeres mueran por el embarazo, esas muertes maternas en el mundo, no solo en América Latina, no solo en El Salvador, la inmensa mayoría son prevenibles.
 
Ninguna mujer, en términos generales o por lo menos mayoritariamente, no debe morir una mujer por un embarazo, el embarazo no es una enfermedad. El embarazo es un estado que la naturaleza le dio a las mujeres de poder albergar en sus entrañas a un futuro ser humano, por lo tanto la vida nos enseña a los operadores de la salud, de que si se lleva bien un embarazo, ninguna mujer embarazada tiene porque morirse.
 
Entonces el ODM5, el Objetivo de Desarrollo del Milenio, casi nos pide como dos grandes metas. Una de ellas es reducir en un 75% la mortalidad materna, partiendo de la que teníamos en el año 1990. En El Salvador teníamos una mortalidad en el año 1990 y nos piden reducirla a un 75% en el año 2015. El Salvador ya lo alcanzó. Naciones Unidas nos pide que disminuyamos la mortalidad materna; se llama razón materna, que es hacer un indicador, una relación donde en el numerador está el número de muertes maternas, en el denominador el número de nacidos vivos, multiplicados por 100 da lo que se llama razón materna.
 
La razón materna que Naciones Unidas pide para el 2015 es de 52.8 muertes maternas por 100 mil nacidos vivos, y nosotros el año pasado en el 2011 teníamos ya 50.8. No hemos esperado hasta el 2015, ya la alcanzamos y ya rebasamos lo que nos pide el indicador de la razón de mortalidad materna. Entonces eso es un éxito, es un logro para el Ministerio de Salud, para el país, para el gobierno, para las mujeres de nuestro país, que hayamos logrado con un gran éxito, porque llevamos lo que se llama una vigilancia de la mortalidad materna.
 
Cada madre que se muere en nuestro país, le puedo asegurar que hay una alarma en el sistema. La ministra y los titulares somos los primeros, a los minutos que se muere la mujer en nuestras instalaciones ya hay una alarma, se mueve todo el sistema, se investiga ¿por qué se ha muerto, cómo la trataron, qué le pusieron, qué pasó, por qué se murió? No solo medimos, llevamos la vigilancia de la mortalidad materna, de lo que llamamos  las enfermedades de la embarazada, la morbilidad extrema, para que no se nos vaya a morir.
 
Entonces y o creo que eso es muy importante lo que hemos estado haciendo, de tener una buena vigilancia materna para poder disminuir la mortalidad materna.
 
 
¿Cuáles son las medidas que el Ministerio de Salud ha implementado y que han contribuido a superar ese indicador?
 
Primero, yo diría que hay que rescatar que se eliminó la barrera económica, antes se pagaba por los partos en el sistema público  a veces 20 dólares, a veces 30 dólares.  Hoy se ha eliminado esa barrera económica, lo que hace que las madres embarazadas puedan llegar a una atención gratuita.
 
Estamos también rompiendo la barrera geográfica  al instalar  los equipos comunitarios de salud en los lugares más lejanos  y en la parte rural, porque del porcentaje de madres que mueren, la inmensa mayoría son en el área rural; por eso es muy importante,   no solo que la mortalidad materna la corrijamos en el Ministerio de Salud, mejorando las habilidades obstétrica, mejorando el control prenatal, haciendo atención  pre concepcional -antes de que salga embarazada  la mujer-, el control post parto, planificación familiar; sino también en la mortalidad materna y en la salud materna tienen que ver  mucho los otros determinantes; por ejemplo, una madre que tiene autonomía económica, una madre que tiene mejor nivel de escolaridad, una madre que tiene mejores ingresos, disminuyen la mortalidad materna.
 
Por lo tanto,  no solo es que tengamos un Ministerio de Salud que ahorita está trabajando  de manera seria en los planes de parto, en poner  en varios hospitales las 24 horas a ginecólogos para que puedan atender a nuestras mujeres; el de mejorar los equipos  obstétricos, hacer el esfuerzo  por tener sangre segura para que no se nos muera de una hemorragia la madre, las casa de espera materna, tenemos doce casas de espera materna distribuidas en todo el país que es para que las madres que viven en el área rural tengan  un lugar intermedio entre la comunidad y el hospital  y ahí se le vigila para que no  muera y el auditar en un 100 por ciento las mortalidades maternas para hacer un plan de mejora.
 
Es importante decir que tenemos implantado lo que llamamos el plan de parto, en el plan de parto interviene la madre embarazada, la persona, su esposo, su familia, la comunidad, la PNC trasladándole en el momento. Es un plan de parto donde nuestras comunidades aprenden que donde hay una mujer embarazada, toda la sociedad debe de vigilar  que ese embarazo tenga un feliz término, que ese niño nazca bien con vigorosidad y que la madre no muera después del parto.
 
Entonces el Plan de Parto es muy integral y mantenemos una vigilancia como le decía anteriormente muy estrecha.
 
 
¿Cuáles son las proyecciones del Ministerio de Salud  para los próximos dos años?
 
Consolidar este modelo que ya comenzamos, y consolidarlo quiere decir que lo que hemos iniciado de equipamiento de hospitales, de infraestructura mejora de la infraestructura de hospitales, de mejora en los recursos humanos consolidemos en los dos años que nos vienen, mejorar los equipamientos.
 
Otra cosa es que de estos 450 ECOS que hemos instalado hay que mejorar su equipamiento, mejorar su proceso, mejorar su abastecimiento de medicamento, que funcionen verdaderamente en red y aumentar los ECOS, que podamos aumentar en estos dos años que vienen y dejar bien sentado y bien plantado este nuevo modelo que mejora la cobertura, que mejora la calidad, que mejora el abastecimiento de medicamentos con participación ciudadana porque ese es otro eje de la Reforma de Salud.
 
A estas alturas con mucha satisfacción podemos decir que la reforma de salud con la instalación de los ECOS ya propició que estén funcionando mil comités comunitarios de salud. Esa es una relación directa para que la comunidad, para que la ciudadanía se convierta en gestora de su propia salud, porque no es solo el Ministerio de Salud quien es el proveedor de la salud, es la misma población.
 
Entonces la participación de la comunidad en estos mil comités comunitarios de salud y más de 150 comités intersectoriales donde llega el alcalde, llega el de ANDA. Yo creo que esa modalidad participativa e intersectorial es uno de los retos que tenemos para consolidar cuando termine este quinquenio, que ya comenzó, que ya tenemos frutos sobre este nuevo modelo y que el sistema de emergencias médicas quede ya iniciado.
 
No creemos que la Reforma de Salud en 5 años se implanta en un 100%, no hay país alguno que lo logre; pero lo que le puedo asegurar y ahí sin lugar a equivocarme, que la salud en El Salvador ya comenzó a cambiar, que llevamos una ruta de mejoría de la salud de la población salvadoreña, que necesitamos que se le de continuidad porque esto necesita sostenibilidad de todo tipo, sostenibilidad financiera, sostenibilidad técnica y hasta sostenibilidad política, porque queremos que lo iniciado en estos 5 años se profundice en el próximo quinquenio y que terminemos de consolidar lo que ya comenzamos en este quinquenio.
 
Un logro importante que este Ministerio de Salud va dejarle a la población salvadoreña al final del quinquenio es el enorme avance que hemos tenido en vigilancia sanitaria. Le voy a poner un ejemplo, a veces se pregunta ¿por qué ahora han aumentado los casos de dengue? ¿Por qué hoy más que antes? Simple y sencillamente ahora se hace una mejor vigilancia sanitaria, epidemiológica sanitaria. ¿Qué quiere decir eso? De que estamos descubriendo más las enfermedades, antes había sub registros, había una cantidad de enfermedades o cantidad de problemas de enfermedades infectocontagiosas.
 
Nosotros encontramos el primero de junio del 2009, 400 unidades notificadoras, unidades notificadoras quiere decir las instancias que son las que aportan la información del suceso, que pasa en su unidad de salud, en su hospital.
 
Habían solo 400 unidades notificadoras, prácticamente solo eran del Ministerio de Salud y ahora el dengue que le reportamos, la conjuntivitis que reportamos, las infecciones respiratorias ya no solo son del Ministerio sino que también son del Seguro Social, de Sanidad Militar, de la clínicas que tiene la PNC, de la que tiene penales los Centros Penales, de algunos privados que están reportando.
 
Entonces quiere decir, que si encontramos 400 unidades notificadoras y hoy tenemos 1176, tenemos el triple de información epidemiológica. Eso es muy bueno, porque estar diciendo que las estadísticas son bajas pero es porque no se descubren las enfermedades no es bueno para un sistema de salud y hoy si estamos implantando un sistema epidemiológico serio de mucha, no ocultamos datos, esa es otra situación.
 
Aquí en este país, en el 2008 parece que fue el país de las maravillas, fue un año electoral, pre electoral, se escondían las estadísticas ahora no escondemos estadísticas, al contrario descubrimos más y todas las semanas estamos dando datos, ahí los periodistas preguntan y preguntan pero es porque estamos descubriendo más enfermedades y estamos trabajando lo que se llama las líneas bases y después de 5 años si vamos a saber si estamos disminuyendo las enfermedades con datos fidedignos.

Ultima modificacion el Viernes 22 de junio de 2012 11:46