Print Friendly

El presidente Salvador Sánchez Cerén encabezó esta tarde la ceremonia de presentación de la publicación del informe “De la Locura a la Esperanza. La guerra de 12 años en El Salvador”, elaborado por la Comisión de la Verdad para El Salvador, que consignó las graves violaciones a los derechos humanos ocurridas en el marco del conflicto armado.

“Sin lugar a dudas vivimos un nuevo tiempo en nuestro país. Hoy, 21 años después de haber sido publicado por primera vez, el informe de la Comisión de la Verdad es presentado por el Gobierno de la República de El Salvador”, dijo el jefe de Estado en el acto realizado en el Palacio Nacional.

Explicó que esta acción es “en concordancia con el respeto a los derechos humanos que predicamos y vivimos; en honor a la verdad, en honor a miles de compatriotas cuya sangre no puede ser ignorada”.

“Hoy el Gobierno de la República asume completamente su responsabilidad de dar a conocer a cada ciudadano y ciudadana la verdad sobre los hechos ocurridos en este tramo de nuestra historia”, expresó el mandatario.

El documento, que fue dado a conocer por primera vez el 15 de marzo de 1993,  ha sido publicado por la Secretaría de Cultura, que dirige el doctor Ramón Rivas, y su prologo fue elaborado por el propio presidente Sánchez Cerén.

 

“Era la obligación de los suscriptores de la paz comprometernos a su divulgación. Sin embargo, los gobiernos que se sucedieron a los Acuerdos de Paz fueron indiferentes a su deber”, expresó al mandatario, al hacer énfasis que este importante informe únicamente fue promovido en el pasado por organizaciones sociales y sectores académicos.

 

“No podemos enterrar el pasado, no podemos ocultar la verdad. La constante reflexión sobre los hechos que han ocurrido en nuestra historia son los que nos definen como país y nos marcan el camino por el cual seguir. Para que no corramos el riesgo de repetir antiguos errores, hoy acercamos sin remiendos a esta y a las futuras generaciones un significativo documento de nuestra historia”, expresó el jefe de Estado.

 

Esta publicación realizada por el gobierno coincide con el 33 aniversario de la Declaración Franco-Mexicana de Reconocimiento al FMLN-FDR.

 

“El 28 de agosto de 1981 Francia y México se manifestaron en solidaridad con nuestro pueblo por la grave situación que atravesábamos. Ambos gobiernos, conscientes de la necesidad de cambios fundamentales en el campo social, político y económico de nuestro país, reconocieron a la alianza del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) y del Frente Democrático Revolucionario (FDR) como una fuerza política representativa del pueblo”, dijo el gobernante.

 

Expresó que Francia y México “creyeron en nuestra capacidad para asumir las obligaciones y derechos de una fuerza política que planteaba cambios estructurales para el país. A la vez hacían un llamado a la comunidad internacional para actuar a favor de la población civil salvadoreña y se facilitara el acercamiento entre las fuerzas políticas en pugna”.

 

La Comisión de la Verdad  para El Salvador fue creada en virtud del artículo 2 de los Acuerdos de Paz, firmados entre el gobierno del entonces presidente Alfredo Cristiani y la Comandancia General del FMLN, con el mandato de investigar los graves hechos de violencia ocurridos desde 1980.

 

“La Comisión de la Verdad acertó absolutamente con el título que eligió para este valioso informe: “De la Locura a la Esperanza”. Locura: porque es sorprendente hasta donde puede llevarnos la injusticia y la pobreza en contraposición al deseo inquebrantable por alcanzar verdadera libertad y progreso. Esperanza: porque está comprobado que el ser humano tiene la capacidad de creer, luchar y esperar siempre un mañana mejor”, dijo el mandatario salvadoreño.

 

El jefe de Estado consideró a este informe como “un recordatorio de lo valiosa que es la paz”, y remarcó que “será siempre nuestro deber trabajar para que nunca más vuelvan a ocurrir este tipo de violaciones contra los derechos humanos en nuestro país y el mundo”.

 

“Será siempre nuestro orgullo construir y mantener un país completamente diferente al que fue”, afirmó el Presidente de la República.

San Salvador, 28 de agosto de 2014.