Print Friendly

El Salvador inicia el año 2016 sobre los cimientos de los acuerdos impulsados por el gobierno del presidente Salvador Sánchez Cerén para construir de manera conjunta con toda la sociedad un país productivo, con crecimiento económico incluyente, educado y seguro.

“El 2015 ha sido un año de grandes desafíos, juntos hemos sentado bases sólidas para el progreso de El Salvador”, expresó el estadista en su mensaje a la nación por año nuevo.

“Unidos, gobierno, sociedad civil, alcaldías, partidos políticos, instituciones y organizaciones internacionales, hemos alcanzado consensos y acuerdos como nunca antes, para solucionar los problemas más sentidos del país”, precisó el líder de la nación.

“La buena noticia es que hemos comenzado a ver el fruto de estas acciones estratégicas. El 2015 fue un año de permanente crecimiento económico, cuyos frutos se multiplicarán en el año nuevo”, agregó.

El presidente del Banco Central de Reserva, Óscar Cabrera, informó que al cierre de 2015 el Producto Interno Bruto (PIB) de El Salvador aumentará 2.5 por ciento en relación con el año anterior, el más alto de los últimos siete años.

A ello se suma un favorable contexto internacional con el dinamismo de la economía de Estados Unidos, que beneficia las exportaciones de El Salvador hacia su principal destino y el crecimiento de las remesas. Además, los precios bajos de las materias primas que importa el país, como el petróleo y sus derivados.

Este 13 de enero cumple su primer año de vigencia el Plan Quinquenal de Desarrollo (2014-2019), el cual traza el rumbo de la nación para superar históricos problemas sociales, como la falta de crecimiento económico y la inseguridad.

“Con la puesta en marcha de este Plan estamos reafirmando el camino a seguir en la profundización de los cambios, en la construcción del país que todos y todas los salvadoreños queremos: un país más productivo, educado y seguro”, manifestó ese día el líder de la nación.

El Plan es resultado de un amplio proceso de consultas desarrollado en 256 encuentros con todos los sectores de la sociedad y recoge y desarrolla los principales compromisos asumidos en el Programa de Gobierno “El Salvador Adelante” del Presidente.

Otro programa estratégico resultado de la política de diálogo, consensos y participación ciudadana de Sánchez Cerén es el Plan El Salvador Seguro, que este 15 de enero cumplirá su primer año de entregado al gobernante por el Consejo Nacional de Seguridad Ciudadana y Convivencia.

El documento es resultado de varios meses de trabajo de los integrantes del Consejo, creado poco después de asumir Salvador Sánchez el 1 de junio de 2014 y contiene 124 acciones, agrupadas en cinco ejes en materia de seguridad.

La propuesta se articula con las políticas sociales y económicas del gobierno, complementa otras iniciativas como el Plan Quinquenal de Desarrollo, el FOMILENIO II, la Alianza para la Prosperidad del Triángulo Norte y otros esfuerzos de instituciones del estado, la empresa privada e iniciativas locales.

El FOMILENIO II ya está en marcha para impulsar el desarrollo de la franja marino costera, mientras que para la Alianza, que incluye también a Honduras y Guatemala, el congreso de Estados Unidos aprobó en diciembre pasado 750 millones de dólares para financiar programas contra la pobreza y otros problemas en los tres países.

En su mensaje a la nación la noche de fin de año, el Presidente anunció que en este mes comenzará la puesta en marcha del Programa de Empleo y Empleabilidad Joven, “el cual creará nuevas oportunidades que la juventud nos demanda, contribuyendo al desarrollo económico y a la convivencia social”.

Reiteró también que el gobierno continuará el trabajo “por una mejor calidad de la educación, fortaleciendo la capacidad y desempeño de los maestros y maestras a través del Programa Nacional de Formación Docente”.

“Seguiremos adelante con el Programa una niña, un niño, una computadora, hasta garantizar que cada escuela cuente con un moderno centro de cómputo, reduciendo así la brecha digital a través del acceso y uso de las nuevas tecnologías”, agregó.

Y expresó:

“En este nuevo año seguiremos con paso firme garantizando la seguridad y tranquilidad en las comunidades, otorgando más recursos para mejorar la capacidad de la Policía Nacional Civil y de la Fuerza Armada.

“Continuaremos aplicando con energía y firmeza las acciones del Plan El Salvador Seguro, asumiendo que la seguridad es tarea de todas y todos.

“Asimismo, ampliaremos las iniciativas para hacer crecer más nuestra economía, robusteciendo el clima de inversiones, asegurando mayo-res beneficios, y condiciones de vida digna y el desarrollo social integral del país”.

Todas las acciones en marcha sustentan el llamado del Presidente a abrazar la esperanza e iniciar el año con alegría y optimismo. “Continuemos marchando por esta ruta correcta a una sociedad más inclusiva, justa y sustentable”, enfatizó.