Print Friendly

El ministro de Educación, Carlos Canjura, junto a la viceministra de Ciencia y Tecnología, Erlinda Hándal Vega, inauguró la IX Olimpiada Iberoamericana de Biología (OIAB) que se realiza en El Salvador, del 7 al 12 de septiembre de 2015.

El Titular explicó que “esta olimpiada permite estimular en ellos (estudiantes) el gusto por la ciencia, la búsqueda de nuevos conocimientos, avanzar y conocer nuestras propias capacidades y realidades (…) logrando el desarrollo científico y tecnológico que tanto necesitamos”.

En el evento participan 43 jóvenes, provenientes de Argentina, Bolivia, Brasil, Costa Rica, Cuba, Ecuador, España, Guatemala, México, Perú, Portugal y El Salvador.

Cada una de las delegaciones está conformada por un equipo de cuatro o seis personas entre estudiantes, un jefe de delegación y un tutor. Para el caso de El Salvador, la delegación está conformada por estudiantes del Programa Jóvenes Talento que impulsa el Ministerio de Educación (MINED) en coordinación con la Universidad de El Salvador (UES).

“Contribuirá a fortalecer el estudio de las ciencias biológicas en El Salvador (…) además incentiva una competencia creativa y solidaria entre los alumnos”, dijo el rector de la UES, Mario Nieto Lovo.

El Salvador estará representador por: Edgar Remberto Ángel Cerón y José Elías Hernández Aguilar y como jurados, Eddie Tonatiuh Orantes y Andrea Eugenia Planas Jovanovic, por ser país sede.

“Para mí es dar todo por el todo, es un orgullo representar a mí país (…) nos hemos estado preparando por dos años (…) como jóvenes debemos seguir adelante, El salvador tiene talentos”, mencionó Edgar Ángel Cerón, estudiante del Instituto Nacional José Ingenieros, de Santiago Nonualco, La Paz y representante salvadoreño.

Los olímpicos realizarán exámenes prácticos y teóricos. Este último evalúa los conceptos biológicos aplicables a la mayoría de los organismos de un mismo grupo. La mayoría de las preguntas examinarán la compresión de los estudiantes, así como su destreza en los procesos científicos y la aplicación de su conocimiento biológico.

Los exámenes prácticos de la OIAB se centran en la evaluación de las habilidades de los competidores para resolver problemas biológicos, entre ellas: habilidades de procesos científicos (observación, medición, agrupación o clasificación, capacidad de encontrar relación, cálculos y otros); capacidades biológicas básicas (observación de objetos biológicos utilizando lentes de aumento, trabajo con el microscopio, dibujo de preparaciones, entre otros); habilidades con métodos biológicos, físicos, químicos, microbiológicos, estadísticos, y habilidades en manejo de equipo.

La primera participación de El Salvador en la OIAB fue en la 5° edición, realizada en 2011 en Costa Rica. Desde entonces se han ganado dos medallas de bronce y tres menciones honoríficas en esta disciplina.

Hasta el año pasado, el país había obtenido 186 reconocimientos en las diferentes disciplinas: cinco medallas de oro, 28 de plata, 66 de bronce y 87 menciones honoríficas.

 

San Salvador, 7 de septiembre de 2015.