Print Friendly

La semana pasada estuve en el Gimnasio Nacional frente a miles y miles de jóvenes y vi esa expresión de alegría en su rostro; vi en su rostro optimismo, y yo les dije, ustedes son una juventud sana, una juventud disciplinada, una juventud trabajadora, una juventud inteligente y estudiosa.

 

Ahora, viendo los rostros de las y los niños,  yo les quiero decir a todos ustedes, las niñas y los niños son inteligentes y estudiosos, ese es nuestro país, ese es El Salvador, ese es ser salvadoreño como lo dijo con sus palabras de agradecimiento nuestra compañerita, soy salvadoreña, dijo, y me enorgullece ser salvadoreña. Y todos podemos decir somos orgullosos de ser salvadoreños, ese es nuestro país, ese es el país que amamos, ese es el país que queremos, ese es el país en el que ustedes van a convertirse, en los conductores de este país. Por ello este gobierno tiene un rumbo claro de hacia dónde va conducir el país.

 

Hay algunos que dicen: es que no veo rumbo claro, no lo quiere ver, se quieren cegar ante la realidad. Pero este gobierno en sus cinco años, en su Plan Quinquenal está trabajando por un país productivo, por un  país seguro y por un país educado.

 

Por eso el  Programa “Una niña, un niño, una Computadora” es el compromiso de que las tecnologías, esa tecnología que ahora ustedes ven, que los niños comienzan desde los primeros años a ponerse en contacto con una computadora, a ponerse en contacto con un teléfono y a partir de ahí comienza a informarse y a partir de ahí comienza a comunicarse.

 

Ahora los jóvenes tienen una comunicación más ágil, se comunican  a través de las redes sociales, del Twitter, del Facebook, de los correos; pero ¿quiénes tienen acceso a esas tecnologías?  No todos.  Nosotros tenemos 1 millón 400 mil estudiantes en los centros educativos, que no todos tienen oportunidad.

 

El Programa “Una niña, un niño, una Computadora” quiere entregarles a ustedes la tecnología de la información y de la comunicación.

 

A través de esos aparatitos que ustedes tienen ahí, van a tener todos los programas de conocimiento y cuando comiencen a dominarlo ustedes van ir descubriendo un nuevo mundo, una nueva oportunidad; eso es lo que les estamos entregando ahora.

 

Les estamos entregando la tecnología más avanzada del mundo que hay para comunicarse, eso es este programa, el acceso a las tecnología, pero la tecnología es usada ahora, no para comunicarse, no para enviar correos, sino para que ustedes tengan los mejores conocimientos, para que ustedes sean una generación inteligente, una generación informada, creativa, innovadora porque el país necesita ahora mucho talento, mucha creatividad, mucha innovación.

 

Los países como los nuestros que no tenemos acceso al desarrollo tecnológico estamos rezagados en el conocimiento, pero nosotros queremos dotar al país de una nueva generación, con conocimientos que puedan aplicar todas las tecnologías porque esas tecnologías  también se pueden utilizar para ayudarles  a ustedes a formarse como personas de bien.

 

Por eso es que el uso de esta herramienta tecnológica les va a permitir a ustedes tener más conocimientos. Por eso  yo quiero decirles que se merece un fuerte aplauso la Fundación ALBA y además nuestra señora embajadora de Venezuela, porque ALBA es socia de una empresa venezolana que comercializa combustible, y esa empresa también tiene un compromiso con El Salvador, no es solo acumular riqueza, sino que esa riqueza ponerla en función del país.

 

Yo quiero agradecer a muchos empresarios salvadoreños que también están apoyando la educación. Estamos por formar el Consejo Educativo donde va a participar la empresa privada que  nos ha planteado que están en toda la disposición de apoyar la educación en el país, la educación a todos los niveles.

 

Cuando  se une el pueblo, le he dicho yo al país, cuando nos unimos todos, somos más fuertes, tenemos fortalezas y podemos salir adelante, tenemos todavía que caminar mucho en la educación, tenemos que garantizar que la educación sea universal, que todos tengan oportunidad de estudiar, que no se quede nadie, que solo terminan su sexto grado y ya no pueden seguir estudiando ni el séptimo, ni el noveno, ya no se diga el bachillerato y los estudios superiores, tenemos todavía limitaciones pero vamos trabajando por darle a nuestra juventud la oportunidad que tenga todos los conocimientos y que el país pueda  tener los mejores recursos humanos.

 

También quiero decirles que nuestro país goza del apoyo de la cooperación internacional, muchos países que están aquí representados, amigos, nos apoyan con cooperación directa para sacar el país adelante, por eso es que nuestro país tiene que  ser abierto al mundo y no tienen que estar atado a cuestiones  ideológicas, sino que nuestra relación debe ser con todo el mundo porque cuando El Salvador se une al mundo, cuando El Salvador se une a Centroamérica, cuando El Salvador se une a América  Latina, cuando El Salvador se une a Asia, a Europa a todo el mundo, El Salvador tiene más oportunidades de salir adelante.

 

Con estas 50 mil computadoras vamos a llegar a 2 mil 600 centros educativos, la mitad  de los centros educativos del país y el compromiso es que todos tengan acceso a la computación, ese acceso a las tecnologías de la información y la comunicación, que todos puedan tener Internet.

También estamos trabajando  ahí con las empresas de comunicación para garantizar Internet en las escuelas; ese es el rumbo que tenemos, esa es la visión con la que estamos trabajando, ese es el camino que nosotros nos hemos trazado, porque es el camino con que nos comprometimos como gobierno.

 

Quiero decirles que me llena de una inmensa alegría poder iniciar oficialmente el Programa Presidencial: “Una niña, un niño, una Computadora”.

 

Este programa que hoy iniciamos no tiene precedentes en la historia de El Salvador.

 

Estamos dando un paso trascendental en la calidad educativa y la igualdad de oportunidades a través del uso intensivo y creativo de las tecnologías de la información y la comunicación.

 

Con la entrega de estas computadoras, vamos a poner en las manos de miles de estudiantes del país una poderosa herramienta educativa para que continúen forjando un futuro con oportunidades.

 

Nuestras niñas y niños merecen una educación integral, que es un derecho fundamental y una obligación que nos demanda nuestra Constitución de la República.

 

Ya les decía, son 50 mil Computadoras Lempitas que entregaremos este año y que beneficiarán a más de 2 mil 600 centros educativos, es decir, la mitad de los centros escolares a nivel nacional.

 

El lote de computadoras ha sido donado por la Fundación ALBA, a quienes agradezco enormemente por el decidido apoyo que están dando a la educación pública de El Salvador.

 

Con este programa abrimos la puerta a miles de niñas y niños para poder prepararse con las nuevas tecnologías y crecer con los conocimientos de avanzada que les permitan hacer realidad sus sueños y nobles aspiraciones de superación.

 

Las Computadoras Lempitas, que también serán de utilidad para docentes y la comunidad educativa,  están diseñadas para ser usados como herramienta pedagógica dentro del aula, y cuentan con más de 12 aplicaciones educativas para facilitar el aprendizaje.

 

Con este Programa Presidencial estamos honrando uno de los compromisos asumidos el 1 de junio.

 

Con el Programa: “Un niño, una niña, una Computadora” también capacitaremos y actualizaremos los conocimientos del personal docente en las áreas técnica y pedagógica.

 

Con la implementación de este programa estamos fomentando la cultura de colaboración entre estudiantes, docentes, familia y comunidad, clave para el éxito del proceso de enseñanza – aprendizaje.

 

Iniciamos hoy este programa entregando 6 mil 476 computadoras para 346 centros educativos del país, beneficiando a 84 mil 396 estudiantes y a mil docentes.

 

Quiero informarles que los centros escolares recibirán visitas de técnicos para realizar un diagnóstico de infraestructura y seguridad.

 

Además contrataremos servicios para reparaciones y entregaremos mobiliario para un resguardo adecuado.

 

Impulsar una educación con inclusión y equidad es una de las grandes prioridades de nuestro Plan Quinquenal de Desarrollo.

 

En estos cinco años de Gobierno trabajaremos para mejorar el capital humano, que es la mayor riqueza con la que cuenta nuestro país.

 

Continuaremos mejorando el acceso y la calidad de la educación, garantizando equidad y permanencia.

 

Estamos trabajando fuertemente para brindar mayor cobertura y oportunidades de acceso a las niñas, niños y jóvenes más vulnerables.

 

Nos complace continuar, porque también nos comprometimos, que todos los programas que ustedes tenían los íbamos a continuar, por eso me complace que continúa el Paquete Escolar,  la salud y la Alimentación Escolar.

 

De igual importancia vamos a mejorar la infraestructura y el equipamiento de los centros educativos.

 

La educación de calidad y en igualdad de condiciones para toda la población es fundamental para construir el país que todos queremos: El Salvador Productivo, Educado y Seguro.

 

Este año iniciamos el año lectivo con una gran noticia: la ampliación del Programa del Paquete Escolar al nivel de bachillerato, beneficiando a 146 mil estudiantes.

 

Quiero aprovechar para felicitar al Ministerio de Educación, a los proveedores y comunidad educativa por haber  completado la entrega de los útiles escolares en todos los centros escolares del país. Esto quiere decir que hemos entregado: 1 millón 400 mil y hemos hecho una inversión de 80 millones de dólares.

 

Estamos invirtiendo 20 millones 600 mil dólares en el Programa de Alimentación y Salud Escolar.

 

Con el Programa Vaso de Leche estamos beneficiando a un millón de estudiantes, 200 mil más que el año pasado y hemos hecho una inversión de 6 millones 100 mil dólares.

 

En la Innovación Tecnológica, abriremos dos  nuevos Centros Interactivos para el Aprendizaje de Ciencia en los departamentos de Morazán y Ahuachapán.

 

Ampliaremos la Academia Sabatinas a nivel nacional.

 

Permítanme también felicitar a las y los jóvenes estudiantes que este año han constituido 28 nuevas cooperativas y asocios a través del Programa Seamos Productivos.

 

Para ello recibirán el capital semilla por un monto total de medio millón de dólares para emprendedurismo y autoempleo.

 

El ministerio de Educación también ofrece talleres vocacionales, para estudiantes de bachillerato y noveno grado, ofreciendo nuevas oportunidades.

 

Quiero reafirmarles también que estamos actuando para garantizar la seguridad en los centros escolares y sus alrededores, coordinando con la Policía Nacional Civil y la Fuerza Armada el Plan de Seguridad Escolar.

 

Por otra parte confirmamos y continuaremos apoyando la educación inicial, etapa fundamental para el desarrollo de la inteligencia, personalidad y éxito educativo.

 

También me satisface mencionar que este año duplicaremos el presupuesto para el Programa Nacional de Alfabetización.

 

Estamos avanzando con el Plan Nacional de Formación Docente y estamos trabajando en la formación del Consejo Nacional de Educación.

 

Quiero finalizar reiterando mi satisfacción por el inicio del Programa: “Una niña, un niño, una Computadora”. Estamos haciendo realidad los ideales y las heroicas luchas de miles de maestros, estudiantes, así como de padres y madres de familia que soñaron con una educación de calidad para todos y todas.

 

La niñez y la juventud salvadoreña merecen un presente de oportunidades y un futuro de prosperidad.

 

Los estamos cumpliendo

 

Muchas gracias