Print Friendly

 

  • El mandatario destacó que, junto al vicepresidente estadounidense Joseph Biden y sus homólogos de  Guatemala y Honduras, se establecieron en Washington acuerdos para garantizar la implementación de acciones en 2016 en el marco del Plan de la Alianza para la Prosperidad.

 

El presidente Salvador Sánchez Cerén brindó un informe hoy al Consejo de Ministros sobre los resultados de su reunión en Washington, Estados Unidos, con el vicepresidente Joseph Biden y los mandatarios de Guatemala y Honduras, con quienes afinaron detalles para la ejecución del Plan de la Alianza para la Prosperidad del Triángulo Norte.

 

“La discusión con el vicepresidente Biden fue centrada en el tema de los mecanismos para implementar los recursos que han sido aprobados por parte del Congreso de Estados Unidos, a propuesta del presidente Barack Obama”, aseguró el gobernante en referencia a los $750 millones que la nación del norte aportará en 2016 para la Alianza.

 

“El primer tema que abordamos era cómo se iba a garantizar que esos recursos se implementaran en el marco de los propósitos y de las metas que se ha planteado el Plan para la Alianza para la Prosperidad”, añadió ante sus funcionarios reunidos en Casa Presidencial, encuentro en el que también se trataron diversos asuntos del quehacer gubernamental.

 

El estadista explicó que dichos fondos serán canalizados a los tres países que conforman el Triángulo Norte (El Salvador, Guatemala y Honduras) a través de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID).

 

Redoblar los esfuerzos para frenar la migración irregular de niñas y niños sin acompañantes hacia Estados Unidos; la lucha contra la corrupción en la región; y el refuerzo a las estrategias de seguridad, fueron otros de los temas en los que se hizo hincapié durante el encuentro en Washington, señaló el gobernante.

 

En la reunión del miércoles pasado en Washington se reconoció por parte de Estados Unidos los esfuerzos de los gobiernos de El Salvador, Guatemala y Honduras en el marco de los compromisos de la Alianza para la Prosperidad.

 

En el caso salvadoreño, se destacó como logros la creación del Consejo Nacional de Seguridad Ciudadana y Convivencia y la creación del Plan El Salvador Seguro.

 

Además, el nuevo enfoque en la lucha contra las extorsiones, a través de un esfuerzo integrado entre la policía y fiscalía trabajando junto a las empresas, que ha permitido lograr tasas de condenas del 93%, según establece el comunicado conjunto que recoge los resultados de la reunión.

 

La puesta en marcha del programa de empleabilidad y empleo juvenil “Jóvenes con Todo” también fue reconocida como un logro de El Salvador en el marco de la Alianza.

 

Los presidentes del Triángulo Norte acordaron continuar con estos esfuerzos a través de un Plan de Acción ambicioso para 2016, a fin de avanzar en las áreas estratégicas señaladas en la Alianza: dinamizar el sector productivo para crear oportunidades; desarrollar el capital humano, la seguridad ciudadana y la inclusión social; mejorar la seguridad pública e incrementar el acceso al sistema de justicia; y el fortalecimiento de las instituciones para aumentar la confianza en el Estado.

 

San Salvador, 26 de febrero de  2016.