Print Friendly
  • En la administración del presidente Salvador Sánchez Cerén, los jóvenes constituyen una fuerza motora y agentes de cambio que permitirá la consecución de un país próspero, educado y seguro.

 

Un grupo de jóvenes beneficiados con los diferentes proyectos que impulsa el gobierno serán los invitados al primer programa de Casa Abierta del 2016, a realizarse mañana sábado, espacio donde el presidente Salvador Sánchez Cerén, en compañía de la primera dama, Margarita Villalta de Sánchez, promueve un diálogo directo con diferentes sectores del país.

A este encuentro, realizado en la Residencia Presidencial, asistirán hombres y mujeres jóvenes que han sido alcanzados por los beneficios de programas como Casa Joven, la Universidad en Línea Educación a Distancia y la Planta de Ensamblaje de Computadoras.
Casa Joven es un proyecto lanzado en el 2015 que busca estimular la inversión en un bien inmueble entre los jóvenes de El Salvador que forman parte de la población económicamente activa (entre los 18 a 25 años de edad), considerando su proyección de crecimiento profesional y desarrollo familiar.
A través de esta iniciativa se han otorgado un total de 1,531 créditos, que representa una inversión de $29.5 millones durante el periodo de noviembre 2014 a diciembre 2015.
Asimismo, este encuentro popular contará con la asistencia de jóvenes inscritos en la Universidad en Línea, un sistema de educación superior lanzado recientemente por el presidente y el cual brindará, por medio de las modalidades en línea y a distancia, un mayor acceso para aquellos sectores que históricamente han estado excluidos.
Este proyecto, impulsado por el Ministerio de Educación (MINED) en coordinación con la Universidad de El Salvador (UES), acercará la educación superior a todo el territorio nacional, por medio de la instalación de 16 sedes equipadas con tecnología de punta y excelente conectividad.
Otros de los asistentes a Casa Abierta será el equipo técnico de la primera Planta de Ensamblaje de Computadoras creada en El Salvador, y la cual suministrará los equipos necesarios para el programa presidencial Una Niña, Un Niño, Una Computadora.
La planta, fue inaugurada el pasado 27 de enero y es única en el país y en Centroamérica, tiene capacidad de ensamblar 100 computadoras portátiles al día y 24,000 al año, garantizando los más altos niveles de calidad a través de diferentes controles.
Además de compartir un espacio de diálogo con el mandatario, los invitados podrán ser testigos de diferentes muestras artísticas, y conocerán importantes obras de grandes autores salvadoreños que engalanan las paredes de la Residencia Presidencial, la cual se abrió al público por iniciativa del mandatario al decidir junto a su esposa vivir en su propia casa familiar y no en este inmueble del Estado.
San Salvador, 29 de enero de 2016.