Print Friendly
  • Desde el inicio de su mandato, el presidente Salvador Sánchez Cerén estableció que la niñez y la juventud son una prioridad en las políticas creadas para impulsar el desarrollo económico y social de El Salvador.

 La Residencia Presidencial abrió sus puertas esta mañana a un grupo de jóvenes que han sido beneficiados con los diferentes programas que impulsa el gobierno del presidente Salvador Sánchez Cerén, y que tienen como propósito empoderar a la juventud y contribuir a su papel como agentes de cambio de la sociedad salvadoreña.

 

Este encuentro, que se convirtió en el primer programa de Casa Abierta de 2016, se llenó del dinamismo y espíritu de perseverancia que caracteriza a la juventud del país.

 

Los jóvenes asistentes, que han sido beneficiados con programas como Casa Joven, la Universidad en Línea Educación a Distancia y la Planta de Ensamblaje de Computadoras, compartieron sus experiencias con el mandatario y la primera Dama, Margarita Villalta de Sánchez, asegurando que estas iniciativas han cambiado sus vidas.

 

En su mensaje, el mandatario explicó que estos programas no solo buscan aportar conocimientos científicos a los jóvenes, sino también fomentar la cultura para poder impulsar grandes cambios en el país.

 

“Desde que abrimos esta casa, lo hicimos para promover la cultura, porque no pueden haber personas que solo tenga conocimiento y no desarrollen sus aspectos espirituales y valores (…) hay que tener una opción ética”, dijo el mandatario.

 

Aseguró que su gobierno busca impulsar iniciativas “en favor del desarrollo del país, de aquellos más necesitados, y además cultivar su derecho a la educación salud y vivienda”.

 

En este sentido, el programa Casa Joven, del Fondo Social para la Vivienda, busca estimular la inversión en un bien inmueble entre los jóvenes de El Salvador que forman parte de la población económicamente activa, a través del otorgamiento de créditos a tasas accesibles.

 

Asimismo, la Universidad en Línea Educación a Distancia constituye un sistema de educación superior que  brindará, por medio  de las  modalidades en línea y a distancia, un mayor acceso para aquellos sectores que históricamente han estado excluidos.

 

Por su parte, la Planta de Ensamblaje de Computadoras, única en Centroamérica, suministrará los equipos necesarios para el programa presidencial Una Niña, Un Niño, Una Computadora, pues tiene la capacidad de ensamblar 100 computadoras portátiles al día y 24,000 al año, garantizando los más altos niveles de calidad a través de cinco diferentes controles.

 

“Esta es una mañana para compartir cultura, educación, ciencia y tecnología y todos estos elementos conforman el salvadoreño que queremos reforzar, responsable con conocimiento que aporte no solo recurso humano al país sino también que produzca los nuevos artistas, actores y pintores”, dijo el jefe de Estado.

 

Susana Sibrián, una de las inscritas en la Universidad en Línea, aseguró que esta iniciativa constituye una oportunidad invaluable para todos aquellos jóvenes, quienes por diferentes razones, no han podido seguir sus estudios superiores.

 

“Me convertí en mamá, soy madre soltera, desempleada, la Universidad en Línea es una bendición, porque ahora ser una profesional no es un sueño porque sé que lo voy a lograr. Gracias señor presidente, porque de esta manera usted cumplió una promesa hecha por su campaña”, dijo emocionada.

 

Por su parte, la secretaria de cultura, Silvia Elena Regalado, aseguró que esta iniciativas gubernamentales son una muestra de cómo esta administración ha apostado por el crecimiento y desarrollo de la juventud salvadoreña, brindando oportunidades para alcanzar una vida de calidad dentro de la sociedad.

 

 

San Salvador, 30 de enero 2016.