Print Friendly

A Enrique Alejandro Castellanos Franco la sonrisa de la niñez le ilumina aún su rostro de adolescente y cuando apenas arranca su larga carrera en la vida, ya puede considerarse un hombre de éxito, porque es algo así como un campeón olímpico del conocimiento.

Está a unos pasos del presidente de la república, Salvador Sánchez Cerén, la primera dama, Margarita Villalta de Sánchez, otras altas personalidades de gobierno y cuatro decenas de otros adolescentes, tan brillantes como para ser los más sobresalientes por sus resultados en un examen nacional aplicado a más de 80 mil estudiantes.

Es una mañana clara y de viento fuerte, el sábado 28 de noviembre, cuando el líder de la nación y su esposa reciben en la ex Residencia Presidencial a los jóvenes con las más altas calificaciones en la Prueba de Aprendizaje y Aptitudes para Egresados de Educación Media (PAES) 2015.

“Este es un acto de reconocimiento, de justicia, al mérito, al esfuerzo”, afirmó el estadista en su habitual intervención para dar la bienvenida a los participantes en el programa Casa Abierta, un espacio para el encuentro y la promoción de la cultura que es ahora gracias a la humildad del mandatario la otrora casa de los gobernantes.

Los estudiantes con los mejores resultados, un total de 56, recibieron becas del gobierno por sus altas calificaciones para sus estudios universitarios en el país, por un monto de 15 mil dólares.

Enrique Alejandro, del Colegio Champagnat, de La Libertad, y Alicia Margarita Choto Segovia, del Instituto Católico de Oriente, de San Miguel, obtuvieron la beca “Sr Presidente”, pues fueron los únicos en alcanzar 10 puntos en la PAES y ambos podrán estudiar en el exterior con una ayuda de 100 mil dólares.

Es una oportunidad para tener un futuro mejor y poder ayudar a nuestro país, dijo el adolescente al agradecer el apoyo y la acogida de la pareja presidencial en el programa Casa Abierta.

“Todos los que estamos aquí tenemos una oportunidad nueva. Si no fuera por el gobierno esto no fuera posible para que podamos triunfar en la vida, para que podamos seguir, para que podamos ayudar a otros también”, afirmó.

“Y que este no sea un pequeño logro que se quede aquí, sino que sigamos trabajando duro para que este sea el primero de muchos logros, nos formemos y luego podamos ayudar a otros, que seamos ejemplo, que podamos inspirar a otros a que sigan este camino, a que se esfuercen, que sepan que pueden hacer algo por nuestro país”, agregó.

Alicia Margarita también expresó su gratitud por el apoyo recibido a lo largo de sus estudios y por la beca obtenida.

“Siempre quise estudiar fuera del país y con esta beca podré realizar mis sueños y regresar para aplicar todo lo aprendido”, dijo la brillante bachiller, participante en el Programa Jóvenes Talentos, el cual durante cinco años –aseguró- le dio “el impulso para buscar siempre la excelencia”.

Alicia Margarita, Enrique Alejandro y otros de los participantes explicaron que sus éxitos académicos son resultado de la dedicación y el esfuerzo, del apoyo de los profesores y la familia, y de muchas desveladas.

El presidente Sánchez Cerén y la ex ministra de Salud María Isabel Rodríguez felicitaron esa consagración al estudio de los jóvenes.

“Si al país no le ponemos amor, pasión, esfuerzo, dedicación, no lo vamos a sacar adelante”, expresó el gobernante.

El mandatario resaltó que los estudiantes premiados por sus altas calificaciones son un ejemplo. “Ustedes muestran una cara del país, porque a veces al país lo muestran con la cara negativa”, les dijo.

Nosotros queremos ahora que el país tenga una fotografía de la cara positiva, de hombres y mujeres, niñas, niños y jóvenes, personas de la tercera edad, con discapacidad, que buscan el bien y trabajan por el bien del país, añadió.

Los conductores del programa Casa Abierta preguntaron a los jóvenes cuántos de ellos aspiran a ser rector universitario, secretario de Cultura… Muchos brazos se alzaron sin vacilación. Son los rostros sonrientes del futuro, hoy.