Print Friendly, PDF & Email

Con la juramentación de jóvenes facilitadores voluntarios y promotores que conformarán los círculos de estudio del Programa Nacional de Alfabetización, San Miguel dio este 13 de febrero un impulso decisivo al esfuerzo por declarar a ese departamento libre de analfabetismo este año.

De acuerdo con el viceministro de Educación, Francisco Castaneda, en este empeño es crucial la participación entusiasta de la juventud, por lo que exhortó a los estudiantes del Instituto Nacional Isidro Menéndez, donde se efectuó este acto de compromiso, así como del departamento de San Miguel, y del país, a sumarse al “maravilloso desafío” de enseñar.

En la ceremonia, en la que también quedaron juramentados los miembros de la comisión departamental de alfabetización, recordó que la nación está comprometida a intensificar los esfuerzos y hacer realidad el sueño de aquellos que no tuvieron la oportunidad de estudiar, un derecho del que disfrutan hoy todos los salvadoreños.

“El Presidente Sánchez Cerén nos ha dado una encomienda muy importante: que este país sea declarado libre de analfabetismo; pero esto no es posible sin ustedes, jovencitos y jovencitas”, apuntó.

Castaneda agradeció el apoyo fundamental del alcalde, Miguel Ángel Pereira, así como de las instituciones, organizaciones, iglesias, empresas privadas y colaboradores cubanos que participan en esta batalla por el conocimiento.

Por su parte, una de las jóvenes voluntarias, Fátima Argueta, expresó la convicción de que San Miguel culminará con éxito esta campaña, e llamó a los presentes a sumarse a la misma; mientras, Inés Isidro Castro, de 48 años, y “analfabeto por ahora”, agradeció las facilidades que ahora tiene para aprender.

“Pedí permiso en mi trabajo para venir hasta aquí a expresarles a los que como yo no saben leer y escribir, que ahora tenemos la oportunidad”, afirmó.

En el acto se entregaron kits didácticos a los facilitadores, contentivos de guías metodológicas, cartillas de alfabetización, libros de planificación y de registro, cuadernos de trabajo, y un audio player con 100 sesiones de radio clases, entre otros materiales.

Con estas herramientas y el esfuerzo articulado de todos los actores que intervienen en este programa, San Miguel aspira a bajar hasta el 4 por ciento su tasa de analfabetismo , la cual ya experimentó una reducción de 16.32 puntos porcentuales, producto de la alfabetización de 45 mil 889 personas.

Para lograr declarar a San Miguel libre de analfabetismo, en los próximos cinco meses deberán aprender a leer, escribir y realizar operaciones matemáticas básicas alrededor de 7 mil 200 personas de esa demarcación territorial.

En esta zona del país lograron ese éxito educativo seis municipios: Comacarán, Uluazapa, Quelepa, Nueva Guadalupe, Nuevo Edén de San Juan y Villa San Antonio.