Print Friendly
  • El Presidente inauguró la ampliación de la presa hidroeléctrica 5 de Noviembre, que aportará 80 megavatios más de energía renovable al suministro eléctrico del país.

El presidente Salvador Sánchez Cerén inauguró este sábado la ampliación de la presa hidroeléctrica 5 de Noviembre, una obra que aportará 80 megavatios más de generación eléctrica a partir de fuentes renovables, avanzando en la apuesta por producir energía limpia y barata impulsada por el gobierno.

 

“Entregamos este día al pueblo salvadoreño una obra que asegura el desarrollo social, económico, y le ofrece al sector empresarial un suministro de energía estable y a precios competitivos”, dijo el jefe de Gobierno durante el acto de inauguración, celebrado en las instalaciones de la central hidroeléctrica, en Chalatenango.

 

La ampliación de la presa aportará energía para más de 110 mil hogares, supliendo dicha demanda a partir de una fuente renovable, contribuyendo a mantener precios bajos en los costos energéticos.

 

“Con esta ampliación hacemos un importante aporte para cubrir la demanda máxima del país, que actualmente asciende a mil 93 megavatios”, dijo el presidente.

 

Actualmente la Central Hidroeléctrica 5 de Noviembre genera 100 megavatios de energía; con la ampliación, esta capacidad aumentará a 180 megavatios.

 

El gobernante destacó que la obra fue finalizada en los tiempos previstos, sin incurrir en ningún gasto adicional.

 

“Este es un ejemplo de la transparencia en la gestión pública y la reactivación de la industria de la construcción salvadoreña”, dijo.

 

Indicó que esta obra es muestra del proceso de ampliación de la capacidad de generación eléctrica del país, que se suma a proyectos como la planta hidroeléctrica El Chaparral y las plantas de generación geotérmica en Chinameca y San Vicente.

 

Mencionó también los procesos de licitación de energías renovables lanzados por el gobierno, el primero que incluye cuatro contratos de generación fotovoltaica por 94.4 megavatios (el cual, dijo, será inaugurado en el primer semestre de 2017) y el segundo por 170 megavatios, a partir de energía solar y eólica.

 

Aseguró que en estos proyectos destaca la participación de países como Francia, España, Alemania, Reino Unido, Estados Unidos, Israel, Honduras, Costa Rica y Guatemala, además de las inversiones nacionales.

 

“Esto demuestra el buen clima de confianza que existe para invertir en El Salvador”, afirmó el estadista.

 

En total, estos proyectos ofertados significan una inversión de más de $2,000 millones.

 

Con la inversión en esta obra, la Comisión Ejecutiva Hidroeléctrica del Río Lempa (CEL) ha invertido, desde 2014, con la llegada del gobierno del presidente Sánchez Cerén, más de $280 millones en proyectos energéticos, colocándose como la entidad de gobierno con mayor ejecución de inversión pública.

 

Alrededor de 2.500 empleos directos fueron generados a partir de los trabajos de ampliación de la presa. Además, con esta obra se rompe con más de 30 años en los que no se registraba una inversión energética en el río Lempa.

 

“La CEL actualmente participa en una licitación de venta de energía con dos ambiciosos proyectos: el primer parque eólico en Metapán y un  parque fotovoltáico en la central hidroeléctrica 15 de Septiembre”, agregó el presidente.

 

Otro logro destacado fue el acuerdo de cooperación para el intercambio en materia de energía e hidrocarburos, firmado el pasado mes de octubre con la República de Bolivia.

 

El Proyecto Vida, impulsado también por la CEL, alarga la cuota ambientalista de la visión energética del gobierno: el proyecto consiste en la siembra de más de 6 millones de árboles cultivados en los mega viveros instalados en sus centrales.

 

“Continuaremos en esta ruta, avanzando con pasos seguros en el desarrollo de El Salvador, garantizando su crecimiento económico sostenible y haciendo de nuestro país un lugar más productivo, educado y seguro”, dijo el presidente.

 

Chalatenango, 5 de noviembre de 2016.