Print Friendly
  • El portavoz de gobierno aseguró que la emergencia declarada por  el  presidente Sánchez Cerén ante la situación de falta de liquidez en las arcas públicas es una figura que permitirá poner la atención política en la búsqueda de una solución.

 La declaratoria de emergencia anunciada por el presidente Salvador Sánchez Cerén, ante la falta de liquidez en las finanzas públicas para cerrar con solvencia el año, propiciará un escenario en el que las energías de las distintas fuerzas políticas del país se enfoquen en encontrar una solución a través del diálogo iniciado en las mesas técnicas.

 

“A nuestro gobierno le ha funcionado mucho este estilo de trabajo, de poder concentrar la atención pública, la atención gubernamental, la atención política sobre los principales retos que enfrenta el país”, aseguró el secretario de comunicaciones de la Presidencia, Eugenio Chicas, en el programa El Salvador Ahora, transmitido por Televisión de El Salvador y Radio Nacional.

 

El vocero presidencial añadió que la medida también busca “tensionar al gobierno” y “tensionar al Estado” para actuar en congruencia con la actual situación financiera.

 

“Declarar una situación de emergencia implica que cada una de las instituciones del Estado, con esos recursos [de los que disponen] empiecen a proyectar qué es lo que va a hacer en el futuro inmediato para garantizar una ejecución transparente, efectiva de los recursos”, dijo el funcionario.

 

“Eso lo que implica es preparar la estructura de gobierno para lo que ya había señalado el presidente: para medidas fuertes de austeridad que no pongan en riesgo los programas sociales pero que sí signifiquen un severo recorte de  otro tipo de gastos de funcionamiento del gobierno,  del Estado, en bienes y servicios”, añadió.

 

Subrayó que la declaratoria de emergencia es una figura política que no surge a partir de una crisis financiera de carácter estructural, sino a una crisis que emerge de una falta de un acuerdo político, la cual está en curso de encontrar solución luego del establecimiento de mesas técnicas con el principal partido de oposición, ARENA, y otros mecanismos de diálogo con el resto de partidos políticos.

 

“Debemos en este periodo de emergencia tensionarnos para construir soluciones que sean viables, y en este sentido creo que este mecanismo de diálogo está abocado a eso”, dijo el portavoz de la Presidencia.

 

San Salvador, 11 de octubre de 2016.