Print Friendly

 

  • En el marco de la conmemoración del martirio del beato Óscar Arnulfo Romero, el estadista salvadoreño invitó a la población salvadoreña a guiarse por el espíritu y legado del arzobispo para enfrentar los desafíos que atraviesa el país.

 

El presidente Salvador Sánchez Cerén llamó a la población a retomar el espíritu y obra del beato monseñor Óscar Arnulfo Romero como una guía para superar de forma unida los problemas que enfrenta el país.

 

Creo que debemos hacer un compromiso de fe, un compromiso de esperanza, un compromiso por El Salvador. Comprometernos con el beato Romero de que vamos a hacer todos los esfuerzos, que nos vamos a unir, que vamos a trabajar para que este país siga siendo una nación de prosperidad y que alcance su paz y su tranquilidad”, dijo el mandatario durante el programa Gobernando con la Gente, realizado en San Pedro Perulapán.

 

“Sabemos que monseñor Romero nos va a acompañar, él dio su vida por nuestro pueblo y especialmente para los más humildes y para los más pobres”, añadió el gobernante al exaltar su mensaje y obra.

 

El mandatario recordó que el próximo 24 de marzo se conmemora el 26 aniversario del martirio del beato Romero, asesinado en 1980 por extremistas de derecha que contrariaban su defensa por los derechos humanos.

 

“Esa fuerza de monseñor Romero está en nosotros, está en nuestro pueblo, no nos dobleguemos ante el temor, no nos dobleguemos ante el miedo, construyamos la vida, construyamos nuestras familias”, expresó entre aplausos el jefe de Estado.

San Pedro Perulapán (Cuscatlán), 12 de marzo de 2016.