Print Friendly

La ministra de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Lina Pohl, descartó hoy que la Ley General de Aguas propuesta por el Gobierno sea una ley hecha para “fastidiar” a las empresas, sino que esta pretende hacer más eficiente el uso del recurso hídrico.

“Esta es una ley que incentiva la eficiencia, el buen uso de este recurso tan importante (…) no es una ley confiscatoria, no es una ley que trata de fastidiar a las empresas”, indicó la titular de Medio Ambiente, entrevistada en el programa El Salvador Ahora, transmitido por Canal 10.

La Ministra aseguró que ha sostenido reuniones con el alto nivel del empresariado de este país, expresándoles la visión de esta Ley y de su articulado.

“Yo creo que estamos finalmente llegando a un entendimiento, yo esperaría que se entendiera que más allá del interés inmediato económico, hay un interés estratégico de largo plazo de que todos los ciudadanos, las empresas, todos requerimos agua, el agua es vital”, apuntó.

Añadió que la ley contempla estímulos para las empresas que realicen un buen uso del agua, lo cual a su vez permitirá que estas disminuyan sus costos de producción; de igual forma, señaló que aquellas empresas que realicen un uso no adecuado del recurso, recibirán sanciones económicas que se destinarán a un fondo para la recuperación de los ríos del país.

La funcionaria criticó que, pasados dos años desde que el Gobierno presentó el anteproyecto de ley a la Asamblea Legislativa, la Ley General de Aguas aún no se haya aprobado.

“No es posible que en un tema tan fundamental como el agua, en un recurso tan fundamental para el país como el agua, no tenemos una ley que lo regule”, acotó la Ministra.

Pese a esto, aseguró que el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN) ha estado trabajando en todas las herramientas que harán posible la ejecución de dicha ley una vez aprobada, destacando la elaboración de un diagnóstico del recurso hídrico en el país, el cual permite identificar la situación en la que se encuentra El Salvador con respecto al agua.

La titular del Medio Ambiente defendió la propuesta del Gobierno de establecer como ente regulador en el tema del agua al MARN, asegurando que la tutela de este recurso en manos de una institución pública garantizará el derecho humano al agua como un bien público.

Sobre la propuesta de crear una institución autónoma para los fines establecidos en la Ley, señaló las inconveniencias económicas que implicaría la creación de una nueva institución, a la que habrá de asignarse recursos, cuando el MARN dispone ya de los conocimientos y las capacidades administrativas para asumir este rol.

Además, añadió: “En ningún país del mundo la autoridad máxima del agua es dominada por los privados, en todo el mundo es dominada por el sector público, y por eso usted vota, y si usted no está de acuerdo sobre cómo maneja el recurso más importante el gobierno que está de turno, tiene a los 5 años la posibilidad de decirles ‘señores adiós’”.

La Ministra también se refirió a la emergencia ambiental que fue declarada en el municipio de Mejicanos debido a la incapacidad de su comuna para atender el problema de la basura.

Al respecto, la funcionaria apuntó que con esta declaratoria “los alcaldes y alcaldesas han comprendido que el tema de basura es un tema de primer orden, es un tema esencial”.

Indicó que en el caso de Mejicanos, la declaratoria de emergencia brindó un instrumento para que la comuna agilizara algunos procesos que estaban estancados dentro del concejo municipal, lo cual permitió que se atendiera con mayor diligencia el problema de la recolección de basura.

Añadió además que el MARN se encuentra realizando algunos ajustes a un proyecto de ley que permitirá regular el manejo de los desechos sólidos, el cual forma parte de un plan integral que contempla también la construcción de cinco rellenos sanitarios, tres ampliaciones en otros rellenos y 42 plantas de compostaje y reciclaje.

San Salvador, 10 de noviembre de 2014.