Print Friendly
  • El mandatario participó en Washington en un histórico foro con empresarios coordinado por el BID denominado “El Triángulo Norte, construyendo juntos un futuro próspero para la región”, en el que expuso que la inversión en nuestros países es la mejor estrategia para disminuir el flujo de migración irregular hacia Estados Unidos.

 

El presidente Salvador Sánchez Cerén aseguró esta tarde en Washington que la unidad entre los sectores privado, público y el resto de la sociedad en El Salvador, Guatemala y Honduras es determinante para cumplir los objetivos del Plan de la Alianza para la Prosperidad del Triángulo Norte, con el cual el mandatario también ratificó el compromiso del gobierno.

“Solo trabajando juntos podemos construir ese futuro próspero que aspiramos para nuestra región. Un mejor Triángulo Norte es posible para nuestra gente y estamos seguros que vamos por la ruta correcta para lograrlo”, dijo el gobernante durante su participación en un evento con representantes del sector privado coordinado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), en el que también participaron los presidentes de Guatemala, Jimmy Morales, y Honduras, Juan Orlando Hernández.

 

En ese orden de ideas, el jefe de Estado también fue enfático al expresar que “la mejor estrategia para disminuir este flujo de migración irregular, no es construyendo muros, sino  invirtiendo en las comunidades de origen y que nuestra gente encuentre allí las oportunidades para prosperar y desarrollarse plenamente”.

 

Añadió que “como gobierno de El Salvador creemos firmemente en la capacidad del sector público y el privado para llegar a acuerdos y emprender esfuerzos conjuntos a favor del país y la región, y la invitación es a que se sumen también a esta Alianza”.

“El mismo llamado hacemos a la sociedad civil organizada, a la academia, a los gobiernos municipales y todos los diferentes actores en los territorios, para que la ejecución de este plan tenga el apoyo necesario y logremos los resultados esperados”, agregó.

 

El estadista agradeció a los representantes del sector privado por su disposición para evaluar junto a los gobiernos de los países del Triángulo Norte centroamericano alternativas de financiamiento para algunas de las acciones a realizarse en el marco del plan, con énfasis en la inversión en infraestructura.

 

Además, expuso algunos avances que El Salvador ha tenido en la implementación del Plan, con acciones derivadas de los cuatro pilares del mismo: dinamizar el sector productivo, desarrollar el capital humano, mejorar la seguridad ciudadana y el acceso a la justicia, y fortalecer las instituciones.

 

Dentro estos avances mencionó la implementación del Plan El Salvador Seguro en los primeros 10 municipios priorizados y las medidas extraordinarias en materia de seguridad que su gobierno impulsa junto a otros poderes del Estado.

 

“Durante los últimos meses logramos reducir alrededor del 50 por ciento los homicidios a nivel nacional y hemos desarticulado redes criminales”, indicó el presidente.

 

Aseguró también que se está trabajando en generar oportunidades de empleo para los jóvenes, fortaleciendo su formación para facilitar su incorporación al mercado laboral.

 

“También estamos apoyando pequeños emprendimientos, atendiendo a la población migrante retornada y reforzando las capacidades de los cuerpos policiales en la investigación del delito”, añadió.

 

Resaltó los esfuerzos trinacionales, suscritos en un encuentro entre los mandatarios de los tres países en agosto pasado, celebrado en San Salvador. Dichas acciones buscan “combatir de manera coordinada y efectiva a los grupos delincuenciales transnacionales que operan en nuestros territorios, incluyendo las redes de tráfico y trata de personas”, aseguró.

 

El presidente expresó optimismo por el apoyo financiero de los Estados Unidos al Plan de la Alianza para la Prosperidad, cuyo desembolso está pendiente de autorización en el Congreso de los Estados Unidos.

Forman parte de la comitiva oficial que acompaña al presidente Sánchez Cerén, el canciller Hugo Martínez, el ministro de obras públicas, Gerson Martínez, y la embajadora salvadoreña en Estados Unidos, Claudia Canjura de Centeno.

Además, por parte del sector privado están presentes en Washington los empresarios Francisco de Sola, miembro del Consejo Nacional para el Crecimiento, Armando Arias, miembro del grupo consultivo del Plan Alianza para la Prosperidad, Carlos Guerrero, miembro del Consejo Nacional para el Crecimiento y del grupo consultivo del Plan Alianza para la Prosperidad, y Rafael Barraza, así como Celina de Sola, de Glasswing International.

Washington (Estados Unidos), 23 de septiembre de 2016.