Print Friendly
  • El presidente Sánchez Cerén apuntó en su discurso con motivo de la Independencia hacia la unidad como fuerza para sacar al país adelante. El salario mínimo, las pensiones y la responsabilidad fiscal son temas que requieren consenso, señaló.

 La unidad de todos los sectores de la sociedad es la única fuerza que permitirá a El Salvador superar los grandes problemas de país como la pobreza y la desigualdad, aseguró el presidente Salvador Sánchez Cerén durante su discurso con motivo del 195 aniversario de la Independencia.

“La construcción de la patria exige renunciar al divisionismo y mantener el diálogo y el consenso como prioridades necesarias para formular estrategias y acuerdos que abonen en la solución de los problemas que enfrentamos”, dijo el gobernante en su mensaje a la nación tras colocar una ofrenda floral en el Monumento a los Próceres, en la Plaza Libertad, San Salvador.

“Esta es la gran misión que tenemos como hijos de la patria, uniéndonos como sectores políticos, como sociedad, como un solo país, para poder avanzar en la reducción de la pobreza, para vencer las grandes desigualdades que corroen actualmente a nuestra sociedad, para derrotar a los criminales que atentan contra la seguridad y la paz de nuestros pueblos”, añadió.

El mandatario también apuntó hacia el aumento al salario mínimo, la reforma al sistema de pensiones y la responsabilidad fiscal como temas que hoy más que nunca requieren del consenso del país.

“No se hará patria mientras se siga evadiendo la responsabilidad tributaria, mientras existan elementos desestabilizadores que se opongan al desarrollo, mientras no suprimamos la corrupción y distribuyamos equitativamente la riqueza”, subrayó el presidente.

Recordó también las palabras del papa Francisco en su saludo a El Salvador por la conmemoración de la independencia, en el cual pide a Dios conceda “la gracia de avanzar por caminos de prosperidad con espíritu de solidaridad y fraternidad”.

“Ese mismo espíritu debe conducirnos a la unidad, al compromiso con el diálogo y a la búsqueda permanente de entendimientos, elementos que conducirán a El Salvador por un verdadero rumbo independiente”, señaló el mandatario salvadoreño.

En ese sentido, aseguró que de cara al 25 aniversario de la firma de los Acuerdos de Paz, el 16 de enero de 2017, “es imperiosa la necesidad de concretar nuevos acuerdos de nación”.

En su mensaje el mandatario también honró la memoria de los hombres y mujeres protagonistas de la gesta independentista en El Salvador y Centroamérica, que logró su objetivo el 15 de septiembre de 1821.

“Su visión fue la búsqueda de la unidad para enfrentar juntos como hermanos centroamericanos el futuro. Esa tarea está pendiente, aunque cada día avanzamos para superar los obstáculos que se anteponen a la unidad de nuestros pueblos”, aseguró.

El jefe de Estado también refrendó el compromiso de su gobierno con la integración de los países centroamericanos, con quienes El Salvador comparte su historia independentista.

En ese sentido, señaló esfuerzos en los que su administración participa junto a los gobiernos de la región, tales como las medidas que El Salvador implementa junto a Guatemala y Honduras para erradicar el crimen y la delincuencia a través de un trabajo trinacional.

Se refirió también a la alianza estratégica que el país impulsa con Nicaragua y Honduras relacionada con el Golfo de Fonseca, área los tres países han denominado como Zona de Paz y Desarrollo Sostenible y Seguridad; además, mencionó los trabajos que están por iniciar con Honduras, Guatemala y Costa Rica para mejorar la conectividad entre estos países, en concreto a través de la reconstrucción del puente El Jobo, en la frontera de Las Chinamas; la modernización del puesto fronterizo El Amatillo y el funcionamiento de un ferry con Costa Rica.

“Reafirmamos nuestra vocación integracionista como región. Creemos que Centro América unida, también avanza”, dijo.

San Salvador, 15 de septiembre de 2016.