Print Friendly

 

La aplicación del modelo de Policía Comunitaria avanza de forma progresiva en todo el país. Los policías comunitarios han iniciado ya sus intervenciones en la zona sur del departamento de San Salvador, mientras continúa el plan de expansión hacia otras localidades de la Zona Metropolitana y al resto del territorio nacional.

“Iniciamos en la capital, estamos ya cada vez abarcando más sectores, son 42 sectores pero en cada uno de ellos hay una gran  cantidad de comunidades, colonias, barrios, residenciales y condominios”, aseguró el director general de la Policía Nacional Civil (PNC), Mauricio Ramírez Landaverde, quien la tarde del martes presentó el plan de Policía Comunitaria a los habitantes de tres colonias del municipio de San Marcos, donde ya se está implementando este nuevo enfoque.

“Con el despliegue que hemos hecho en esta oportunidad (…) vamos a  continuar no solo en este municipio sino que en todo San Salvador”, dijo el director policial.

Agregó que con la introducción de la Policía Comunitaria en San Marcos, oficializada con el despliegue de este martes, se continuará la aplicación en los demás municipios de la zona sur, como Panchimalco, Santiago Texacuangos y Rosario de Mora.

“Es necesario, junto con las autoridades locales y la comunidad, también desarrollar otras actividades de tipo preventivo, sin descuidar por supuesto las labores propias de combate que corresponde a la Policía”, subrayó.

El enfoque de Policía Comunitaria, con el cual ya ha sido capacitado más del 90% de los elementos de la PNC, agrega a las labores de investigación, inteligencia policial y combate frontal al crimen, una serie de capacidades sociales para lograr la inmersión de los agentes en las comunidades, volviéndose participes de la convivencia y para trabajar de forma conjunta en la prevención y solución de los problemas de inseguridad.

En el despliegue desarrollado en San Marcos, los habitantes de las colonias El Tránsito 1, El Tránsito 3 y El Milagro conocieron a los agentes comunitarios delegados a sus colonias, estrecharon sus manos e interactuaron con ellos.

“Queremos pedirles a ustedes, a la comunidad, que nos apoye, que nos regale esa confianza, que nos abra las puertas para poder resolver problemas juntos ya que este es el lema, esta es la razón de ser, la comunidad”, dijo el agente Víctor Amaya, asignado a la colonia Tránsito 3.

La presentación del agente Amaya y de sus compañeros asignados a las otras dos comunidades no fue vista con indiferencia por sus habitantes. Hubo quienes solicitaron sus números de teléfono para mantenerse en contacto y otros que hicieron sugerencias para garantizar la seguridad en zonas como las escuelas.

“Me parece excelente la presentación de ellos, pues tenemos buenas perspectivas del mañana, y primero Dios trabajemos de la mano”, dijo Ramón Orantes, propietario de un negocio en la colonia El Tránsito 3.

“Esperamos ayudar a la comunidad resolviendo problemas de seguridad, aparte ayudando a los jóvenes, que son quienes en mayor riesgo están”, aseguró por su parte Yeymi Arce, una agente comunitaria que trabajará con los vecinos de la colonia El Milagro.

El director de la PNC se mostró optimista sobre el despliegue de la Policía Comunitaria realizado hasta el momento en distintos territorios.

“Hemos iniciado bien porque hay mucha apertura, hay en la gente optimismo, hay una buena disposición a colaborar, a participar, ya se están desarrollando reuniones, ya se están desarrollando las visitas, poco a poco en cada sector vamos a ir obteniendo frutos de ese trabajo”, declaró.

San Salvador, 27 de agosto de 2014.