Print Friendly

El secretario Técnico y de Planificación de la Presidencia, Roberto Lorenzana, descartó que el gobierno haya incurrido en alguna ilegalidad al publicar los nombres de las personas naturales o jurídicas que adeudan impuestos al Estado.

 

Entrevistado esta mañana en el programa El Salvador Ahora, transmitido por Televisión de El Salvador, el funcionario recordó que las reformas al Código Tributario avaladas por la Asamblea Legislativa en 2014, establecen el marco legal para la publicación de los deudores.

 

Estas reformas “dejaban establecido que sus nombres (de los deudores) deberían de  ser publicados en un plazo determinado. Entonces el Ministro de Hacienda lo que ha hecho es cumplir con la ley”, dijo el secretario.

 

Además, señaló que el gobierno emitió un decreto de amnistía tributaria el cual establecía facilidades de pago a aquellos que quisieran acogerse al mismo y solventar su situación con el Estado.

 

“Muchos empresarios se acogieron al decreto de amnistía, desgraciadamente ese decreto lo declaró inconstitucional la Sala de lo Constitucional”, lamentó.

 

El secretario también cuestionó las críticas hechas por algunos empresarios ante esta publicación, asegurando que muchos de estos utilizan “subterfugios legales” para poder evadir sus responsabilidades con el fisco.

 

Ante esta situación, informó que el gobierno está realizando esfuerzos por evitar la evasión y elusión de impuestos.

 

“Muchas de las utilidades (algunas empresas) las reportan fuera del país, o sea que algunas de estas empresas cobran acá, pero facturan como que estuvieran en el exterior”, explicó el secretario.

 

“Nosotros no tenemos control de la renta internacional, entonces simplemente evaden impuestos acá, y posiblemente ni pagan acá ni pagan en otros países”, añadió.

 

Según el listado publicado, la suma pendiente de pago de 12,519 personas naturales y jurídicas asciende 372,6 millones de dólares. Más del 63% de los casos son de grandes contribuyentes, que tienen una deuda superior a los de $237 millones.

San Salvador, 11 de mayo de 2015.