Print Friendly
  • El fortalecimiento del sistema de salud pública este año permitió reducciones significativas en las muertes maternas y en la desnutrición crónica infantil.

 

La apuesta gubernamental en el ramo de salud impulsada por el Gobierno durante 2016 salvó la vida de mujeres y mejoró la de niñas y niños, aseguró este la ministra de salud, Violeta Menjívar, este sábado durante el programa Gobierno Informa.

 

La funcionaria indicó que la apuesta gubernamental por el fortalecimiento del sistema de salud permitió que este año se registraran importantes reducciones en los casos de mortalidad materna y desnutrición crónica infantil.

 

“Este año 2016, El Salvador va a cerrar con una mortalidad materna disminuida, nunca vista en la historia de El Salvador (…) El año pasado, 2015 cerramos con 42 muertes maternas, ya eso es un éxito, pero ahora este año llegamos a 28”, aseguró la ministra, quien señaló que cuando iniciaron los esfuerzos por alcanzar la meta de los Objetivos del Milenio respecto a este indicador (mortalidad materna) se partió de una cifra de 100 muertes maternas por 100 mil nacidos vivos.

 

Señaló que la atención especializada brindada en el Hospital Nacional de la Mujer “María Isabel Rodríguez”, que comenzó a funcionar este año, sustituyendo al antiguo Hospital de Maternidad, abonó también a  la reducción de este indicador.

 

“Con respecto al 2015, hemos bajado la mortalidad materna en el Hospital Nacional de la Mujer “María Isabel Rodríguez” el 60%”, aseguró la titular de salud.

 

Agregó que las quimioterapias que se realizaban a mujeres en 2008 en el viejo Hospital de Maternidad, para atender casos de cánceres ginecológicos, de mama, del cuello uterino, no llegaban ni a 400 anuales; en cambio, en 2016, con la puesta en funcionamiento del Hospital Nacional de la Mujer “María Isabel Rodríguez”, se habrán realizado 3 mil quimioterapias al cierre del año.

 

La ministra aseguró además que la reducción registrada en niños y niñas entre 7 y 9 años también es significativa. Así lo demostraron los datos de un censo nacional realizado este año en más de cinco mil centros educativos públicos y privados, en los cuales se midió peso y talla de los infantes.

 

“[En las niñas y niños]  entre siete y nueve años ha habido una disminución de la desnutrición crónica del 42 por ciento, es impresionante”, aseguró.

 

San Salvador, 17 de diciembre de 2016.