Print Friendly
  • El portavoz del gobierno lamentó que intereses partidarios estén frenando y obstaculizando el buen desempeño de las políticas de seguridad que se implementan en los territorios.

 

El gobierno del Presidente Salvador Sánchez Cerén hizo un llamado a la Asamblea Legislativa para que autorice fondos que ampliarán los resultados de los planes de seguridad, un desafío de nación que requiere la unión de todos los salvadoreños.

 

El secretario de Comunicaciones de la Presidencia, Eugenio Chicas, aseguró que está pendiente la aprobación de recursos para la Policía Nacional Civil, y señaló la importancia de apoyar con asignación de más fondos la implementación de acciones de prevención en los territorios.

 

“En un periodo como este (pre electoral), la misma seguridad pública lamentablemente se convierte en un tema electoral.  Lamentable en el sentido que una coyuntura electoral frene, limite, obstaculice el buen desempeño de las políticas que se llevan en materia de seguridad pública”, dijo el portavoz de Casa Presidencial.

 

En este sentido, reiteró la necesidad de aprobar el crédito de $100 millones que está pendiente en el Congreso para la seguridad, el cual complementará las inversiones que se hacen gracias a la contribución especial, en el marco del desarrollo del Plan El Salvador Seguro (PESS).

 

Precisó que solo el eje de prevención, contemplado en el PESS, amerita el 70% de los recursos. Sin embargo, el manejo electoral que se le ha dado al tema de seguridad “ha limitado que se pueda profundizar y ampliar el uso de fondos públicos”, en esta materia.

 

Explicó que el país tiene “buenas credenciales” ante organismos internacionales como el Banco Mundial, el Fondo Monetario y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), que “no nos ofrecerían un centavo si este país no tuviera capacidad de pago”.

 

“Nuestro país tiene buenas credenciales en materia de administración, de utilización de estos recursos y está sobradamente demostrado que los necesita; por lo tanto, el que se haya venido posponiendo, es un recurso meramente político de boicot a las labores de seguridad pública por una visión, lamentablemente, política y electoral”, dijo el secretario Chicas.

 

San Salvador, 1 de noviembre de 2017.