Print Friendly
  • El ministro de educación aseguró que la apuesta por alcanzar 12 años de educación universal, contemplada en el documento elaborado por el Consejo Nacional de Educación, es un compromiso que debe ser asumido por todos los sectores de la sociedad.

 

La universalización de la educación desde primer grado hasta bachillerato es una de la prioridades planteadas en el Plan El Salvador Educado, presentado al presidente Salvador Sánchez Cerén por el Consejo Nacional de Educación (CONED), en la  cual el gobierno ya se encuentra realizando esfuerzos, aseguró el ministro de educación, Carlos Canjura.

 

Entrevistado en el programa Gobierno Informa, transmitido por Televisión de El Salvador y Radio Nacional, el funcionario señaló que existen esfuerzos que ya se han echado a andar para disminuir, por ejemplo, la deserción escolar en el tránsito de noveno grado a bachillerato.

 

Señaló dentro de estos los programas de recuperación de jóvenes que han desertado del sistema, a través de modalidades flexibles de educación, como la modalidad virtual, los exámenes de convalidación y de suficiencia.

 

Destacó además que la ampliación del programa Paquetes Escolares a bachillerato ha permitido mejorar la matrícula en este nivel educativo.

 

“Hemos venido haciendo un esfuerzo por estimular el ingreso de estudiantes a nivel de bachillerato, hemos abierto las puertas allí donde nos ha sido posible”, dijo el ministro.

 

De hecho, adelantó que los últimos datos registrados sobre la matrícula de primer año de bachillerato correspondiente a 2016 presentan un incremento en cerca de 17 mil estudiantes más con respecto a la matrícula registrada el año anterior en ese mismo nivel.

 

“Eso es una realmente una buena noticia, debemos ir empujando a que nuestros jóvenes ingresen al sistema educativo en el nivel de bachillerato”, aseguró.

 

“Esto habrá que planificarlo de manera tal que en una década, tal como se plantea en el Plan El Salvador Educado, tengamos resuelto ese problema, que todos los estudiantes tengan una oferta educativa que sea por lo menos de los doce años de escuela al llegar al bachillerato”, añadió.

 

Recordó que para lograr superar este desafío, al igual que los otros cinco que establece el plan, se necesita de un financiamiento para una década de $12,573 millones, los cuales se invertirán en la ejecución de las 104 acciones planteadas para elevar la calidad y cobertura educativa a niveles que permitan un desarrollo social y económico en el país.

 

“Si nosotros como sociedad tomamos conciencia de este enorme reto, pues vamos a encontrar la forma de ir mejorando el sistema educativo”, dijo.

 

 

 

San Salvador, 02 de julio de 2016.