Print Friendly

Sé que este día no solo nos encontramos acá los habitantes de Valle Verde. Valle Verde ahora se ha llenado de alegría, se ha llenado de una festividad, porque también hay otros centros educativos que nos acompañan, que han venido a representarse acá, con una delegación de alumnos y también de padres de familia. Me refiero al Instituto Nacional de Acción Cívica Militar que está presente; el Centro Escolar Mercedes Quintero; el Centro Escolar Fe y Alegría; el Centro Escolar República de Italia; el Centro Escolar Liga Panamericana; el Centro Escolar Valle Verde; el Centro Escolar de la República de Costa Rica y el Centro Escolar de San Antonio Abad.

Todos ellos se encuentran acá, junto con sus maestros, con sus profesores, pero además con padres de familia.

Y aquí en el Valle Verde no solamente están los alumnos, no solamente están los maestros, sino que están también los padres de familia, está la comunidad. Gracias a ustedes por recibirnos con esa alegría, con esa muestra que tienen un enorme corazón, un corazón lleno de amistad, lleno de solidaridad.

Cómo quisiéramos que todos los días de la semana fueran como ahora, días llenos de alegría, días llenos de esperanza y que desapareciera la desesperanza, que desapareciera el miedo, que desapareciera el temor. Pero cuando nos unimos, y eso es lo que estamos mostrando acá, cuando estamos unidos, podemos crecer más.

Unidos somos más fuertes, lo estamos demostrando ahora. Unidos podemos resolver los problemas que tiene la  comunidad, que son problemas de servicios, mejoras en los centros educativos, mejoras en los centros de salud, mejoras en el sistema de agua, mejoras en el sistema de comunicación de caminos y de carreteras; todos esos problemas los podemos reunir y unidos podemos enfrentarlos de mejor forma.

El programa que tenemos ya año y medio de estar impulsando, y que vamos a impulsar en los 5 años, el programa llamado Gobernando con la Gente es llegar a ustedes.

Yo me pregunto ¿si el gobierno no hubiera estado en Valle Verde, si los ministros no hubieran venido a Valle Verde, creen que les hubiéramos resuelto sus problemas? Claro que no. Eso es lo que busca el Programa Gobernando con la Gente,  acercar el gobierno a la comunidad y escuchar la comunidad, y resolverle los problemas a su comunidad.

Un gran porcentaje, más del 60 por ciento de esas peticiones han sido resueltas por las instituciones del Estado, por el gobierno. Y otras partes estamos buscando resolverlas con el respaldo de la empresa privada, con el respaldo de la misma comunidad.

Por ello es que decidimos este día reunirnos aquí en Valle Verde, ya que estuvimos a principio de este año, en el 2015. Fue aquí donde comenzamos el primer programa del año de Gobernando con la Gente y aquí asumimos compromisos, y parte de esos compromisos los estamos resolviendo.

Muchas familias nos han pedido resolver el problema de su casa, el problema de láminas y techos, y a más de 114  familias de San Salvador de las diferentes comunidadesse les ha entregado láminas y, además, el material necesario para que mejoren sus techos y eso con el respaldo de la Fundación Alba.

La Fundación Alba no solo nos ha donado instrumentos musicales, no solo nos ha donado mobiliarios, nos ha donado también los materiales necesarios para pavimentar calles que han sido solicitadas. Nos ha donado los materiales para que se reconstruyan los techos de las casas y ha ayudado a reconstruir varias escuelas, han ayudado también a mejorar el sistema de agua de las escuelas. Es mucho lo que podemos hacer, pero necesitamos estar unidos, necesitamos estar juntos.

Pero lo más importante es no perder la esperanza de que vayamos a resolver los problemas, de que ningún problema es irresoluble. Todos los problemas tienen respuesta y esa respuesta es más rápida cuando nos unimos.

Este acto es un acto de reafirmar la voluntad de nuestro gobierno, de que juntos vamos a enfrentar los grandes problemas que tenemos en el país y que vamos a resolverlos, y que no dudamos que vamos a contar con la fuerza, con el cariño, con el amor del pueblo salvadoreño. Estamos seguros que vamos a contar con ese respaldo y ese cariño y ese amor del pueblo salvadoreño, porque podemos resolver los problemas.

Estamos enfrentando, con estas donaciones, un tema fundamental. Escucharon ustedes las palabras que nos decía la compañerita del Complejo Educativo Católico Fe y Alegría, Gabriela Cecilia  Salguero: “Nosotros los jóvenes queremos dejar marca en el país”,¿y cuál es la respuesta que debemos de  darle?, tenemos que respaldar a nuestros jóvenes, a nuestras niñas, a nuestros niños para que dejen marca en este país  y para que dejen marca en este país tenemos que apostarle a la educación de todos los niños y todas las niñas.

Recientemente se conformó un Consejo Educativo donde se han unido el gobierno, las universidades, intelectuales, empresa privada, todos nos hemos unido para garantizar que todos los salvadoreños terminen la educación básica y la educación media, para que en El Salvador podamos decir que nuestra niñez y nuestra juventud va tener once grados, es decir va tener el bachillerato, esa es la gran meta que nos hemos propuesto en el Consejo.

Pero además tenemos que mejorar la calidad de la educación que le damos a sus hijos, que cuando sus hijos terminen sus estudios sepan que tienen los conocimientos, que tienen los valores, que tienen las habilidades, que tienen las destrezas para aportarle al desarrollo del país, ya sea como artesanos, ya sea como profesionales, ya sea como técnicos, pero que sí el país cuente con los recursos necesarios para salir adelante.

Es otra de las grandes metas que nos estamos proponiendo en el sistema educativo, por eso a mis compañeros maestros, porque yo soy maestro también, yo les digo a mis compañeros maestros tenemos cada vez más que aprender en la vida, siempre, siempre tenemos que aprender y el Ministerio de Educación está dando un programa de formación para los maestros, porque se aspira a que un maestro que está en la escuela por lo menos tenga una licenciatura, porque si los maestros tienen más calidad educativa, el sistema educativo va tener más calidad.

Son grandes caminos los que tenemos por delante, pero los estamos construyendo juntos y nos estamos uniendo no solo en crear las ideas sino en ejecutar las ideas y en el sistema educativo no es posible que nuestras niñas y niños vayan a aprender, vayan a tener una educación de calidad o vayan a tener las mejores habilidades y los mejores conocimientos si en la escuela los techos no sirven, si en la escuela no tienen donde sentarse, si en la escuela no tienen el pizarrón donde aprender y si no tienen una computadora, por lo menos una computadora para compartir todos los niños.

Yo quiero agradecer a la Fundación, perdonen los medios de comunicación que me refiera tanto a la fundación, pero es que realmente es un respaldo, es un apoyo que nos está dando.

El gobierno tiene un programa “Una niña, Un niño, Una computadora” y ALBATROLEOS y la Fundación ALBA nos han entregado ya 10 mil computadoras que están en los centros educativos, y ahora los niños la mayoría de los niños están accediendo a las nuevas tecnologías que enseña la computación, por ello es que la educación es básica para hacer realidad lo que aspira esta jovencita: dejar marca, dejar una marca en el país,¡qué sueño más noble!, ¡qué sueño que solo es producto de una juventud que cree en el país! y que no solo son el futuro, sino que son el presente y que todos estamos obligados en responderle a nuestros jóvenes y a nuestros niños.

Y al responderles a los niños y a las niñas le estamos respondiendo al país, porque esos niños tienen un padre y una madre, porque esos niños tienen un hogar, porque esos niños y esas niñas tienen un hermano, una hermana, un tío, un abuelo; es decir, esos niños tienen una familia y si ayudamos a la familia, y si la familia comienza a reconstruir en sí el amor y se vuelven a sentar las bases en una familia que no solamente cree en Dios sino que además cree en su fuerza y tiene fe, y que lo más preciado que tiene la familia son los hijos, y que los hijos hay que amarlos, hay que quererlos; la escuela no puede hacer lo que no se hace en los primeros años con los niños, lo que se hace desde que nace hasta que tiene tres años el niño eso es una atribución de los padres de familia que nadie, nadie, nadie la puede sustituir, ni la escuela y ese es el fundamento para construir jóvenes de progreso, jóvenes de desarrollo.

La educación es un elemento que une todos estos elementos que estoy planteando y dentro de la escuela, además de estar las escuelas con buena iluminación, muy presentaditas las escuelas, también las escuelas necesitan ser alegres, las escuelas necesitan que los jóvenes se recreen, por eso es que dentro del programa Escuela Inclusiva de Tiempo Pleno el niño permanece más en el centro educativo, ya no se va a las 12, a la una de la tarde, sino que se va a las tres de la tarde.

Por las tardes esos instrumentos van a servir para que los niños y las niñas de esos centros educativos comiencen a cultivar la música, comiencen a cultivar su cultura, su arte y vayan también desarrollando habilidades y destrezas artísticas, que desarrollan el espíritu, desarrollan elementos humanos dentro de las personas.

Esos instrumentos musicales, cuando ya en la escuela se hayan formado los grupos musicales también pueden servirle a la comunidad, para que en sus actividades la comunidad pueda invitar a la escuela y la escuela pueda participar con actos artísticos o actos musicales, donde se pueda presentar las habilidades de los niños y las niñas.

Es una nueva escuela la que estamos construyendo, es una nueva escuela donde se necesita que estemos unidos maestro, gobierno, padres de familia y comunidad, si esa comunidad se une, si esa familia se une, si los maestros nos unimos y si el gobierno se une para darle a esta jovencita y a todos los jóvenes que dejen una marca en el país, vamos a hacer que la educación sea el elemento fundamental de una sociedad, de la sociedad salvadoreña.

O sea, que estos instrumentos, eso que me demandó la escuela, cuando yo vine aquí a visitar Valle Verde, y otras demandas que están en proceso de resolverse, tienen una razón de ser: construir el nuevo país que queremos, un país en paz, un país tranquilo, un país donde todos los jóvenes tengan oportunidades de trabajo, donde esos jóvenes puedan tener oportunidades de estudio, donde los jóvenes puedan tener oportunidad de recreación, ese es el país que podemos hacer realidad en El Salvador. Y por ese país es que estamos comprometidos.

Hemos visto también cómo en los medios de comunicación este día informan sobre cómo el sector empresarial, parte del sector empresarial, está discutiendo el tema de la responsabilidad social de la empresa.Esa es una buena noticia: si las empresas pudieran hacer lo que está haciendo ALBA Petróleos a través de la Fundación ALBA, si la empresa pensara en que para tener éxito económico tiene que tener los mejores recursos en sus trabajadores, es decir, tiene que tener trabajadores mejor formados, y si esa empresa también sabe que está en una comunidad y que hay que ayudar a esa comunidad y si la empresa comienza a pensar más responsablemente que su desarrollo económico está vinculado también a resolver los problemas sociales de sus trabajadores y de la comunidad donde está, vamos a tener más oportunidades.

Yo quiero ir finalizando primero agradeciéndoles, y sigan con este ejemplo que han dado ahora al país, sigan con este ejemplo que ahora le están dando al país, que los ve a todos ustedes unidos, que los ve juntos, pensando en mejorar la educación en su comunidad, si seguimos por ese camino, estoy seguro, que vamos a tener éxito y que muy pronto vamos a recuperar la tan anhelada esperanza y paz que tiene nuestro pueblo.

Vamos a seguir con los programas, llegando a todo el país, pero cumpliendo, cumpliendo nuestra responsabilidad de que no solo recibimos la petición, sino que también resolvemos la petición a la comunidad.

Muchas gracias y que Dios les bendiga por su presencia este día.