Print Friendly

Permítanme felicitarles, espero que estas fiestas sean siempre alegres, como las celebra nuestro alcalde, ustedes son testigos de que estas son fiestas de alegría, son fiestas en las que pueden convivir con sus padres, con sus madres, con sus hijos.

Así es que es una alegría también estar este día con ustedes y desearles que aprovechen este espacio de las fiestas para fortalecer más su unidad como familia, su unidad como comunidad, que sigan trabajando por este municipio.

Este municipio sin ustedes no hubiera logrado todo esto, toda esta belleza que hay acá para los niños, las niñas, los jóvenes, los adolescentes, las personas mayores que quieran practicar deportes, y tanto espacio que se ha abierto para la cultura, para la diversión.

Ya por sí Panchimalco es un municipio de tradiciones, muy visitado y muy reconocido mundialmente por su turismo y por su identidad con nuestros pueblos originarios.

Así es que me siento feliz este día de estar acá con ustedes, más inaugurando este programa, ustedes son pioneros de un programa que va a tener todo el respaldo y todo el apoyo del gobierno y que vamos a hacer grandes esfuerzos para que impacte la vida, no solo de este municipio, sino en la vida del país, porque es garantizar también la seguridad alimentaria de cada uno de ustedes.

Los alimentos son vida, esos alimentos los produce la tierra, los producen estas manos, este amigo que ha expresado aquí cómo se siente con este programa y qué oportunidades le ha abierto a ustedes.

Así es que felicidades, es un buen momento para la inauguración de este programa.

Y quiero saludar al señor Alcalde municipal de Panchimalco, Mario Meléndez y los miembros del concejo y demás alcaldes que nos acompañan.

Quiero saludar al señor Ministro de Agricultura y Ganadería, Orestes Ortez; también al Viceministro, que está con nosotros.

Al señor Gobernador Departamental de San Salvador, Eduardo Linares.

A los señores miembros del Gabinete de Gobierno que nos acompañan.

A los honorables señores representantes de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, FAO, Allan González, que está con nosotros.

El señor Gerente General de la empresa agrícola Agroservicios Integrales de El Salvador, AGROSISAL, Jorge Cruz Rubio, gracias por la donación que va a hacer también a este municipio.

Al señor Decano de la Facultad de Agronomía de la Universidad de El Salvador, Juan Rosa Quintanilla y demás autoridades que le acompañan.

También saludar a los señores y señoras representantes del Centro Nacional de Tecnología Agrícola, CENTA, y de la Escuela Nacional de Agricultura que han estado trabajando con ustedes.

A los estimados alumnos y alumnas, al personal docente y padres de familias de los distintos centros educativos que nos acompañan.

A los estimados representantes de las distintas iglesias evangélicas y también a los distinguidos invitados especiales.

Amigos y amigas de la prensa.

También quiero decirles que para nosotros, no es nada ya del otro mundo, nosotros tenemos ya siete años de haber iniciado relaciones con Cuba, y yo quiero presentarles a dos cubanos que están aquí con nosotros, que también están apoyando este programa, pido un aplauso para ellos.

Amigos y amigas, les agradezco a todos por su presencia y la calidez de su recibimiento. Me causa mucha alegría estar aquí, en Panchimalco, compartiendo con todos ustedes y traerles buenas noticias.

Este momento me recuerda, cuando comenzamos en las escuelas a pensar cuál sería el mejor diseño para cambiar la vieja escuela a una nueva escuela, cambiar la escuela tradicional a una escuela más moderna y comenzamos no sólo a pensar en la currícula pedagógica, cómo enseñar mejor, para que los alumnos tuvieran una calidad educativa mejor, sino también que pensamos cómo hacer que los niños permanecieran más en los centros escolares, que pasaran las dos jornadas, porque también aquí tenemos el problema de que unos van por la mañana y otros van por la tarde.

Y si no tenemos oportunidades por las tardes o por la mañana, los jóvenes que no van a la escuela no tienen cómo aprovechar su tiempo, y lo dedican a veces para el ocio o a veces para ser atraídos por la violencia.

Nosotros pensamos en abrir la escuela al arte, a la cultura, al deporte, pero también pensamos en los huertos escolares.

Me recuerdo mucho de los huertos escolares.

Y comenzamos a realizar en muchas escuelas huertos escolares. Los maestros recibieron capacitación de cómo garantizar que las hortalizas que cultivaban sirvieran para reforzar el programa de alimentación escolar, ya no solo se alimentaban de frijoles, arroz, sino que también tenían tomates, tenían pepinos, tenían verduras, acceso, y se reforzaba su dieta alimentaria.

Pero eso fue tomando esfuerzo y en muchos lugares las alcaldías ofrecieron espacios para que las escuelas fuera ahí con sus padres a cultivar y a la escuela no solo utilizaba los alimentos para fortalecer el programa de alimentación escolar, sino también que ofrecían el producto de venta a la comunidad y la escuela obtenía recursos, y muchos de ellos les enseñaron a sus padres a cómo cultivar las hortalizas, y en muchos hogares comenzaron sus hijos a sembrar tomates, a sembrar pepinos. Es un programa que se irradia.

Me recuerdo también en una comunidad del municipio de Santo Tomás, que es una cooperativa, y esa cooperativa produce la mayoría de las hortalizas y las hojas alimenticias que se venden en el mercado central. A buena mañana van cientos de camiones a dejar los productos, es unas familias que se han organizado y han formado cooperativas y han logrado producir más, mejorar sus capacidades productivas, introducir tecnología más avanzada.

Yo por eso agradezco a la FAO que nos ha acompañado siempre en estos programas, hicimos un programa piloto en oriente también que incorporaba a las familias.

Yo quisiera decirles que como Presidente he visitado Cuba y he visitado Venezuela y he visitado otros países y es muy alentador ver que en los predios baldíos ustedes van a ver florecer el tomate, florecer el pepino, florecer todas las hortalizas y toda una cantidad de productos, o sea que la ciudad se nutre, se complementa con esa producción. Es una producción que abastece a la ciudad.

O sea que este programa es un programa inmenso, ustedes después van a tener la capacidad de abastecer el mercado de aquí de Panchimalco, y después no solo eso, sino que van a poder también vender sus productos al mercado de San Salvador. Es un programa que no solo genera empleo, que no solo genera oportunidades, sino también que resuelve en gran medida la seguridad alimentaria de los pueblos.

Es algo grande lo que están ustedes ahora iniciando, y por eso es que estoy aquí este día, para hablarles de un proyecto en beneficio de sus familias y muy pronto todas las  familias salvadoreñas tendrán  este programa. Por lo tanto, me da mucho gusto hacer el lanzamiento oficial del proyecto de Agricultura Urbana y Periurbana.

Para muchos el concepto de “agricultura urbana y periurbana” es un concepto nuevo, que no tiene ningún referente en los temas agrícolas del pasado. Pero estamos avanzando, estamos desarrollando una visión más amplia de posibilidades y oportunidades para el sector agropecuario. Estamos trabajando para el fortalecimiento de los tejidos productivos y el incremento de la productividad.

La agricultura urbana y periurbana se trata de un movimiento comunitario, es un movimiento comunitario, agro-productivo y extensionista que impulsa la producción de alimentos en las ciudades y periferia de los municipios.

La finalidad principal de esta iniciativa es el bienestar de las familias, a través del autoabastecimiento de alimentos y la generación de excedentes para la venta. Con este proyecto se pretende producir alimentos durante todo el año, movilizando el potencial productivo existente en cada localidad.

Para ello, estamos comprometidos con proporcionar facilidades de infraestructura e incentivos para el manejo sostenible de cultivos y reciclaje de desechos.

Tenemos una inversión de 400 mil dólares para todo el proyecto en varios municipios, pero que abarcan más la región metropolitana, Asimismo, es fundamental la creación de una red de familias productoras, lo que queremos es que las familias se unan y vayan  ampliando y ampliando este proyecto que es beneficioso para ustedes, que además proporciona empleo.

Aquí vamos a comenzar con 15 familias pero esas  familias fortalecen sus vínculos de cooperación entre ellas y la cooperación,  ustedes saben que es solidaridad y que  están animados por valores porque también en nuestros adentros, tenemos cosas inmensas y tenemos el valor de  la igualdad, en este programa todos somos iguales y  además todos podemos convivir y todos podemos  participar, por eso la inclusión es importante en estas prácticas  con un ejemplo claro del trabajo que estamos  realizando para el desarrollo de todo el  territorio  y  comunidades en el país.

Ustedes me escuchan  a mí hablar mucho de la comunidad  y yo les he relatado que por qué yo hablo de la  comunidad, porque mi visita a Roma, en la plática con el Papa Francisco y que hablábamos de  los problemas del mundo, él me decía: “La humanidad ahora está en peligro, porque ha perdido la comunidad y sino volvemos a la comunidad, estamos amenazados como humanidad”.

Y este programa es un factor de unión de la  comunidad, cuando nosotros decimos  que estamos enfrentando el  delito, el crimen, la delincuencia, las pandillas, hablamos mucho de la  Policía Comunitaria y es la que más critican los medios de comunicación porque se les imagina de que el policía va a estar solo, el policía va a estar con la comunidad,  va a estar  con las  organizaciones comunitarias, va a estar con los empresarios, va a estar con el alcalde, la policía en su conjunto se va a integrar a una  vida comunitaria y a  rescatar la seguridad y la convivencia comunitaria.

Por ello para mí  la comunidad es fundamental y este programa va ayudar al país, una mayor producción  agropecuaria es un compromiso serio  que hemos asumido en la transformación  económica para el empleo y la productividad.

Estamos seguros que  este proyecto tendrá un efecto positivo, generando capacidades de empleo, como ya bien lo decía el amigo acá, y autoempleo.

Otro objetivo importante es fomentar la diversificación productiva. Esto permitirá democratizar la estructura de oportunidades.  Ampliará las posibilidades para el desarrollo de nuevos sectores agropecuarios y generación de riqueza para el país. Al mismo tiempo, estaremos garantizando una mayor inclusión en los beneficios del desarrollo.

También este es un programa que va a contribuir a la conservación  del medio ambiente porque se va a trabajar en sintonía con él y con los sectores  urbanísticos, es otro objetivo de la iniciativa que hoy lanzamos.

Sabemos que el cuido y la preservación de los  recursos naturales son de suma importancia  para prevenir daños a las actividades productivas, por lo tanto es necesario asegurar un desarrollo productivo y sostenible, posibilitando un crecimiento ordenado en armonía con la naturaleza.

Como les decía, este programa está dirigido  a un sector de acá del país, por eso quiero confirmarle  a todo El Salvador que este proyecto que para nosotros es histórico en la agricultura, va a desarrollarse  como una  primera fase del proyecto de agricultura  urbana en 8 municipios.

Panchimalco, Ciudad  Delgado, San marcos, Soyapango, Ilopango, Santo Tomás, Santa Tecla y Nuevo Cuscatlán. Luego poco a poco lograremos continuar  y mejorar  la implementación del proyecto en todo el país.

Se seleccionó a Panchimalco, para desarrollar un programa piloto puesto que sabemos que la actividad  agropecuaria, constituye uno de las  principales fuentes de trabajo del  municipio.

De manera que es necesario impulsar las  iniciativas de  la población en esta materia e  introducir este programa. Es un programa piloto,  piloto quiere decir  que a partir de aquí  vamos adquirir toda la experiencia para extenderlo, no solo acá en este lugar, sino extenderlo a los lugares vecinos.

Estoy seguro que las 15 familias que han participado del proyecto piloto cuentan ahora con una experiencia muy positiva en esta práctica de agricultura. Se han podido dar cuenta de que para cambiar nuestro panorama a veces solo se requiere de un poco de ingenio y esfuerzo.

Es importante conocer las propiedades de la tierra y sus beneficios múltiples. Por eso siempre ha sido mi deseo que las familias de la ciudad, los niños y jóvenes del área urbana, tengan experiencias en algún tipo de producción agrícola.

Todo este diseño de producción se basa  en la agroecología, decir que va  a ser muy cuidadoso en no dañar el  medio ambiente, por lo tanto las familias  tendrán acceso a alimentos con propiedades  nutritivas, un beneficio para la salud y el bienestar  de la población.

El Programa de Agricultura Urbana, también se plantea contribuir a la reducción del costo de la canasta básica. Uno de los  problemas  que más le preocupa es, el alto precio de los productos de la canasta básica, este va ayudar a disminuirlo, este es un tema apremiante para todos los salvadoreños y salvadoreñas.

El Programa de Agricultura Urbana es una alternativa necesaria, innovadora y ecológica. Este concepto viene a impulsar las políticas sociales y de desarrollo del municipio.

Por eso hoy estamos  contribuyendo al desarrollo y a la  auto sostenibilidad de un  número determinado  de familias en esta zona, pero  muy  pronto estaremos  en diversos municipios del  territorio nacional  para implementar el proyecto, ustedes han contado con el apoyo del Centro Nacional de Tecnología Agropecuaria y Forestal (CENTA) y la Escuela Nacional de Agricultura (ENA).

Todos ellos van a seguir  trabajando de la mano con ustedes.

Y les están dando a la familia, las herramientas para incrementar sus  ingresos y mejorar la calidad de vida de sus hijos.

Estamos avanzando hacia una  sociedad  que hace posible una  relación de  armonía entre los seres humanos y la naturaleza.

Estamos transformando  a El Salvador.

Sigamos trabajando juntos.

Sigamos dando pasos hacia adelante.

Muchas gracias y que Dios les bendiga  a todos.