Print Friendly

La Red de Voluntariado de Enfermería recibió un conmovido homenaje del presidente Salvador Sánchez Cerén y la primera dama, Margarita Villalta de Sánchez, por su vocación de servir al prójimo que encuentra cauce fecundo en los Festivales para el Buen Vivir.

“El servir es lo que engrandece al ser humano”, respondió con humildad la profesional Concepción Castaneda, coordinadora nacional de la Red, que participa en los Festivales organizados por la Primera Dama desde junio de 2014 para llevar los servicios del gobierno y alegría a las comunidades.
El reconocimiento a las enfermeras y enfermeros tuvo lugar este sábado 4 de noviembre en el programa Casa Abierta, en la que fuera residencia de los presidentes, convertida por el gobernante en lugar de encuentro con la sociedad y de promoción de la cultura.
“Ustedes son un ejemplo vivo en el país de lo que se puede hacer cuando se tiene la voluntad de dar al que no tiene, de hacer ese esfuerzo de cooperar con los demás”, dijo el Presidente Sánchez Cerén a esos profesionales de la salud.
El estadista afirmó que sus palabras reflejan la gratitud de las miles de personas y familias que han recibido atenciones en los Festivales para el Buen Vivir y el sistema público de salud con “ese don de Dios que le da a las personas ese amor tan grande de dar a nuestro prójimo”.
Subrayó que estos profesionales no solo cuentan con los conocimientos y el dominio de las nuevas tecnologías para el cuidado de los pacientes, sino también están formados en profundos valores de responsabilidad, solidaridad, de cooperación y capacidad para unir esfuerzos.
Castaneda explicó que la Red de Voluntariado de Enfermería nació el 12 de mayo de 2010, con una primera actividad para atender a la población en la Plaza de la Salud, que calificó de un día maravilloso.
Posteriormente, dentro del plan de acción para sumar más profesionales y gestionar apoyos descubrieron las que en ese año eran las jornadas médicas desarrolladas en las comunidades más vulnerables por la Comisión de Acción Social de la Vicepresidencia.
Esas jornadas fueron iniciadas por el entonces vicepresidente Sánchez Cerén y su esposa Margarita en 2009 y por su eficaz apoyo a la población con voluntarios y medicinas donadas se transformaron en 2012 en Festivales de Salud y Convivencia Familiar.
Después del triunfo del segundo Gobierno del Cambio, el 28 de junio de 2014 continuaron como Festival para el Buen Vivir, en la comunidad de Las Palmas, de la capital.
La Coordinadora Nacional de la Red de Voluntariado de Enfermería informó que siempre han estado cooperando con la población en esos programas.
Concepción Castaneda añadió que en los 14 Festivales celebrados durante este año se han brindado 203 mil 836 atenciones integrales en salud, entre consultas médicas, psicológicas, fisioterapias, vacunaciones y otras.
“Encontramos en el Festival del Buen Vivir el mejor espacio para desarrollar nuestros anhelos de servir con amor”, subrayó Castaneda, una de las pioneras en la fundación de la Red.
“Servimos sin escatimar ningún esfuerzo, se nos unen nuestras familias, a quienes integramos y hacemos partícipes”, agregó.
Recordó que la Red tomó la filosofía del Buen Vivir para su actividad. “Es una alternativa auténtica de la sociedad: significa saber vivir armónicamente en comunidad, complementándose mutuamente entre los seres humanos y la naturaleza”, afirmó.
Aseguró que es también una labor en gratitud a Dios, “nuestro padre celestial que hace posible que tengamos vida y ese poder y ese amor de servir”.
“Los Festivales del Buen Vivir son una fiesta, son una convivencia con todas las personas”, dijo Castaneda, quien afirmó que llegan a ese espacio “a pedir la oportunidad y, como todas las compañeras y compañeros de la Red, privilegian a las personas que tienen algún nivel mayor de riesgo”.
Para los cientos de integrantes de la Red de Voluntariado de Enfermería es un acto de altruismo que les llena de satisfacción.
“Así damos nuestra contribución al reto del Buen Vivir, acompañando a nuestro gobierno en la lucha por la construcción de un país sano, productivo y educado”, manifestó la líder de la Red de Voluntariado.