Print Friendly
  • Las políticas del gobierno del presidente Salvador Sánchez Cerén son claras: impulso a la primera infancia, respeto y promoción de los derechos de niñas, niños y adolescentes, Ciudad de la Niñez Adolescencia, son solo algunas de las acciones concretas a favor de esta población prioritaria para el mandatario y doña Margarita, la primera dama de la república.

 

Este sábado la ex Residencia Presidencial, convertida cada 15 días en una Casa Abierta, se iluminó con las sonrisas, música, canto, baile, actuación, ideas, visiones y amor de las niñas, niños y adolescentes que llegaron de distintos lugares de El Salvador.

 

La Colmenita de San Juan Opico, que se prepara para debutar el próximo miércoles en el Festival Nacional de Teatro Infantil por la Paz y la Convivencia (FESTI), fue la encargada de poner a cantar y aplaudir al resto de invitados.

 

Con el FESTI, que inició el 20 de octubre y se extenderá hasta el día 30, “queremos dejar en el pueblo salvadoreño el mensaje de la necesidad de la convivencia y de la paz en el país”, dijo el presidente Salvador Sánchez Cerén al hablar de este sueño de él y su esposa que se ha hecho realidad con la puesta en funcionamiento de 14 colmenitas a nivel nacional.

 

La Colmenita, un modelo cubano que ya se aplica en varios países, “busca abrir espacios a los niños y a los jóvenes para que, a partir de su alegría, su iniciativa, su creatividad y el enorme amor espiritual que le tienen a la vida, creen a través de la danza, el teatro, la cultura momentos de convivencia y momentos de paz”, remarcó el estadista.

 

Pero a parte del arte y talento que derrochan las colmenitas, la niñez y adolescencia que tuvo la oportunidad de desayunar con el presidente habló de sus derechos.

 

Por ejemplo, Claudia Patricia Cruz, integrante del Consejo Consultivo del CONNA, que nació en 2014 con la participación de 14 niñas y 14 niños, remarcó los cinco temas la Agenda Política, documento que recibió en sus manos el propio mandatario.

 

“Hoy presentamos un logro que ha sido sábados y sábados de sacrificios. Desde hace dos años nosotros de una manera voluntaria hemos dejado de tener sábados en familias, sábados de salida y hemos decidido unirnos  y trabajar por los derechos de la niñez y la adolescencia, todo esto con la vocación y con las ganas de que El Salvador se transforme y sea un mejor hogar para todos y para todas”.

 

Los temas prioritarios son salud, porque “hay muchas niñas y adolescentes que están saliendo embarazadas. También nosotros vemos la problemática de que hay un hospital, pero que este hospital atiende a la niñez hasta los doce años, y que a partir de los 12 años, las adolescentes y los adolescentes son tratados en el sistema de salud como adultos”, dijo la integrante del Consejo Consultivo.

 

Los otros temas son educación, la cultura de paz y prevención de violencia, la inversión en niñez y adolescencia y el trabajo infantil, este último punto porque “nosotros vemos que muchos niños, niñas y adolescentes están siendo privatizados de su derecho a la educación, no se divierten, no salen a pasear con su familia, sino que están trabajando y están ejerciendo roles de adultos”.

 

“Nosotros creemos que es necesario que se aumente al salario mínimo, que también los padres deben de tener mayores oportunidades de empleo, para que estos no tengan que enviar a sus hijos a trabajar”, reclamó la adolescente originaria de San Vicente.

 

Desde Chalatenango llegó Francisco Rodríguez, también miembro del Consejo Consultivo, quien dijo que “como niños necesitamos un goce pleno de derechos, ¿para qué? para poder tener un buen desarrollo emocional, intelectual y social, ya que de esa manera estamos garantizando que como jóvenes podamos tener un buen desarrollo en nuestros hogares, una buena salud, una buena educación, y sobretodo estar previniendo problemas sociales”.

 

El mandatario agradeció el trabajo de las niñas y niños que se han entregado a dar vida al Consejo Consultivo del CONNA, pues desde ya están edificándose como personas comprometidas con su país.

 

Otra invitada fue Naomi Morales, quien participa en la campaña del CONNA “La protección comienza en el hogar”. “Estoy contribuyendo al respeto de los derechos de los niños, niñas y los adolescentes principalmente en el de las niñas y las  adolescentes, quienes queremos y exigimos  que nos respeten, que no nos griten, que no nos golpeen y que respeten nuestro cuerpo”, dijo.

 

Añadió que es importante recordar a la sociedad salvadoreña “que la protección comienza en el hogar. La mayoría de niños y niñas sufren de abuso sexual, por eso nuestras  mamás y papás deben  saber dónde vamos, con quienes estamos, cuáles son nuestros  pasatiempos, las cosas que nos gustan y qué hacemos en el colegio”.

 

A esta nueva edición de Casa Abierta también acudieron integrantes del movimiento mundial Por ser niña, que impulsa la organización Plan Internacional, para hacer valer los derechos de las niñas y acabar con la discriminación y falta de oportunidades, a los que desdichadamente les someten los esquemas patriarcales arraigados en las sociedades.

 

Rosalba Domínguez es una niña que conoce sus derechos, por ello dijo que “todas las niñas y niños tenemos derecho a tomar decisiones importantes, respecto a nuestra salud sexual y bienestar”.

 

“Por ser niña busca garantizar que las niñas puedan disfrutar de su derecho a decidir su futuro, ya que esto es fundamental para la igualdad de género. En nuestro país tenemos grandes desafíos, todas y todos debemos trabajar para reducir los embarazos adolescentes y las uniones tempranas. Las niñas debemos estudiar y decidir por nuestros sueños”, fue su mensaje al país desde Casa Abierta, un espacio del presidente y doña Margarita para compartir visiones, ideas y propuestas que ayuden a hacer de El Salvador un mejor país.

 

 

 

San Salvador, 22 de octubre de 2016.