Print Friendly

El presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, participó esta noche en Panamá en la ceremonia oficial de inauguración de la VII Cumbre de las Américas, un cónclave que califica como una oportunidad histórica de avanzar en los desafíos relacionados con el desarrollo del continente.

La ceremonia tuvo lugar en el teatro Anayansi del Centro de Convenciones ATLAPA y da paso a las dos sesiones que mañana realizarán los 35 jefes de Estado y de Gobierno como etapa central de la Cumbre dedicada en esta ocasión a la “Prosperidad con equidad: el desafío de cooperación en las Américas”.

Este cónclave “ha generado espacios que nos permiten unir a nuestros países de América ante un escenario nuevo, un escenario muy novedoso con desafíos y retos, en los cuales estamos construyendo oportunidades”, expresó el gobernante esta mañana.

Añadió que la “Séptima Cumbre va a hacer historia en el sentido de que todos los países juntos podemos enfrentar los retos que están planteados en el futuro”.

Por su parte, el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, elogió en la inauguración los esfuerzos del presidente de Panamá, Juan Carlos Varela, para asegurar la trascendencia de la reunión.

“Es la primera vez en la historia de América que se reúnen en torno a la misma mesa los jefes de Estado y de Gobierno de las 35 naciones independientes de nuestro hemisferio”, dijo Insulza, quien destacó también los grandes sucesos que están pasando en la región, como los diálogos de paz en Colombia y los acercamientos entre Cuba y Estados Unidos para reanudar las relaciones diplomáticas.

Los 35 líderes reunidos en Panamá dirigen el rumbo de más de 900 millones de personas.

En su discurso durante la inauguración, el presidente panameño exaltó la figura y mensaje de paz de Monseñor Oscar Arnulfo Romero, quien “el próximo 23 de mayo será beatificado por la iglesia Católica en su querido país El Salvador por el cual dio su vida”.

“Desde muy joven recuerdo las palabras de su homilía antes de ser asesinado: `En el nombre de Dios les ruego, les suplico, cese la represión`, fueron sus últimas palabras”, dijo Varela.

La ceremonia también contó con un mensaje del papa Francisco, leído por el cardenal Pietro Parolin, secretario de Estado del Vaticano.

El jerarca católico consignó en su mensaje que “hay bienes básicos, como la tierra, el trabajo y la casa; y servicios públicos, como la salud, la educación, la seguridad y el medio ambiente, de los que ningún ser humano debería quedar excluido”.

“La teoría del goteo o derrame se ha develado falaz: No es suficiente esperar que los pobres recojan las migajas que caen de la mesa de los ricos”, expresó el cardenal al leer el mensaje escrito por el Papa.

A la Cumbre asiste además el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, quien en la ceremonia de inauguración instó a los líderes de las Américas a trabajar juntos “para hacer de este mundo un mejor lugar para nuestros pueblos y quienes vendrán detrás de nosotros”.

Este viernes el presidente Salvador Sánchez Cercén ha participado en reuniones con Ban Ki-moon, el presidente Obama y congresistas de Estados Unidos, en las que la Alianza para la Prosperidad ha tenido especial relevancia.

“El tema de la migración es un problema internacional que hay que analizarlo desde todos los puntos de vista”, dijo el gobernante salvadoreño, al enfatizar que “a través de la Alianza para la Prosperidad (del Triángulo Norte) queremos enfrentar las causas que motivan la migración, como la falta de oportunidades económicas, de empleo, el tema de violencia e inseguridad y los desafíos en materia de desarrollo humano sostenible; queremos apostarle a la formación del capital humano, a la educación”.

Ciudad de Panamá (Panamá), 10 de abril de 2015.