Print Friendly
  • El Gobierno central impulsa los planes Belén 2015 y Navidad Segura, que entre sus objetivos contemplan evitar que hayan más niñas y niños quemados por la manipulación de la pólvora y mantener un clima de tranquilidad para las familias salvadoreñas.

 Ante los riesgos de quemaduras por pólvora, que afectan principalmente a las niñas y los niños, el presidente Salvador Sánchez Cerén instó hoy a las familias salvadoreñas a no manipular pirotécnicos en estas festividades y de esta forma prevenir desgracias.

 

“La pólvora es una palabra que hay que tirarla al pasado, hay que celebrar las Navidad de otra forma”, dijo el jefe de Estado en el programa Gobernando con la Gente, que tuvo lugar en el parque central de Sonsonate.

 

“Les pido a ustedes padres de familia que si no lo pueden evitar estén con sus hijos a la par, pero lo mejor es no tener esa práctica”, insistió el gobernante.

 

De acuerdo con el ministro de gobernación y desarrollo territorial, Aristides Valencia, la Comisión Nacional de Protección Civil, la cual agrupa a diferentes instituciones gubernamentales, impulsa el plan Belén 2015, que contempla entre sus objetivos primordiales evitar que haya más niñas y niños quemados.

 

Las acciones de dicha comisión incluyen, además de campañas de concientización, brindar atención a la población salvadoreña en los lugares donde se vende pólvora.

 

“Evitemos, en primer lugar, la quema de la pólvora, pero si la vamos a mantener que la realicen los adultos, y si de alguna manera van a permitir que un niño participe entonces que lo hagan con un gran cuidado”, agregó el ministro.

 

Enfatizó que la población debe estar consciente que no hay ningún material pirotécnico seguro.

 

Sonsonate, 19 de diciembre de 2015.