Print Friendly
  • Titulares del Ejecutivo reiteraron que solo el sector privado ha generado más de 3,500 empleos en un año. Lamentaron que la ASI haya hecho un mal uso de las estadísticas de empleo del ISSS para afirmar que los trabajos formales disminuyeron.

 

El país ha registrado un incremento en el número de empleo formales por un número de 4,075 nuevos trabajadores y trabajadoras inscritas en planilla entre septiembre de 2016 y septiembre de 2017, aseguraron este jueves titulares de distintas carteras de gobierno en una conferencia de prensa brindada en Casa Presidencial.

 

El director del Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS), Ricardo Cea; la ministra de Trabajo, Sandra Guevara; el presidente del Banco Central de Reserva (BCR), Óscar Cabrera; y los secretarios de transparencia, Marcos Rodríguez, y de comunicaciones, Eugenio Chicas, salieron al paso de los recientes señalamientos de la Asociación Salvadoreña de Industriales (ASI), que ha asegurado que el empleo formal ha disminuido este año.

 

Los funcionarios advirtieron sobre el uso inadecuado de las estadísticas proporcionadas por el ISSS -principal referente en el país sobre el comportamiento del empleo- por parte de la gremial empresarial

 

Explicaron que la ASI basa sus afirmaciones en los datos sobre el pago de cotizaciones a la institución por parte de los empleadores y no en los datos sobre los trabajadores inscritos en planilla, que es mucho más preciso.

 

Así, mientras la gremial señala que hubo una disminución de más de 5 mil empleos a septiembre de 2017, los datos referidos al número de empleados inscritos en planilla confirman, al contrario, que a ese mes hubo un incremento de 3,501 empleos en el sector privado y de 574 en el sector público, para un total de 4,075 empleos más a septiembre de 2017 con respecto a septiembre de 2016.

 

“La variable de cotizantes tiene por lo menos un defecto: que los empleadores informan al ISSS de los trabajadores que tienen en planilla, pero no pagan [sus cotizaciones] necesariamente en la fecha inmediata, sino que la ley les otorga dos meses para pagar y hay empleadores que pagan con posterioridad pagando una multa”, aseguró el secretario de transparencia.

 

“¿Cuál es el problema de medición de la ASI? es que comparó el último reporte del empleo en el 2016 contra el pago de la cotización que se hizo en el 2017”, explicó.

 

“No se están perdiendo empleos, lo que sucede es que la cotización todavía no se pagó por una parte de los empleadores, hay un atraso en el pago de cotizaciones”, añadió.

 

Por su parte, el director del ISSS defendió el dato basado en la cantidad de trabajadores registrados en planilla, asegurando que son los empleadores y no la institución los que brindan este número.

 

“Todos los meses, un patrono presenta a través de la oficina virtual del ISSS una planilla y en esa planilla determina cuántos trabajadores tiene (…) Esas personas que presentan en planilla el empleador, no son datos que da el ISSS, sino que es el empleador el que coloca en la planilla el número de trabajadores”, subrayó.

 

El presidente del BCR se expresó en similares términos: “Como analista económico, al BCR le interesa los trabajadores reportados en planilla, es la variable que mide el empleo, los trabajadores cotizantes es más un registro administrativo, es un registro que a quien interesa es al ISSS”, dijo.

 

El director del ISSS informó que, a octubre de este año, el sector privado tiene una mora por cotizaciones que asciende a $75,013,421.20.

 

El funcionario aseguró que para evitar confusiones como las generadas a partir de las declaraciones de la ASI, el ISSS ha decidido iniciar a partir del próximo año una presentación pública sobre los informes de coyuntura que emite -en los cuales incluye los datos de cotizantes y de empleados en planilla-, que hasta el momento solo son publicados.

 

De igual forma, la ministra de trabajo indicó que a partir de 2018 se pondrá en marcha un sistema de indicadores del mercado laboral, en cuya construcción participarán instituciones como el BCR, la Dirección General de Estadísticas y Censos, el Ministerio de Trabajo y el ISSS, para proveer una base de datos sobre el empleo más certera que permita orientar de mejor manera las políticas públicas sobre la generación de trabajos.

 

 

San Salvador, 21 de diciembre de 2017.